El Comercio
img
Cada uno a lo suyo.
img
Jose Manuel Balbuena | 27-12-2016 | 10:59| 0

Hoy se aprueba el presupuesto para 2017. El pescado está todo vendido. Se hará con la abstención de Xixón Sí Puede (XSP) e IU, el voto en contra del PSOE y Ciudadanos, más el favorable de Foro y PP. Actuando, bien es cierto, este último grupo con lo que en política se llama las luces largas. Es decir, no sólo va a dar su apoyo a unas cuentas en las que no cree, sino que mira más allá: un posible pacto electoral con Foro. Una reedición de la coalición que tuvo lugar en las elecciones generales y a la que aspira también a nivel autonómico. Los populares ya han dicho que este presupuesto no les gusta en absoluto. En términos generales, lo rechazan de pleno. Criticaron la instauración de una Renta Social Municipal llamándolo «engendro ilegal», subrayan que carece de inversiones y sólo ahonda en la parálisis de la ciudad. Entonces, pregunto, ¿por qué su voto afirmativo? Si lo hacen por responsabilidad institucional, tal y como aseguran, ¿por qué no se abstienen si el resultado va a ser el mismo, o sea, se va a aprobar igual? Si sólo le han apoyado una de sus quince enmiendas, por cierto, todas menores, ¿por qué quieren seguir a Foro allí donde vaya? No lo duden: aquí cada uno va a lo suyo. XSP e IU lograron transformarlo en un presupuesto ideológico a través de la implantación del Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal. A partir de ahora, Juan García, gijonés medio que paga impuestos y no aspira a obtener ninguna subvención, pasará a ser un bulto sospechoso. Una herramienta con la que financiar un gasto social a granel medido con el criterio de la medalla del amor: hoy más que ayer, pero menos que mañana. El PSOE, por su parte, lo rechaza todo como lleva haciendo durante esta legislatura, Ciudadanos razonó bastante bien su voto negativo aunque sin transcendencia, y Foro está luchando de lleno por la supervivencia. Pasa de las ideologías y le da igual so que arre. Es decir, ha metido en sus cuentas una partida depredadora –la del popurrí de ayudas- que acabará devorándole, aunque eso le da igual. Se va a llevar 7,7 millones de euros en esta primera edición, pero si XSP e IU hubiesen pedido más tampoco importaba. Lo dicho, que vamos a tener presupuesto aunque, para mí, no es ni mucho menos el mejor posible. Se trata de unas cuentas que favorecen al Gijón subvencionado frente al que trabaja. Que abre una brecha enorme entre lo que tendría que ser una sociedad que produce y otra que sólo cree en las ayudas. Entre quienes quieren instaurar un pomposo plan de rescate ciudadano (XSP) y los que pensamos que ya nos salvamos por nosotros mismos. En fin…

Ver Post >
Un cadáver que huele.
img
Jose Manuel Balbuena | 24-12-2016 | 11:11| 0

Lo que está muerto hiede, se corrompe, tiene mal aspecto. Es lo que le pasa al túnel de metrotrén: un cadáver en plena descomposición. Las fotos del enorme tubo inundado sacadas a la luz por Xixón Sí Puede –un tanto que se apunta, sin duda, junto con el video de las roturas del emisario submarino de Peñarrubia- ponen los pelos de punta. No ya sólo porque está lleno de agua y tal parece un canal de piragüismo, sino también por el estado de mantenimiento en general de una obra que costó, ojo, 138 millones de euros. Dicen los geólogos que esto también es una forma de conservación, que inundado se evitan costes de bombeo y no afecta para nada a su estructura. Efectivamente, técnicamente pude ser una forma de embalsamar al muerto, sin embargo, nadie en esta ciudad lo quiere ver así. Más que nada, porque nos recuerda que es un proyecto fallido. Que a su degradación física y abandono se une también la moral. Que han pasado ya diez años desde que finalizó su construcción (2006) y el Ministerio de Fomento no sabe qué hacer con él. Su referencia, el plan de vías, se encuentra parada: inmóvil como una piedra. Ni siquiera sabemos a ciencia cierta dónde va a ir situada la estación intermodal que lo conecta y le da sentido, ni por supuesto, existe algún proyecto serio que nos diga cuáles (y dónde)  van a ser sus paradas a lo largo del recorrido. Lo único que tenemos es un agujero –un gran agujero- que se pudre bajo nuestros pies. Porque, curiosamente, en la visita del nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, apenas se habló de la conexión ferroviaria de esta ciudad. Según parece, se circunscribe todo a que lo que se diga y haga en la sociedad Gijón al Norte: ese monumento a la inutilidad que lleva sin reunirse desde marzo. Por tanto, tenemos túnel de metrotrén inundado para rato. No va a ser esta legislatura, ni siquiera para la que viene, cuando veamos que alguien se preocupe por él. No va a ser, ni mucho menos, esa especie de maravilla de ingeniería que pretendía llevar un suburbano por las entrañas de Gijón hasta el Hospital de Cabueñes. Si acaso, veremos una versión reducida y mínima del mismo. Una suerte de apaño «low cost» que justifique de la mejor forma posible este despropósito. Que lo dejen así otros diez años más que no pasa nada, que siga bajo el agua como si fuese la ciudad de Alejandría. Total, como dicen los Hijos del Hierro en la popular serie Juego de Tronos: lo que está muerto no puede morir.

Feliz Navidad a todos.

 

Ver Post >
Sólo uno (o date por jodido, Iñigo).
img
Jose Manuel Balbuena | 22-12-2016 | 12:09| 0

Vistalegre II, el congreso de Podemos, tiene toda la pinta de que va a ser lo que dice su nombre: divertido, entretenido y tan sumamente alegre que no va a dejar indiferente a nadie. Faltan dos meses para su celebración, será en febrero, y los cuchillos ya están en todo lo alto. Es más, las dos facciones enfrentadas –los partidarios de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón– no paran de lanzarse dardos a través de las redes sociales, que hasta para eso son modernos. Ellos sostienen que este debate digital encarnizado es bueno, que para la vida de un partido resulta estupendo someterlo a semejante tensión. Imaginemos un equipo de fútbol. Seguro que el extremo derecha le dice al central a menudo que no corre. O éste al portero que podía haber hecho más en no sé que gol. Sin embargo, los aficionamos –aunque nos encantaría- ni nos enteramos. Su código interno dice -ay, de quién ose no respetarlo- que los trapos sucios se lavan dentro del vestuario. Podemos, en cambio, es todo lo contrario: a golpe de tuit Pablo e Iñigo (y afines) se destripan públicamente. Incluso Iglesias le manda una especie de carta de amor a Errejón, cuando en política todos sabemos lo que esto significa: date por jodido. Digo más, se cuestiona absolutamente todo. Si las propuestas políticas tienen que ir por separado de las candidaturas o juntas, el formato, la representación de las distintas corrientes (ríos, arroyos y afluentes) que lo integran… A este paso el último enredo vendrá con las sillas. Una parte dirá que son muchas y la otra pocas. Una parte dirá que se quiere dar la imagen de que el pabellón está medio vacío, y la otra que sus seguidores van a estar de pie. Pero, por si esto fuera poco, lo último de Pablo es algo habitual en su manera de hacer política: o conmigo, o contra mí. Dice que si su postura no sale victoriosa dejará de ser secretario general. Cosa, por cierto, que ya hizo en Vistalegre I y le salió bastante bien. Concitó en torno a su figura la mayoría de votos, porque, una endeble organización, necesitaba más que nunca a su militante más mediático. Hasta ahora, yo no he visto en esta confrontación alguna crítica (o solución) hacia unos resultados poco satisfactorios en las últimas generales. A una unión con IU que no ha funcionado. Más bien, la nueva política se torna vieja. Representa una lucha intestina de poder en su forma más clásica. Si Iglesias gana –lo que es más que probable- arrasará con Errejón. Le dejará al margen hasta que se canse y retorne a la universidad, para que el flamante líder brille como único sol. Es, como en la película «Los inmortales», aquello de «sólo puede quedar uno».

Ver Post >
Sísifo y la renta social.
img
Jose Manuel Balbuena | 20-12-2016 | 12:15| 1

No tengo ni la menor duda: la militancia de Xixón Sí Puede (XSP) e IU aprobará el proyecto presupuestario para el año que viene. El comodín del público está garantizado. Además, lo hará por una amplia mayoría y sin titubear. El presupuesto (su presupuesto) no podía haberle salido mejor a Unidos Podemos. Mario Suárez del Fueyo, el portavoz de XSP, lo explicaba así en estas mismas páginas: «la inversión social pasa de los 62 euros por habitante en 2016 a 91, situándose a 9 de alcanzar la excelencia cifrada en 100 euros por habitante, según la Asociación de Gerentes de Servicios Sociales». Todo un logro que ambas formaciones ya han empezado a vender. ¿Qué pueden pensar las bases de XSP e IU? ¿Qué todavía es poco? Pues que no se preocupen. Se llegará a esos 100 euros por habitante y mucho más. Sólo es cuestión de esperar un año, en 2018, y ya  verán cómo se sobrepasa la barrera con creces. Son las cosas que tiene este Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal que han puesto en marcha, ojo, con la inestimable colaboración de Foro. Una acumulación de ayudas –engendro lo llama el PP- que lo único que pretenden es garantizar un sueldo mínimo a cada ciudadano. En Gijón te cuidamos desde la cuna hasta la sepultura, podría ser su leitmotiv. El PSOE, por su parte, no se cree las cifras que da Del Fueyo. Dice que la partida sólo (le parece poco) aumenta un 15%. Es decir, que la inversión social en nuestra ciudad se va a situar en los 19,5 millones de euros –casi el 9% del total- y que no es para tanto. Refuerza, obviamente, con esta guerra de números, lo que ya dijimos hasta la saciedad en esta columna: todo en nuestra ciudad gira en torno a lo social. No hay más. Si su gasto sube hasta el infinito el presupuesto es bueno, si no hay que rehacerlo hasta que sea así. Si una ayuda no tiene bastantes usuarios, como sucedió con las energéticas (luz, gas, etcétera), se vuelve a reformular para crear un universo más amplio de clientes potenciales. No me extraña que XSP repita sin parar que ya ha puesto en marcha su famoso rescate ciudadano. De hecho, yo me siento así: completamente rescatado a base de pagar más impuestos. Porque, como el crecimiento de la Renta Social Municipal va a ser exponencial, es lo que me va a tocar. Este presupuesto que nace ahora lo hace con cargas y gravámenes. El Plan de Emergencia Social es eso: una carga que, como el mito griego de Sísifo y su piedra, habrá que subir a la montaña un ejercicio tras otro. Eso sí, será cada vez más pesada.

Ver Post >
Como un pavo.
img
Jose Manuel Balbuena | 17-12-2016 | 10:56| 0

Anda que le ha costado mucho a Xixón Sí Puede (XSP) e IU salirse con la suya. Ha sido dar una rueda de prensa para exigir la implantación de su renta social municipal, amenazar un poco (sólo un poco) y Foro ha tragado. Yo diría que como un pavo. Es más, ni siquiera se planteó una negociación sobre el importe –no vamos a decir ya en cuanto a los objetivos- de la misma. En principio, los 7,7 millones de euros irán destinados a cubrir casi todas las necesidades de un individuo. Desde las reparaciones de pequeños electrodomésticos, compra de unas gafas, gastos médicos, etcétera. Una casuística tan variada y amplia que esta nueva ayuda debería tener un nombre: el maná municipal. Sin embargo, lo peor, créanme, no es ya que se ponga en marcha aunque exista otra –el salario social del Principado- muy similar y que puede entrar en conflicto, sino lo que va a venir después. Hoy estamos hablando de una cantidad considerable que se van a entregar sin muchos controles burocráticos (IU dixit), pero el próximo presupuesto será más. Y el siguiente mucho más y el siguiente… Así ha sucedido de facto con el salario social del Principado. Este año la partida prevista era de 83,3 millones de euros y se acabaron destinando en torno a 109 millones. Las cuentas que se están negociando para 2017 contemplan de inicio 105 millones, que acabarán incrementándose a la fuerza dado el crecimiento exponencial de la prestación. El salario social devora literalmente el presupuesto de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales hasta representar ya un tercio. Que tome nota la Fundación Municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento porque eso será lo que le va a pasar. Va a ser tal la avalancha de solicitudes –y aportaciones extra que va a tener que hacer- que a duras penas podrá tramitarlas. Todo ello por saltarse a la torera una ley económica básica: mientras las necesidades son infinitas, los recursos no. Mientras sigamos poniendo más dinero encima de la mesa relajando los requisitos, más personas se van a apuntar. El presupuesto municipal para el año que viene saldrá adelante. Al menos, tiene todos los visos de que va a ser así. Ahora bien, en ningún caso será el de Foro. Más bien, son las ideas y conceptos de XSP e IU los que allí estarán plasmados. El equipo de gobierno hará simplemente de mero gestor de unas partidas que ellos han diseñado. Su Plan de Emergencia Municipal ha llegado para quedarse durante toda la legislatura. ¡A ver quién lo quita luego! Se apuesta fuerte por él y en el futuro, ya lo verán, veremos sus consecuencias.

Ver Post >
La milicia.
img
Jose Manuel Balbuena | 15-12-2016 | 12:29| 0

A los que nos encanta la política –especie en extinción, sin duda- no podemos dejar de seguir los movimientos telúricos que se están produciendo en el PSOE. Un partido en llamas cuyo fuego interno parece incrementarse cada vez más. El pasado lunes se constituía en Madrid una plataforma llamada «Primarias y Congreso ya». De forma sorprendente, ni estuvo ni se mencionó al guardián último de las esencias socialistas, el militante más cristalino (¡oh, tú ejemplo de pureza!) que parece liderar este movimiento: Pedro Sánchez. Sin embargo, sus ángeles custodios en ese cielo confortador donde la militancia reinará por los siglos de los siglos, esto es, Zaida Cantera, Margarita Robles, Odón Elorza y tres diputados más; sí participaron. Las dos primeras, bien es cierto, saltándose algo por lo que iban en la lista del Congreso: presuntamente eran independientes. Por lo visto, meterse de lleno en la vida interna del partido para apoyar al ex secretario general debe ser eso: una independencia igual que la que mostraron después de pasarse por el forro la disciplina de voto por motivos de conciencia, según dijeron. El acto, la verdad, tuvo tintes chabacanos. A Javier Fernández, el presidente de la Gestora, lo acabaron tildando de «facha». El presidente de los socialistas madrileños, Miguel Arranz, utilizó términos de tanta moderación y cordura hacia sus compañeros como estos: «El PSOE está secuestrado por un grupo de mediocres que trabajan al dictado de intereses personales y son puras marionetas». Todo ello, porque según esta especie de milicia creada «ad hoc» -remedo del ejercito de Pancho Villa- se está tardando mucho en convocar el Congreso. Recordemos que Pedro Sánchez dimitió (lo dimitieron) en el convulso Comité Federal del pasado uno de octubre. Apenas han pasado dos meses y ya quieren poner otra vez el partido en un brete. No deja de tener razón Javier Fernández cuando habla de que un proceso congresual inmediato sería como «echar sal a las heridas». Lo prudente, lo cabal, lo que se hace por manual en política es estabilizar el barco antes de volver a navegar. Ahora bien, lo que pretende esta plataforma es todo lo contrario: poner a la militancia en contra de sus dirigentes. Abrir una brecha enorme entre los órganos y las bases. Una especie de «revolución democrática», así lo llamaron, que acabe con la toma del Palacio de Invierno. No sé, pero si esta es la alternativa que va remediar los males del PSOE… Aviados van. Si yo fuese militante socialista, visto lo visto, diría aquello de «virgencita que me quede como estoy».

Ver Post >
Jugando con fuego.
img
Jose Manuel Balbuena | 13-12-2016 | 12:36| 0

De aquellos polvos estos lodos. Del boicot aprobado en enero por el Pleno del Ayuntamiento al Estado y empresas israelitas, a que se discuta la celebración de un partido de fútbol oficial de la selección española en El Molinón. De hacernos creer que aquello era inocente –casi una niñería- y que no iba a ningún sitio, a ver recurrido el acuerdo plenario ante la Justicia por parte de la asociación Acción y Comunicación con Oriente Medio (ACOM). ¿Era realmente necesario todo esto? ¿No se podían haber evitado semejantes jaleos? Desde que nuestro Consistorio comenzó a jugar con fuego -suplantando funciones que le corresponden al Estado en política exterior- estas son sus consecuencias. Al Pleno le ha dado por ser una especie de ONU en paralelo y ya vemos lo que pasa. Hoy estamos hablando de un partido de fútbol, pero y mañana, ¿qué? ¿Alguna empresa con capital judío –y son muchas- se va instalar acaso en nuestra ciudad?¿Cuántas camisetas va a vender el Sporting en Israel? ¿Cuánto turismo va a venir a conocer nuestro trozo de paraíso natural? La Alcaldesa, Carmen Moriyón, ya probó esta medicina amarga del ignominioso acuerdo en Madrid. Durante una conferencia que pronunció a propósito de las ciudades inteligentes, la comunidad judía no paró de preguntarle por el mismo. Ella salió al paso diciendo que en ningún caso se iba a ejecutar. Sí, pero el mal ya está hecho. Pongan en Google las palabras «Israel-Gijón» y verán de lo que estoy hablando. ¿Por qué tenemos que dar esa imagen de nuestra ciudad –que en ningún caso nos representa- por una declaración ideológica que no viene a cuento? ¿Por qué tenemos que enredarnos de esa manera? No cabe duda de que esto va a ser un quebradero de cabeza, casi un estigma, durante toda la legislatura. Y sólo veo una solución: que se revoque, o al menos se intente, por parte de los grupos que no votaron a favor (Foro, PP y Ciudadanos). Si no vamos a estar continuamente con esta cantinela. A la Alcaldesa tengo que recordarle una cosa: no hay victoria electoral sin victoria ideológica. Lo ha dicho François Fillon, el candidato francés a la presidencia de la república. En eso, desgraciadamente, Foro ha entregado su ideología por completo a la izquierda en aras de la gobernabilidad. Son tantas las concesiones realizadas –desde este boicot israelí, a la celebración de tediosos plenos por la tarde– que ya no sabemos muy bien dónde situarlo. Si en el centro-derecha, donde supuestamente lo votaron, o en cualquier otro lado mucho más escorado.

Ver Post >
El maná.
img
Jose Manuel Balbuena | 11-12-2016 | 10:25| 0

Tanto Xixón Sí Puede (XSP) como IU han lanzado un órdago al proyecto presupuestario de Foro. Su propuesta de subir el gasto social en 4,5 millones de euros es lo que representa: un desafío. Según ellos, es la condición «sine qua non» para obtener su voto. Y aunque durante la negociación del presupuesto de la Fundación Municipal de Servicios Sociales ya habían conseguido incrementarlo hasta los 3,6 millones de euros, parece que esto no ha sido ni mucho menos suficiente. La partida del «plan de emergencia social» (más conocida por «renta social municipal») quieren dotarla con un importe global de 7,7 millones de euros. O lo que es  igual: casi el cuatro por ciento del presupuesto. Además, ojo, repartidos de forma simple y directa. Sin ningún tipo de «exceso de celo burocrático» y mediante ayudas finalistas. Coge el dinero y corre, que para eso lo ponemos para ti. La concejala de IU, Ana Castaño, llegó incluso en su defensa del método a compararlo con las «tarjetas black» de Bankia. «No hubo ningún tipo de control para ellas», dijo, «pero sí son exhaustivos para este tipo de ayudas». Confundiendo, entiendo, las churras con las merinas. Que yo sepa el tema de las famosas tarjetas está judicializado y con graves peticiones de penas para sus responsables, no sé, igual quiere que el Ayuntamiento siga el mismo camino. Por si fuera poco, a esta especie de maná se le quiere buscar la forma jurídica para que sea compatible. Es decir, que sus beneficiarios puedan añadirlo a otro tipo de situaciones de emergencia. Por ejemplo: el salario social del Principado, las subvenciones para vivienda, becas de estudio, el pago de la luz y gas, etcétera. Con lo cual el esquema piramidal en el Ayuntamiento de Gijón está servido: habrá individuos que no paren de acumular prestaciones de origen municipal, como si fuesen premios de la lotería. A José María Pérez, el portavoz del PSOE, también le llovieron las críticas desde XSP e IU. Todo ello por decir que este tipo de medidas «cronifican las situaciones de exclusión social». Algo que sucede habitualmente cuando se da barra libre de forma indiscriminada –tal y como se propugna- al gasto social. Por lo demás, resulta curioso que los distintos grupos centren casi todas sus enmiendas en este tema. Parece como si no hubiese otros. A los tres o cuatro que leen esta columna ya se lo dije: faltan ideas. Gobernar esta ciudad se ha convertido en repartir partidas sociales –cuanto más mejor, por supuesto- y punto. Lo demás, claramente, no existe.

Ver Post >
Sin concretar.
img
Jose Manuel Balbuena | 08-12-2016 | 09:50| 0

En nuestro paraíso natural, las visitas de un ministro de Fomento suelen tener bastante repercusión. Casi más, si me apuran, que las de un presidente de Gobierno. Es algo consustancial a esa obsesión nuestra por el tema de las infraestructuras. Y es que, después de haber tardado en completar las conexiones por carretera más que ninguna otra comunidad, todavía nos queda el estigma de algo muy importante: el ferrocarril. Gran asignatura pendiente que nos sitúa de nuevo en el siglo XIX. Todo ello, mientras en el resto de España discuten si la Alta Velocidad puede ir un kilómetro más rápido. Pues bien, la visita del nuevo titular de Fomento, Iñigo de la Serna, fue aséptica. Igual que la que realizó anteriormente a cinco comunidades autónomas. Repaso de los temas, pero sin concretar nada. Tomó nota de nuestras reivindicaciones, las cuales conoce de sobra, pero tampoco aportó soluciones mágicas. Más que nada, porque no las hay. En la variante de Pajares es tal el desaguisado –dificultades técnicas y administrativas, lo llamó- que nadie  cree que entre en funcionamiento en 2017. Así, al menos, se presenta en un documento firmado por PP y Ciudadanos en el Congreso que es sólo eso: un papel. Está claro que una obra que lleva gastados más de 3.000 millones de euros no tiene fecha de finalización. A de la Serna sólo se le sacó un lacónico «correremos todo lo posible» y punto. Su antecesora en el cargo, Ana Pastor, cuando venía por aquí se cuidaba mucho en dar plazos. Ya saben, los carga el diablo. Por lo demás, el tema de las cercanías sigue igual. Viendo cómo se pierden viajeros al albur de unos servicios tercermundistas, mientras nosotros estamos en el diseño de un área metropolitana interconectada. Resulta obvio que el Gobierno considera a la extinta FEVE una rémora, una antigualla del pasado que sólo genera pérdidas, y que las posibilidades de inversión en la vía estrecha son más bien escasas. Aún más, si tenemos en cuenta lo que ha sentenciado el ministro: en función de la disponibilidad presupuestaria. En cuanto al plan de vías de Gijón, en absoluto tenemos claro cómo se va a reactivar. Se van a trocear las parcelas para intentar su venta después de un primer intento fallido, ¿y después qué? Si el dinero no es suficiente, que no lo va a ser, ¿quién va a aportar el resto para acabar un plan que lleva 14 años dando vueltas? La única certeza que aportó es que un tramo (Doriga-Cornellana) de la maltrecha autovía del Suroccidente se abrirá para el verano. Pero eso ya la sabíamos…

Ver Post >
Cuenta lo que fuimos.
img
Jose Manuel Balbuena | 06-12-2016 | 10:35| 0

«El Gijón de 2106 no se puede entender sin el trabajo y el liderazgo del PSOE», esta frase es parte de un artículo del portavoz socialista en el Ayuntamiento, José María Pérez, publicado en estas mismas páginas. Todo ello, a cuenta de la celebración del 125 aniversario de la Agrupación Socialista Gijonesa y no podemos estar más de acuerdo. El Gijón que todos conocemos, el de la era democrática, es atribuible íntegramente al PSOE. De eso, no cabe ni la menor duda. Los aciertos y errores son imputables casi en su totalidad a la labor de los socialistas sin mayor debate posible. Era tal su dominio político sobre esta ciudad que ya no se discutía la victoria, sino simplemente si iba a ser por mayoría absoluta. Los candidatos elegidos por su agrupación llevaban el marchamo de alcaldes, los programas electorales casi ley y éste era el modelo de referencia municipal socialista para toda Asturias. Así, durante 32 años. Sin embargo, las cosas han cambiado mucho. Ahora mismo, el PSOE gijonés mantiene a duras penas el liderazgo de la oposición. Desde que en mayo de 2011 una completa desconocida, Carmen Moriyón, le arrebatase la alcaldía; todo ha sido ir cuesta abajo. De tener diez concejales en aquella fecha, a los siete de que disfruta en la actualidad. De haber sido un partido hegemónico y todopoderoso, a que Xixón Sí Puede le haya «sorpassado» en las dos últimas elecciones generales celebradas. De tener 73.325 votos en 1999 con Paz Fernández Felgueroso, a los 30.105 que alcanzó Pérez hace poco más de un año. O dicho de otra manera: casi el 60 por ciento del apoyo perdido por el camino. Hoy por hoy, al socialismo gijonés no se le reconoce: no deja de ser un fantasma de lo que fue. Transita por la oposición municipal sin mayor pena ni gloria. Incapaz de articular de nuevo un discurso ilusionante y ganador que le devuelva un esplendor pasado. El mensaje que recibieron sus militantes el domingo fue muy parecido a cómo un veterano soldado rememora los días de triunfo, en la novela «El capitán Alatriste» de Arturo Pérez Reverte: cuenta lo que fuimos. Sin más, sin ningún análisis crítico o similar. Es verdad, bien es cierto, que el acto no estaba pensado para eso y quizá una catarsis hubiese sido excesiva. Ahora bien, Alfonso Guerra dijo lo siguiente: «Los problemas no desaparecen por ignorarlos». Reflexión que, aunque pensada en otro contexto, sirve perfectamente para ilustrar la situación que vive la Agrupación Socialista Gijonesa tras 125 años de historia.

Ver Post >

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 31-03-2017 | 21:30 en:
Nos la cuelan.
kika47_1390494074313 26-03-2017 | 09:43 en:
¡Vaya semanita!

Etiquetas

Otros Blogs de Autor