El Comercio
img
La falsa moneda.
img
Jose Manuel Balbuena | 13-07-2017 | 11:38

downloadTal parece que la Alcaldía de Gijón, en esta pre campaña de primarias en la Federación Socialista Asturiana, fuese eso: la falsa moneda «que de mano en mano va», como dice la conocida canción. Veamos. La cosa empezó con una carta del presidente del Principado, Javier Fernández, dirigida a IU y Podemos. En la misma, aparte de ofertas para el diálogo a nivel asturiano, se hacía mención expresa a la situación del ayuntamiento gijonés. Animaba Fernández a desalojar a Foro porque, a su juicio, «no hay explicación política razonable que justifique que Gijón, la mayor ciudad de Asturias, esté gobernada por la derecha cuando el PSOE, Xixón Sí Puede e Izquierda Unida suman mayoría suficiente para construir una alternativa». Posteriormente, Adrián Barbón, el candidato de Pedro Sánchez, dijo que una de las primeras medidas que tomaría en el caso de llegar a la secretaría general, sería sentarse a negociar para intentar formar tripartito en la ciudad. A José María Pérez, el candidato «oficialista», esto no le sentó muy bien. Es más, le recriminó no haber consultado con los militantes gijoneses sobre la situación en el municipio. Observen la paradoja. A Pérez el que Javier Fernández ofreciese como objetivo un gobierno municipal a tres, no le pareció mal en absoluto. Qué sepamos, se quedó mudo. Sin embargo, cuando es Barbón quien lo hace lo critica y da consejos: «Es imprescindible entender lo que pasa en cada territorio». Curioso, ¿no? Pues bien, a esta entelequia se han sumado también los otros dos actores: Xixón Sí Puede (la marca local de Podemos) e IU. Los primeros, ya han sostenido por activa y pasiva que no se dan las condiciones para ello. Mario Suárez del Fueyo, su portavoz municipal, lo decía bien claro hace poco en un artículo publicado en estas mismas páginas. «Las circunstancias políticas para un pacto no han variado ni lo más mínimo». O dicho de otra forma: no quieren hacerse corresponsables de los errores de 32 años de gobierno del PSOE en la ciudad. Y vaya si los hay: Plan General de Ordenación anulado dos veces, escándalos en la Empresa Municipal de Aguas, sobrecostes de El Musel, etcétera. Por su parte, Aurelio Martín, el edil de IU, en una entrevista publicada ayer comentaba: «Hay un tiempo para todo, el de la moción de censura ya ha pasado». Todo ello mientras sacaba pecho por una encuesta interna que, ¡oh milagro!, les duplica el número de concejales. Volvemos, pues, a lo de la folclórica copla: «y a ninguno le interesa». Epílogo final: estamos ante una serpiente de verano en toda regla. Fuegos artificiales de agosto adelantados sobre la bahía de San Lorenzo. De tripartito en Gijón, ya lo verán, nada de nada.

 

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 03-10-2017 | 14:34 en:
Desbordados.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor