El Comercio
img
Ni primos, ni hermanos.
img
Jose Manuel Balbuena | 06-01-2018 | 06:42

mercedes-fernandez-brindis-ktfc-984x468el-comercioSorprende las tensas relaciones que están viviendo Foro y el PP gijonés. No es que nunca, la verdad, fueran buenas. Vamos, que jamás se consideraron ni primos, ni hermanos; pero es que ahora el grado de animadversión entre ambos ha subido bastante. Todo ello, teniendo como detonante principal las declaraciones de la presidenta popular, Mercedes Fernández, durante el brindis navideño en Gijón. Dijo, refiriéndose a Carmen Moriyón, «los alcaldes y alcaldesas que quieren a su ciudad y que quieren unos presupuestos aprobados porque así tienen más recursos y por tanto más inversiones y más ayudas sociales, tienen que tener el coraje político de echar un órdago y vincular a través de una cuestión de confianza los presupuestos». O dicho de forma: cree que Foro debe pasar por el tamiz de un Consistorio fragmentado en seis grupos con todo lo que ello significa. Es decir, que planteada esa cuestión de confianza habría un mes para la investidura de un candidato alternativo y en caso no presentarse, tendríamos presupuestos. Ahora bien, sin duda, la izquierda y más con los nuevos tiempos que viven los socialistas, no dejaría pasar de nuevo esta oportunidad de oro. Probablemente, fuese éste el hecho que les llevase a intentar gobernar lo que resta de legislatura. No sé, ¿de verdad es eso lo que quiere «Cherines» para su ciudad? ¿De verdad es eso la que le plantea a un partido del que presuntamente quiere ser socio de nuevo? A esto, el secretario general de Foro, Fernando Couto, respondió a cuchillo. Dijo del PP local que «nunca han sido capaces de ganar nada, ni la confianza de los ciudadanos ni la de los demás partidos». Palabras que sentaron como una bomba entre los populares, con la consiguiente réplica por su parte. Pues bien, lo que llama la atención es que esta animadversión, este ataque directo desde las filas del PP, no se da en Oviedo. Es decir, en el Parlamento asturiano los dos grupos van casi de la mano. Sin embargo, cuando hablamos de Gijón las cosas cambian y mucho. Los enfrentamientos son directos, frontales y a la yugular, principalmente con Carmen Moriyón. Hecho que no se entiende muy bien, puesto que, en múltiples ocasiones, hemos visto que Mercedes Fernández tiene la intención de reeditar la exitosa coalición de ambos en las elecciones generales. Lo ha dicho por activa y pasiva, sin cortarse un pelo. Su estrategia pasa por unir el centro-derecha, de cara a los comicios de 2019. Cosa que, sin duda, no cuadra para nada con esta furia que parece demostrar contra la alcaldesa. Tal parece que la ve más como una rival política, que una posible aliada en el futuro. Sinceramente, no lo entiendo.

@balbuenajm

Últimos Comentarios

albertoperez 30-12-2017 | 18:44 en:
La gloria del empeño.
albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Otros Blogs de Autor