El Comercio
img
Habas contadas.
img
Jose Manuel Balbuena | 30-11-2017 | 05:52

29746818-624x401Decir que el presupuesto que ha presentado el Gobierno del Principado es eminentemente social, sería una redundancia. Una obviedad en toda regla. Todos los planteados hasta la fecha, desde que llegó la crisis en 2008, vienen siéndolo sin discusión alguna. Se limitan a mantener el sistema en funcionamiento y poca cosa más. Me refiero, claro, a la sanidad, educación y bienestar social que son el meollo de la cuestión. Los ejes sobre los cuales gira el sistema autonómico asturiano. La salud, en las cuentas para el año que viene, se lleva el 38% del total. Se destinan a ella 1.709 millones de euros con un incremento de 30 millones sobre el ejercicio actual. Sumadas las tres partidas consideradas sociales representan el 66% del total de gasto. A partir de ahí ya me dirán qué más se puede hacer. Imagínense que en cualquier hogar dos de cada tres euros que entran, están comprometidos de antemano antes de empezar el mes. El margen que quedaría es corto, demasiado estrecho como para pensar que se pueden llevar a cabo otras cosas. Por ejemplo, no sé, renovar ese viejo sofá del salón al que se le saltan los muelles. Por ello y en consecuencia, lo que llama también la atención es el alto crecimiento en el pago de la deuda (casi 100 millones más en amortizaciones e intereses). Sube hasta los 643 millones de euros en 2018 y si me apuran, seguro, acabará duplicando a la inversión productiva. Es lógico pensar que, si los ingresos se mantienen estables y el gasto estructural no para de crecer, sea así. De hecho, su importe es superior al dinero disponible de la mayoría de las consejerías. En concreto, la «consejería de la deuda» sería la tercera en volumen dentro del esquema de distribución de recursos. Exactamente igual que el salario social cuya cuantía va a ser de 120 millones de euros anuales y subiendo. Está previsto un incremento de 15 millones, para que unas 1.500 familias más se integren en el sistema. Volvemos a lo mismo. Según los técnicos, aproximadamente unas 45.000 personas están vinculadas a él en nuestro paraíso natural. Sería con diferencia un concejo medio tirando a grande. Para que se den una idea, con mayor población incluso que Mieres. Pues bien, así y todo, constando que este proyecto no puede ser más social, todavía se pretende darle una vuelta de tuerca. Los tiros en la negociación tanto con IU como con Podemos vienen por ahí. Sumar más gasto fijo y, por tanto, mayor deuda, puesto que no se espera ninguna explosión económica que dispare los ingresos del Principado. Es más, si me apuran podemos ir a menos dentro del nuevo sistema de financiación estatal que está por negociar. Habas contadas y punto.

Últimos Comentarios

albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor