El Comercio
img
O municipal, o nada.
img
Jose Manuel Balbuena | 02-12-2017 | 08:53

imagen-quay-29679572-kqzd-624x416el-comercioNuestro Ayuntamiento está de compras inmobiliarias. O al menos, eso parece. Hace poco supimos por estas mismas páginas que tenía en el punto de mira la sede histórica de la Autoridad Portuaria, inmueble noble donde los haya situado en la calle Claudio Alvargonzález. La oferta se situaría en torno a los 2,9 millones de euros, tras el intento fallido de venta desde hace cinco años y por 3,5 millones. Es más, ahí se barajó la posibilidad de que se instalase un establecimiento hotelero de lujo y hasta hubo un inversor interesado en ello. Ahora bien, se frustró ante la reiterada negativa de Puertos del Estado a negociar precio y condiciones. Resultado: se encuentra tirado y sin uso desde 2012. Viendo las gaviotas pasar. Cosa que, por lo visto, el equipo de gobierno quiere solucionar centralizando allí diversos servicios. Anteriormente, se había adquirido también al mismo vendedor Quinta La Vega: construcción decimonónica formada por edificio principal, caballerizas y jardines. La compraventa se firmó por 1,3 millones de euros, a lo que hay que sumar, de momento, 429.000 euros en reformas. Todo ello, para albergar empresas de las denominadas «economía verde y azul», o sea, vinculadas al mar. Pues bien, a la vista de esto, podemos llegar a la conclusión de que cualquier inmueble importante en esta ciudad: o acaba siendo público, o no es nada. Vean si no. La antigua Escuela de Comercio albergó una escuela de negocios privada. Tras su fracaso tuvo que ser el Ayuntamiento quien la reformara para diversas actividades, porque nadie se interesó en explotar tan magnánima construcción. Al antiguo edificio judicial sito en la calle Decano Prendes Pando, le pasa un tanto de lo mismo. Es propiedad del Principado y no se lo pueden colocar a nadie. Nota: igual pica el Ayuntamiento, especialista en aligerar «activos ociosos» de los demás. La Casa Sindical también fue objeto de interés por parte de «inversiones inmobiliarias municipales», pero al final se desestimó. La sede de la Policía local irá en una nueva y flamante edificación, completamente opuesta a la destartalada propiedad estatal. Y como guinda del pastel, las parcelas del plan de vías no encuentran comprador ni a tiros. Resumiendo: la iniciativa privada no se ve en Gijón ni por asomo. Ya me dirán, si lo suyo, lo más conveniente, es que en la sede portuaria hubiese ese hotel cinco estrellas, en Quinta La Vega una fundación privada, por ejemplo, o en los antiguos juzgados, no sé, las oficinas de una compañía multinacional. Sin embargo, nada de eso sucede. La inversión ni aparece por esta ciudad. O dicho de otra forma: como no lo compre el Ayuntamiento… ahí queda.

 

Últimos Comentarios

albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor