Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Santo Súbito.

adrian-barbon-psoe-asturias-u402219249hgh-u501855812396dlf-624x385el-comercio-elcomercioAdrián Barbón ha utilizado la misma fórmula que algunos papas para acceder a la santidad: por petición popular. El de Laviana ya tenía la bendición del jefe, o sea, Pedro Sánchez, quien no dudó en señalarlo como el elegido. También la de la vicesecretaria general, Adriana Lastra, que lo canonizó como «líder indiscutible» del socialismo asturiano. ¿Qué le faltaba, pues, a Barbón para ser el candidato oficial del PSOE a las elecciones en el Principado? Solamente el respaldo de la militancia. El que se lo pidiera el pueblo. Y eso, sin duda, lo han hecho por mayoría aplastante durante las asambleas informativas realizadas por Asturias. Todas las agrupaciones y por unanimidad le han hecho ver que «se debe a los afiliados y tiene la obligación de presentarse». Círculo cerrado. Adrián Barbón sólo tendrá que pasar el trámite de presentar los avales necesarios, puesto que el llamado sector crítico se encuentra en horas bajas. Muy bajas, diría yo. Con la moral por los suelos y sobrepasado por la marea «sanchista» que lo desborda todo. A pesar de que hubo intentos y reuniones de cara a presentarse a las primarias, al final, los llamados «susanistas», han plegado velas. Se han visto engullidos por esa ola -¡qué digo, tsunami!- que está arrasando en la Federación Socialista Asturiana (FSA). Sin duda, competir contra Barbón hubiese sido inútil y estéril. Prácticamente, un suicido político. Los tiempos en el PSOE son otros y no se puede ir contra ellos.

Además, el «Santo súbito» que ha recibido el secretario general asturiano posee otras cualidades milagrosas: le redime de sus pecados. Como saben, había dicho en multitud de ocasiones que no presentaría su candidatura al Principado. Pretendía, en esa especie de pureza ideológica en la que siempre se mueve el «sanchismo», conservar la bicefalia dentro del partido. Fórmula considerada perfecta para mantener la independencia, tanto de la FSA como la de un futuro ejecutivo. Sin embargo, a un mandamiento de las bases nadie se puede sustraer ni poner de perfil. Por tanto, el desliz queda borrado y pelillos a la mar. Ahora a luchar por conseguir unos buenos resultados, que no es poco. El nuevo PSOE, según la última encuesta del CIS, no acaba de despegar. Incluso recibe un «sorpasso» por parte de Ciudadanos. Algo bastante improbable en nuestro paraíso natural, pero significativo en cuanto a que el voto va a estar todavía más repartido. Mayor fragmentación y la necesidad de forjar alianzas para quien quiera gobernar. Es más, no le va a ser fácil reeditar un gobierno del PSOE, no sólo por esa falta de empuje de Madrid, sino también porque tendrá que pactar y mucho. De momento, ya ven, ha conseguido salir airoso en la batalla de las primarias sin desgaste alguno.

@balbuenajm

Temas

Adrián Barbón, FSA, pedro sánchez, primarias PSOE, sanchismo

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031