El Comercio
img
El nuevo talante.
img
Jose Manuel Balbuena | 11-07-2017 | 04:22

images

Hacía tiempo que no veíamos por Gijón esa imagen. Me refiero al acto protocolario del inicio de las obras del desdoblamiento de la carretera GJ-10 que tuvo lugar el sábado. Allí estuvo presente el ministro de Fomento, consejero de Infraestructuras del Principado, delegado del Gobierno, Alcaldesa, senadores, diputados autonómicos, nacionales, concejales… Una pléyade de cargos que no se reunían en esta ciudad desde hacía muchos años. Lo que se dice, una primera piedra inaugurada a la antigua usanza y como Dios manda. Faltó, eso sí, la correspondiente carpa con el ágape, pero, sin duda, hubiese sido excesivo. Las cosas siguen sin estar para demasiadas fanfarrias. Ahora bien, el descubrimiento del hito kilométrico se hizo con todas las de la ley y los anuncios políticos –como el del ministro, Iñigo de la Serna, sobre el vial de Jove- también. La verdad, da gusto que en nuestro trozo de paraíso natural se pongan en marcha infraestructuras tan necesarias. Es decir, de las que funcionan porque de las que no ya tenemos de sobra. Hagan memoria: depuradora ilegal, regasificadora sin uso o zona de actividades logísticas donde crecen plumeros de la Pampa por doquier. En fin… Hoy es también un día muy importante para Gijón: quedará aprobado el plan de vías en su nueva versión. Un proyecto –creo que el más esperado- que será ratificado en el consejo de administración de la sociedad Gijón al Norte. Después de mil y una peripecias, zancadillas, idas y venidas todo el mundo está de acuerdo. Tanto que se respira otro ambiente. Se vio incluso en la inauguración antes mencionada, donde reinó el buen rollo entre las administraciones. Fomento, Gobierno asturiano y Ayuntamiento parecen ya no estar a la gresca. El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, ha traído consigo un nuevo talante que antes no existía. Recuerdo perfectamente cuando la anterior consejera, Belén Fernández, aprovechaba cualquier acto para lanzar dardos. Hacer política de bajo nivel y crear mal ambiente. Con Lastra esto se ha acabado y buena prueba de ello es que el bloqueo al plan de vías, apenas duró unos días desde que accedió al cargo. Fue venir De la Serna el pasado 22 de junio anunciando una inversión millonaria y el Principado cambió radicalmente de postura. Todo ello, pese a que la estación se va a ubicar en el entorno del Museo de Ferrocarril y no en Moreda. Nudo gordiano que parecía insalvable con la ex consejera, adherida siempre a un plan (el conocido como “plan Junquera”) que estaba muerto y pendiente de enterrar. Ahora, digo, la situación es muy diferente y sólo tengo que añadir una cosa: que siga así.

 

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 31-03-2017 | 21:30 en:
Nos la cuelan.
kika47_1390494074313 26-03-2017 | 09:43 en:
¡Vaya semanita!

Etiquetas

Otros Blogs de Autor