El Comercio
img
Autor: balbuena2222
Contrasentidos.
img
Jose Manuel Balbuena | 26-10-2007 | 11:28| 0

Comenzábamos la semana con el primo de Rajoy. Sí, ese hombre que, gracias a sus comentarios sobre el cambio climático, se ha hecho más famoso que el de Zumosol. Seguíamos con la visita de Al Gore quien, en todas sus conferencias por España, aseguró que nuestro país es el más vulnerable al efecto del cambio climático dentro de Europa (me temo que también debe decir lo mismo en Noruega, Australia o el Principado de Mónaco). Preguntado sobre las opiniones de Rajoy (y su primo, claro) no quiso comentar nada. Sólo apuntó que hay gente que todavía cree que la tierra no es redonda, con lo cual, obviamente, lo dijo todo. De aquí, desde Gijón para ser más concreto, el ex vicepresidente viajó a París para apoyar a Sarkozy en su plan ecologista. Éste pretende poner en práctica medidas como: gravar los productos de países que no suscriban el protocolo de kioto (o sea, Al Gore apoyando que le pongan más impuestos a las exportaciones de su país), o no construir más autopistas para fomentar que los ciudadanos utilicen el transporte público (menos mal que no es asturiano, sino, con el síndrome que tenemos nosotros con lo de las comunicaciones, le colgamos de un eucalipto). Mientras tanto, nuestros Ayuntamientos adelantan la Navidad. Apenas estamos acabando octubre y ya ponen en marcha la iluminación navideña con su consiguiente fanfarria. La época de más consumo del año se quiere extender, ojo, no ya durante diciembre y enero, sino también a noviembre. En fin…

Ver Post >
Homínido al descubierto.
img
Jose Manuel Balbuena | 25-10-2007 | 9:03| 0

Sólo con ver por televisión las reacciones del sujeto que perpetró una agresión racista contra una joven ecuatoriana, uno se da cuenta de su culpabilidad. Ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre si se consideraba racista, la primera vez se mostró tranquilo. Repitió que no, que él no era racista ni nada de eso, que no tenía nada que ver. La segunda, en cambio, subió el tono de voz. Desafió a la cámara y volvió erre que erre con su argumentación de chico bueno. Y a la tercera… estalló. El homínido que lleva dentro salió de forma impetuosa. Las venas de su cuello se hincharon, los puños apretados, la voz irritada por la ira. Gritó una y otra vez ante los micrófonos que no era racista, que eso era cosa de los periodistas. Para él, todo se justifica porque estaba borracho y ni siquiera recuerda lo que había hecho. Cuando, ya saben, como dice el aforismo, los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. Hacen, en definitiva, lo que llevan grabado en su interior. En fin, no merece mucho más comentario que el repudio total y absoluto hacia semejante individuo. Por otra parte, mal. Muy mal la fiscalía de Barcelona por no darse cuenta a tiempo de la gravedad de los hechos. “Justicia tardía, justicia baldía”, que dice el refrán.

Ver Post >
Ser juez.
img
Jose Manuel Balbuena | 24-10-2007 | 9:21| 0

A mí, con ciertas matizaciones, no me parece mal la propuesta que realizó el ministro de Justicia sobre la reforma del sistema de acceso a la judicatura. Es un hecho, sólo hace falta darse una vuelta por los juzgados, que el número de jueces es insuficiente. Cada día, no sólo se tienen más pleitos, sino que además se crean juzgados específicos (para temas de alquiler, por ejemplo). Que una persona lleve cinco años y medio de su vida preparando oposiciones, hombre, la verdad, desanima. Que esto es una causa por la cual han bajado a casi la mitad el número de opositores, también. Ahora bien, “pescar”, como dice el Ministro Bermejo,”en los mismos caladeros que los despachos de abogados”; es más discutible. No entiendo muy bien porqué, según pretende con su reforma, sólo opten a la carrera judicial los mejores expedientes académicos. Estos, a la postre, demuestran que tienen una gran capacidad de estudio y, si quieren, son los más aptos a la hora de practicar la docencia. pero, claro, nada tiene que ver eso con la vida laboral. Seguramente, entre expedientes medios, también se encuentren estupendos jueces que, quizá no tengan notas muy altas, pero sí la habilidad de comprender e impartir justicia. Puede, digo yo, que la clave esté en acortar el proceso de oposición para que, entiendo, todo el que quiera, pueda presentarse. Por lo demás, cosas comentadas por el Ministro como “Me gustaría que pasasen un tiempo en los servicios de urgencia de los hospitales para que se den cuenta del valor de la vida”, en fin, forma parte de sus “mundos de Yupi”.

Ver Post >
Monseñor Setién.
img
Jose Manuel Balbuena | 23-10-2007 | 8:55| 0

El polémico obispo, según sabemos desde hace poco, acaba de sacar un libro sobre sus vivencias dentro del conflicto que vive Euskadi. De la entrevista previa, publicada este fin de semana por un diario madrileño, pueden sacarse cosas interesantes que dan idea de cómo, todavía, a fecha de hoy, algunos ven la situación. Cuando le preguntan sobre ETA y sus motivaciones dice textualmente, “En el fondo, los miembros de ETA son revolucionarios”. Palabras que, desmenuzando la información, utiliza para responder a una pregunta sobre dónde hunde sus raíces el terrorismo. La idea, por otra parte, no es nueva. Casi todos sabemos que, después de la independencia, el siguiente paso por parte de los terroristas será imponer un sistema totalitario donde se tendrá que pensar, hablar y vivir como ellos digan. No dudarán en usar las cárceles -cuando no el asesinato- para lograrlo. Y eso, por lo menos a mí, me parece bastante claro. Ahora bien, me sorprende que José María Setién no diga nada sobre cuál es el significado de una revolución. Normalmente, las mismas se solían producir por dos motivos: uno, las desigualdades sociales y dos, la falta de libertad. Cuando, en pleno siglo XXI, alguien plantea que en el País Vasco se presentan cualquiera de las dos razones antes aludidas, pues, la verdad, se queda bastante falto de argumentos. Pensar que, hoy en día, en cualquier país de Europa, unos visionarios tengan un modelo de sociedad mejor que el actual, da pavor. Pero, para que vean por dónde van a ir los tiros del nuevo libro del ex obispo de San Sebastián, aquí les dejo otro comentario. Dijo: “Yo no quiero para Euskadi la unicidad de la nación española”. Juzguen ustedes.

Ver Post >
Burócratas hasta la médula.
img
Jose Manuel Balbuena | 22-10-2007 | 9:15| 0

La idea de Europa está profundamente desvirtuada. Ahora mismo, parece la quintaesencia de la burocracia. Lo que en principio comenzó como el desarrollo de un espacio de libertad y crecimiento económico, está resultando ser un conglomerado que se mantiene completamente alejado del ciudadano. Ni lo mira de reojo. Lo último: el tratado que se aprobó en la madrugada del viernes. Recuerden que, por haber fracasado la Constitución Europea, la Unión se encontraba en una especie de “impasse” que duraba ya casi dos años. Esto se solucionó mediante un tratado que, según palabras textuales de sus redactores, “resulta incomprensible para el ciudadano y sólo apto para expertos”. Bien, con estas premisas, ¿cómo quieren que nos enteremos de algo? ¿Para qué nos hacen votar un texto que luego -me refiero a la bobalicona constitución- dejan arrumbado en una esquina? Hay cosas dentro de Europa que siguen sin funcionar. Véase, por ejemplo, la política exterior. Cada vez que existe un conflicto (mírese el caso de la guerra de los Balcanes, o la pugna hispano-marroquí por la isla de Perejil), acaba solucionándolo Estados Unidos. Sólo veo en el actual Parlamento Europeo a un grupo de señores que cobran mucho (en el caso español más de 12 millones de las antiguas pesetas), tienen privilegios (dietas a tutiplén, por ejemplo) y, al final, no hacen nada (se pasan la mitad de la semana en sus respectivos países). O se reforman las instituciones de verdad, o la idea de Europa tal y como una vez fue acabará devorada por el funcionamiento de la maquinaria burocrática.

Ver Post >

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 03-10-2017 | 14:34 en:
Desbordados.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor