El Comercio
img
Panorama demencial.
img
Jose Manuel Balbuena | 05-01-2018 | 10:59

combo-politica-u4022192495md-624x385el-comercio-elcomercioDa la impresión de que esta legislatura se ha acabado y no queda nada más por hacer. Tal parece, digo, que los partidos políticos asturianos están ya inmersos de lleno en una larga y tediosa campaña electoral, sin que, en apariencia, nadie vaya a preocuparse demasiado por nuestro paraíso natural hasta los comicios autonómicos. Dicho de otra forma: todo el mundo actúa como si las elecciones fuesen mañana, pero falta casi año y medio. Los socialistas, por lo visto, discuten más sobre sus procesos y guerras internas, que acerca de las acciones a realizar desde el Gobierno. Es más, esa negociación fallida de los presupuestos ha sido como la bajada del telón en una obra teatral. Fin. Ahora, lo que toca es ver quién encabeza el sector oficial, frente al crítico y viceversa. Si los «sanchistas» vuelven a ganar a los «susanistas» y revivir la batalla entre ambos por enésima vez. Su secretario general, Adrián Barbón, incluso se permite el lujo de hablar sin tapujos de unas listas que, según dice, serán objeto de una profunda renovación donde «debe notarse que lo del cambio va en serio». Interpretación: va a borrar del mapa cualquier atisbo de Javier Fernández. Fernando Lastra, el consejero de Infraestructuras del Principado, tal y como pudimos leer en estas mismas páginas, se deja querer para encabezar una candidatura alternativa frente a los «oficialistas». Ojo, todo ello pese a que las primarias en la FSA no están previstas hasta octubre o noviembre de este año. Lo dicho: nos vamos a aburrir. Ciudadanos, por su parte, a lomos de ese caballo victorioso llamado Cataluña, ya ha comenzado también su particular carrera electoral. En este caso, encabezada por Ignacio Prendes, el diputado nacional y vicepresidente del Congreso, que de forma descarada se postula como candidato. A su vez, Foro busca soluciones como la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, para sus listas. Podemos sigue con ese debate interno que no cesa desde la renovación del liderazgo de Daniel Ripa. IU deshoja la margarita: o voy con la formación morada, o solo. Y el PP, faltaría, se siente ganador antes de que llegue mayo del 2019. Ya saben, lo de la piel del oso. En definitiva, que Asturias queda como en el poema de Pedro Garfias, más conocido por la canción de Victor Manuel, «sola en mitad de la tierra». Con dieciocho meses a la deriva: sin rumbo, ni timonel. A la suerte de una economía, tal y como se señala en tres informes económicos distintos, que va a crecer menos que el resto de España. Con un parlamento incapaz de llegar a acuerdos y 76.547 parados que todavía buscan un empleo. Resumiendo, panorama demencial el que tenemos por delante.

 

Últimos Comentarios

albertoperez 30-12-2017 | 18:44 en:
La gloria del empeño.
albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Otros Blogs de Autor