Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

El problema.

pleno-gijon-15-febrero-kff-u50977481666koe-624x385el-comercioAnteayer se publicó el barómetro del CIS. Es decir, el sondeo donde los ciudadanos expresan sus preocupaciones. Según el mismo, tres son los principales problemas que quitan el sueño a los españoles. El paro, la corrupción y la situación política. Pues bien, si esto mismo se consultara en nuestra ciudad, probablemente, el resultado sería muy similar, aunque quizá en otro orden. Los gijoneses estamos muy preocupados por el empleo. Es decir, los 22.250 parados que todavía tiene el municipio y que no acaban de encontrar una salida laboral. ¿Diríamos que luego vendría la corrupción? Hombre, yo creo que no. Entiendo que nuestro trozo de paraíso natural tampoco ha tenido casos graves. Digamos que lo que más podemos achacarles a los políticos en ese sentido ha sido el despilfarro. Obras que se construyeron con una visión faraónica en los años del boom económico -el metrotrén, superpuerto, regasificadora o la ZALIA- y que nunca han llegado a funcionar. Pero, lo que se dice corrupción en términos literales, o sea, de la mordida tradicional y jocunda, podemos considerarnos libres de ella. Afortunadamente, dicho sea de paso. ¿Qué es entonces lo que nos trae por la calle de la amargura? Sin duda, la situación política. Máxime si tenemos en cuenta una legislatura tan desgraciada como la que estamos padeciendo. Recuerden que en la actualidad Gijón está parado. Ni tiene presupuesto, ni se aprobaron las correspondientes modificaciones de crédito para contrarrestar los efectos de la prórroga. A eso hay que sumarle el incumplimiento de la regla de gasto y el consiguiente ajuste que hay que realizar. En resumidas cuentas, mal panorama el que tenemos por delante. Los grupos municipales chocan continuamente entre sí como partículas atómicas y van a seguir así hasta mayo de 2019. De hecho, les voy a aventurar lo que va a pasar. Durante este mes el equipo de gobierno tiene que presentar el plan económico-financiero ante Hacienda. En el mismo, porque no cabe otra, se va a tener que recortar el gasto social. Principal fuente de incumplimiento legal a tenor de sus mismos datos. La izquierda con mayoría en este Ayuntamiento, a la postre, PSOE, IU y Xixón Sí Puede (XSP), va a poner el grito en el cielo. Ni les cuento cuando le hablen a XSP de limar -aunque sea un poco- la renta social municipal. Esto traerá fuertes conflictos porque dicho plan hay que aprobarlo en el Pleno. En Madrid, sin ir más lejos, produjo graves tensiones entre el propio gobierno municipal -dimitió el edil de Economía- que tuvo que volver a elaborarlo hasta cuatro veces. Aquí va a resultar también un camino tortuoso y difícil, mientras la ciudad sigue en este falso bienestar donde no se hace nada. Ahora díganme entonces cuál es nuestro principal problema: exactamente, la política. En concreto, su falta.

@balbuenajm

Temas

ayuntamiento gijón, presupuestos, regla de gasto, renta social municipal

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla

marzo 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031