El Comercio
img
Será por dinero.
img
Jose Manuel Balbuena | 07-10-2017 | 05:07

imagesLa concejala de IU, Ana Castaño, lo dejaba claro: nuestro Ayuntamiento va a tener un problema de financiación en poco tiempo. Mientras los ingresos han bajado un 7,11% (la vaca ya no da más leche), los gastos han aumentado en un 3,11% (subvencionarlo todo es lo que tiene). Sostiene que a este ritmo resulta imposible poder mantener los servicios existentes ni, por supuesto, crear más. Entiende, pues, que se debe pensar en buscar nuevas fuentes de financiación. Tanto IU como Xixón Sí Puede (XSP) propusieron para ello subir hasta el infinito y más allá el llamado IBI diferenciado: gravar con saña a los inmuebles cuyo valor catastral superase el millón de euros. Los más afectados resultaban ser centros comerciales y el propio Consistorio por las cocheras de EMTUSA. Resultado: si se hubiese puesto en marcha, al pequeño comercio que alberga estos grandes supermercados, le subirían los arrendamientos en la misma proporción: más del doble. Como ven, una medida ideal para favorecer el empleo y la economía local. Menos mal que el PSOE, en ataque de cordura a última hora, dio marcha atrás. Nuestra alcaldesa, Carmen Moriyón, promete «seguir bajando gasto corriente y deuda». Pregunto, ¿cómo? Si lo que se ha hecho año tras año es justo lo contrario, es decir, aumentar las partidas estructurales, ¿de qué manera piensa seguir bajando ese gasto corriente? ¿Consumiendo menos material de oficina quizá? Porque, ya me dirán, si la medida estrella de esta legislatura, la famosa renta social municipal, se ha implantado con todas las de la ley, ¿acaso alguien cree que su cuantía se va a estabilizar o dejar de crecer? ¿Acaso se va a dejar tiradas a las 3.867 personas que de momento la han solicitado? Además, lo de rebajar la deuda a la vez parece casi la cuadratura del círculo. Primero, porque eso produce urticaria en la izquierda que siempre ha considerado que era regalar dinero a los bancos. Y segundo, no va haber recursos. Se los va tragar todos el famoso «rescate ciudadano» puesto en marcha de facto por IU y XSP. En este Gijón subvencionado, donde nuestro Ayuntamiento es el gran motor de la economía con sus ayudas, ¿en quién se piensa a la hora de rebajar el gasto? ¿En las rehabilitaciones de edificios para que se hundan las constructoras? ¿En los que disfrutan de las ayudas energéticas para que pasen frío cuando llega el invierno? ¿En los que se les paga una parte de la renta para que se queden sin techo? Dice Moriyón que sus ediles van a tener que «rendir al 120%». Cierto, tendrán que hacer auténtica magia para lograr que la oposición apruebe las ordenanzas fiscales. La de Harry Potter como poco.

 

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 03-10-2017 | 14:34 en:
Desbordados.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor