Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Autopista que no llega.

balearia-u4023511228hh-u501608165483vkc-624x385el-comercio-elcomercioErase una vez un barco que se fue para no volver. Me refiero a nuestra autopista del mar que dejó de operar en septiembre de 2014. Desde entonces, las idas y venidas del proyecto han sido cuantiosas. Desde empresas sin solvencia que pretendían reabrir la línea, a promesas vanas sobre su vuelta que nunca se llegaron a cumplir. El caso es que ahora nos encontramos con una naviera de postín interesada, eso sí, pero no a cualquier precio. Tal y como había dicho el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, Balearia optó el pasado sábado a una subvención comunitaria a través de las ayudas CEF (Fondos Conectar Europa). Las mismas están pensadas para impulsar el uso del gas natural licuado (GLN) como combustible para buques. Su importe es de un máximo del 20% de la inversión que ascendería aproximadamente a doce millones de euros. El coste estimado en transformar el motor del barco para el uso del GLN, energía limpia no contaminante. Sin embargo, a la naviera balear esto le parece poco. Considera que también debe de haber subvenciones específicas a la reapertura de la autopista, tal y como en su día tuvo el programa comunitario Marco Polo II. Recordemos que el mismo aportó 30 millones de euros durante cuatro años -el tiempo que estuvo abierta nuestra conexión con Nantes- a través de los gobiernos de Francia y España. Ahora Balearia, claro, quiere algo similar para los primeros años de funcionamiento. De la Serna ya advirtió de que la cosa está cogida con alfileres. Dicho de otra forma: que los números no están tan holgados como para que haya una lluvia de peticiones. O sea, que como no acepte esta empresa poner en marcha de nuevo la línea, nadie lo va a hacer. Es más, en caso de que al final pueda llevarse a cabo no se haría realidad como pronto hasta el último trimestre de 2018, fecha en la que está prevista la resolución de las ayudas comunitarias. Pues bien, vistos todos estos condicionantes no podemos ser optimistas ni mucho menos. Balearia quiere subvenciones cuando ya no existen. Digamos que todas se las comió LDLines, la anterior concesionaria del servicio. Además, tal y como admite el propio ministro, el margen de rentabilidad es tan estrecho que nadie puede garantizar su continuidad. Igual asistimos a una peripecia como la anterior: mantengo abierto el servicio mientras existan ayudas y luego… No sé, a mí me parece que en el 2010 se perdió una oportunidad de oro para consolidar esta conexión marítima. Había de todo: acuerdo de gobiernos para impulsarla, dinero y voluntad. La situación actual es completamente distinta. Los gobiernos son timoratos respecto a su reapertura, dinero no hay y voluntad la justa. Autopista que no llega… ni llegará, me temo.

@balbuenajm

Temas

autopista del mar, balearia, El Musel, Ministerio de Fomento

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

abril 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30