El Comercio
img
Hablemos del paro.
img
Jose Manuel Balbuena | 08-07-2017 | 05:39

unknown

En esta legislatura se habla poco (o nada) sobre empleo. Tal parece que la solución al paro venga a través de la creación de ayudas a granel, y no mediante la implementación de puestos de trabajo como debería ser. Según los datos del Observatorio Socioeconómico Local en junio había registrados en Gijón 22.328 parados. Una cifra muy inferior a la que se produjo en 2012 –se llegó a sobrepasar con creces la línea roja de los 30.000- pero todavía excesivamente alta. Buena prueba, sin duda, de que la recuperación en nuestra ciudad (y Asturias) es lenta. Demasiado lenta como para pensar que ha llegado una bonanza económica, al igual que sucede en el resto de España. De hecho, estamos a años luz de los registros de actividad que tuvimos al principio de la crisis: había poco más de 15.000 parados. El camino que nos queda por recorrer, pues, es bastante largo. Sin embargo, digo, es como si en los nuevos tiempos que vivimos esto no fuese importante. Antiguamente, las políticas municipales de empleo eran activas. Buscaban –dentro de lo que es la limitación lógica en las competencias a nivel local- tratar de combatir el paro mediante el impulso de la actividad económica. Ahora, desgraciadamente, las cosas se ven de otra manera. Resulta más importante poner en marcha el subsidio correspondiente que sumar puestos de trabajo. Así de claro. Vean si no la medida estrella que se ha diseñado para tratar de combatir el desempleo durante este año: la renta social municipal. El objetivo prioritario está en mostrar que van ya 3.244 solicitudes y la máxima preocupación en que se empiecen a pagar. Es más, a sus creadores –Xixón Sí Puede e IU- incluso esto les resulta insuficiente. Quieren a muchos más ciudadanos apuntados en este subsidio –estiman que sobre 5.000- y hacer de esta manera un Gijón subvencionado hasta los tuétanos. Pregunto, ¿acaso hemos visto hacer algo desde el Consistorio para contener la desindustrialización que sufrimos? ¿Acaso hemos visto alguna alternativa desde que Suzuki cerró (o Gijón Fabril, o Tenneco) y una pléyade de pequeñas empresas que se fueron al carajo? Les pongo otro ejemplo. Antes los planes de empleo tenían un peso muy importante dentro del Ayuntamiento. Si recuerdan, el plan Piles –con sus partidarios y detractores- era el eje principal de las políticas contra el desempleo. A día de hoy, en cambio, se ven como un problema. Les llueven las demandas por parte de sus trabajadores y los municipios –uno de ellos el nuestro- se lo piensan dos veces antes de ponerlos en marcha. Lo dicho: parece ser más importante dar un pez para comer, que no la caña.

 

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 03-10-2017 | 14:34 en:
Desbordados.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor