El Comercio
img
Un mal cóctel.
img
Jose Manuel Balbuena | 01-02-2008 | 07:38| 0

El anuncio del IPC armonizado -el que se calcula siguiendo las normas europeas- es, sin duda, un mal dato. Piensen que de confirmarse el próximo día 15 estaremos en un 4,4 por ciento, lo cual, en la práctica, significa superar a la zona euro en un punto. Se justifica este mal comportamiento de los precios en dos factores: la subida de las materias primas junto con el petróleo. Y, efectivamente, así es. Estamos hablando de que, pese a que el consumo se recortó en más de un 11 por ciento durante el año pasado, la inflación sigue creciendo. Es decir, pese a que gastamos menos los precios no bajan porque su comportamiento depende de factores exógenos que el propio Gobierno no puede controlar. El recurso antiguo implicaba enfriar la economía a través de la subida de los tipos de interés (ahora lo hace el Banco Central Europeo), o, lógicamente, acudir a la política fiscal (dolorosa en épocas electorales y que se utiliza más bien para aliviar las economías familiares como en el caso de los 400 euros). Estamos, pues, ante un mal escenario macroeconómico para este principio de año. Un mal cóctel, en definitiva, de recorte de consumo e inflación a la vez. Pues bien, lo que no entiendo es por qué desde el propio Gobierno se dice que a partir de marzo todo va a cambiar. Aseguran que la tasa bajará al 3 por ciento y tendrá un comportamiento controlado. En fin, si estamos hablando de factores inflacionistas como el petróleo, ¿desde cuándo un país completamente dependiente en sus fuentes de energía del exterior puede influir en su precio? ¿Cómo se van a controlar las materias primas cuando hay una fuerte demanda de países en eclosión económica? ¿En qué se basan esas predicciones?

Ver Post >
Miles de abortistas.
img
Jose Manuel Balbuena | 30-01-2008 | 07:12| 0

Parece ser, según pueden leer hoy en EL COMERCIO DIGITAL, que más de un millar de mujeres en Asturias firmaron un manifiesto autoinculpándose de haber abortado o, en su caso, haber ayudado al mismo. Dichas firmas fueron depositadas en el juzgado correspondiente, para así, según su denuncia, solidarizarse contra la «campaña de acoso a las mujeres y profesionales orquestada desde los sectores más reaccionarios de la derecha» pidiendo, además, obviamente, un cambio en la ley que lo regula. Bien, pienso -por otros movimientos similares que se están dando- que el aborto ha entrado en campaña. Desde luego, yo, como ciudadano de a pie, el único movimiento que he observado fue el de unas clínicas -auténticos mataderos humanos- que falsificaban informes, practicaban abortos de hasta 7 meses y tenían hasta una trituradora de residuos orgánicos para eliminar las pruebas del delito. Ese acoso al cual este colectivo se refiere, sinceramente, sólo lo vi en televisión, cuando, cuatro pelagatos con pancarta, se reunieron ante la entrada de alguna clínica abortista para así manifestar su protesta contra las mismas. Eso sí, la dueña de una salía afligida, puesto que, según aseguraba, recibía presiones diarias contra el negocio (más bien, digo yo, mala imagen sobre el mismo a tenor del escándalo de los «campos de exterminio humano» que algunos habían montado). Y es que, permítanme que sea claro, el aborto y sus consecuencias para una sociedad es algo demasiado serio como para que sea metido en el batiburrillo electoral. Sé que, ahora, pedir eso, es casi imposible puesto que todo se hace pensando en los comicios que se nos avecinan. Pero, por favor, dejemos que el debate sobre el aborto tenga la mesura y sosiego necesario.

Ver Post >
¿Subvención o rebaja?
img
Jose Manuel Balbuena | 27-01-2008 | 19:35| 0

El Presidente Zapatero ha afirmado que, si gana y gobierna después de los comicios de marzo, devolverá 400 euros a cada contribuyente durante el mes de junio. Lo cual, en la práctica, significa una rebaja fiscal que permitirá al ciudadano tener un poco más de alivio en su economía. Sin embargo, ésta se presenta de una manera peculiar, puesto que, más bien, al igual que con el «cheque bebé», parece más una subvención que otra cosa. Y es que, fiscalmente hablando, los beneficios deben de seguir el criterio de la progresividad, es decir, que los mismos sean acordes con la renta del individuo. Si el mecanismo es que pagan más quienes más ganen a la hora de tributar, en cuestión de rebajas, debería de aplicarse también un sistema proporcional que permitiese que esa ayuda llegase a todos los niveles. Y es que, como afirmó el Presidente, para una renta media o alta el rebajarle 400 euros significa poco, en cambio, para las bajas, mucho. Pues bien, si se tratase de una verdadera merma en la presión fiscal la forma de actuar debería de ser en función de un porcentaje (mayor para las rentas más bajas, menor para las más altas) de rebaja en el impuesto. Lo único que se consigue con esta «tarifa plana» es saber exactamente el coste de la misma (5.000 millones de euros), porque, la verdad, sus efectos en la economía y el ahorro van a ser bastante limitados.

Ver Post >
La tormenta (y posterior calma) bursátil.
img
Jose Manuel Balbuena | 25-01-2008 | 07:35| 0

Una vez, en los años 90, conocí a un tipo que decía tener como profesión la de “broker”. Cuando le pregunté por sus ingresos, o sea, por su manera de ganarse la vida, me dijo que era inversor en bolsa y que, de la compraventa en la misma ordenador en mano, sacaba pingues beneficios. Era la época del “boom” de las tecnológicas y, el “broker” en cuestión, apenas frisaba los 20 años. Vivía, según él, de ver como un valor (Terra, por ejemplo) subía y subía sin saber por qué, hasta que, al final, claro, se pegaba el gran batacazo. Excuso decir que el muchacho acabó sin un puñetero euro y vendiendo el piso que recientemente había comprado. Las tormenta bursátil que esta semana se produjo en la bolsa poco o nada tiene que ver con aquel tiempo. Atacó directamente -y aquí está el meollo- a valores muy consolidados (Indetex, Banco Santander…), lo cual, a mi juicio, resulta bastante curioso. Uno puede entender que las inmobiliarias, a tenor de su crisis, hayan perdido, ojo, hasta un 20 por ciento como le sucedió a Entrecanales, pero, claro, con valores tan estables y seguros como las eléctricas (Iberdrola perdió otro 20 por ciento, por ejemplo); ya es otra cosa. La moraleja de todo este asunto está en que los inversores están inquietos. Temen al futuro y, a la más mínima perturbación (ora en la economía Norteamericana, ora en la nuestra propia), comienzan a dar órdenes de venta de forma masiva. En fin, la receta para sobrevivir a esta situación de volatilidad -como ayer se demostró claramente- no es otra que la que formuló Josemaría Escrivá de Balaguer ante la desesperación: paciencia, más paciencia. Nota final: no me creo que el hundimiento del lunes lo haya provocado un empleado de un banco francés (otro “broker”) fuera de control. Me suena a excusa ante una mala gestión.

Ver Post >
El tiro por la culata.
img
Jose Manuel Balbuena | 23-01-2008 | 08:15| 0

Desde luego, si Mariano Rajoy pretendía dar un golpe de efecto con la inclusión de notables alcaldes en sus listas, le ha salido mal. Sólo se habla de un caso: el del señor Gallardón. Está presente en todos los telediarios, periódicos y páginas virtuales. Su presencia, por mor de la trifulca, se ha visto multiplicada hasta hacer de él, no sé, una especie de epígono de centro al cual todos echan de menos. Ya dijimos aquí, en Retorcida Realidad, que nos parecía un error el acumular cargos en determinadas personas. Se trata, como se dice coloquialmente, de desvestir un santo para vestir otro. O dicho de otra forma: de quemar personas valiosas por obtener unos más que dudosos resultados (las elecciones son de Rajoy y Zapatero, no me cansaré de decirlo). Veamos si no el caso de Asturias. En los comicios pasados apenas uno y otro partido -me refiero a PSOE Y PP, claro está- se diferenciaron en 5.000 votos. Me pregunto, ¿qué pasaría si esto le sucedería a Gabino de Lorenzo, es decir, que perdiese por un estrecho (o abultado) margen? ¿No hablaríamos en ese caso del fin de “el efecto Gabino”? ¿No podría empezar a cuestionarse su indudable, hasta ahora, liderazgo dentro del Partido Popular? ¿Se atrevería entonces alguien a propugnarle como candidato para unas futuras autonómicas? Ahora, vean el caso contrario. Si Álvaro Cuesta pierde por un estrecho (o amplio, insisto) número de votos, ¿alguien le cuestionaría como a Gabino o, como se dice en asturiano, «quedaría pa prau»? Nota: observen si es arriesgada la estrategia que estuvo a punto de saltar el sistema por los aires al no aceptar Madrid la lista de De Lorenzo.

Ver Post >
La paja en el ojo ajeno y la viga…
img
Jose Manuel Balbuena | 20-01-2008 | 21:11| 0

El Presidente Zapatero se soltó a hablar de economía. Cosa, por cierto, que últimamente prodiga. El hecho tuvo lugar en un foro de expertos que su partido tiene para elaborar el programa electoral. Dijo que la economía norteamericana, más en concreto, su modelo, no le gustaba. Achacó la crisis de las hipotecas «subprime» (de baja garantía, recuerden) al sistema neoconservador que allí se aplica. Denunció, y así lo reiteró, que era un mal sistema y, por supuesto, no el suyo. Bien, dejando de lado las cuestiones ideológicas, digamos, que, los males de nuestra economía, son bastante parecidos a los de la del tío Sam. Del billón (con “b”) de euros que tiene prestado la banca, más del 60 por ciento está en relación con el ladrillo. Por tanto, si la economía norteamericana depende en exceso de éste hasta hacerla entrar en crisis por un excesivo endeudamiento, a nosotros nos sucede lo mismo. Ha sido llegar el parón inmobiliario y darse una pérdida de confianza que ha arrastrado incluso a la bolsa. Por otra parte, otro de los males más allá del Atlántico estuvo en el desaforado consumo debido a una política de tipos de interés bajos. Mirémonos al ombligo, puesto que, nuestra economía, no ha crecido debido a un frenesí exportador, sino más bien consumista y que se ha resentido por la subida de tipos. Estamos, pues, hablando de los mismos problemas aunque con consecuencias (de momento) no tan acentuadas. No obstante, quiero recordarles una cosa: cuando la economía americana estornuda, las del resto del planeta cogen pulmonía. Pues bien, bueno sería saber cuál es el modelo que aplicará el señor Zapatero en el futuro porque, hasta ahora, ha llevado el modelo liberal europeo (el mismo que el Partido Popular) ce por be.

Ver Post >
Di que sí, Paulino.
img
Jose Manuel Balbuena | 19-01-2008 | 08:10| 0

Que lo tuyo tenía enjundia. Mira que eligen tu letra en esa especie de “Operación Triunfo” que montaron los del COI y a los cinco días, los muy carcas, te la retiran de la circulación. Ellos que, con el notable propósito de que un grupo de personas en chándal lo cantasen, montaron toda esta parafernalia patriotera para un himno y, ahora, mira tú, te dejan en la ruina. No hay derecho. Porque lo tuyo, tal y como aseguraste, fue devoción. Te sentaste una tarde cualquiera, cogiste un lápiz y vino la inspiración así, de repente. Entre tu casa y la oficina del Inem en Majadahonda que por desgracia visitabas. Porque a ti, como señalaste reiteradamente en la única rueda de prensa que habías dado en tu vida, lo que te pone es la gente de la calle: el conductor de autobús, el panadero, la señora de la limpieza… Estos pijos del COI no saben lo que se pierden. ¿Qué tuvo críticas? Bueno, que se pongan ellos a componer uno a ver qué les sale. Si Gaspar Llamazares no paró de repetir que huele a Peman, ¿qué quería? ¿Qué hablases acaso del cambio climático y la deforestación del Amazonas? Si los nacionalistas criticaron que no citases la pluralidad territorial y otras zarandajas, ¿qué tenías que hacer? ¿Nombrar a las 17 autonomías una por una? Si alguno no entendía por qué cantabas a los verdes valles, ¿qué pasa? ¿No es lo más parecido a un campo de fútbol? ¿No era el jodido himno para los deportistas? Con dos cojones, sí, Paulino, con dos cojones, que lo tuyo fue amor a la patria y lo demás cuento. Que sólo pedías un trabajo por tu composición y algunos derechos de autor a cuenta del canon digital. Vaya país, Paulino, vaya país. Mira como trata a sus talentos…

Ver Post >
Arde Madrid.
img
Jose Manuel Balbuena | 16-01-2008 | 08:00| 0

La batalla por entrar en las listas al Congreso de Madrid ya tiene una víctima: Alberto Ruiz-Gallardón. Éste aseguró que dejaría la política después de los comicios, ya que, una vez más, sus aspiraciones no se han visto cumplidas. Digamos que en una tensa reunión, Esperanza Aguirre, su gran rival, le tendió una emboscada: dijo que también quería entrar en el Congreso. Bien, si Mariano Rajoy accedía, obviamente, ésta tenía que renunciar a ser presidenta de la Comunidad de Madrid, cosa, por cierto, impensable para el partido. Pero si le decía que no, producía inmediatamente una discriminación en favor del señor Gallardón con todas sus consecuencias. Pues bien, la solución fue salomónica: ni uno ni otro. Y es que, la señora Aguirre, le tiene tomada la medida al Alcalde. Sabe perfectamente cómo medir el tiempo y el tono de su ataque para desmantelar todas sus intenciones con propuestas envenenadas como ésta. Y es que, el señor Gallardón, para su desgracia, pertenece a una clase de político que vive constantemente bajo el síndrome de el “profeta y su tierra”. Es decir, no hace otra cosa que acumular victorias para su partido pero, sin embargo, nunca acaba de ser bien visto. Ahora, parece que su paciencia se ha agotado. Ha dicho que se va, aunque, claro está, todo dependerá de lo que ocurra en marzo. Porque, ante una nueva derrota, ¿no cambiaría de opinión y se postularía otra vez como sucesor del actual Presidente?

Ver Post >
A la rica subvención.
img
Jose Manuel Balbuena | 14-01-2008 | 07:13| 0

Este fin de semana me ha llamado particularmente la atención una noticia. La misma, cómo no, venía desde el inefable ministerio de Vivienda que, parece ser, se ha convertido en una especie de tómbola que reparte dinero público. Ahora, según el último anuncio de la Ministra, va a contribuir con 6.000 euros por para cada piso que los promotores no hayan podido vender. O sea, que una vez pasado un año y si, por la crisis inmobiliaria, el inmueble sigue en venta, le subvencionarán con esa cantidad para que lo pase al régimen de alquiler. A esto, hay que sumar que se podrá transformar la vivienda en VPO para así facilitar su venta y acogerse a todos los beneficios que ésta ofrece. Pues bien, está claro que el Gobierno tiene pavor a que el sector se desplome antes del 9 de marzo. Si eso pasase, esto es, si viésemos un crack en toda regla de más de una gran inmobiliaria tal y como señalan algunos rumores; sería bastante complicado de afrontar por su parte. Además, se hace necesario señalar que, el susodicho organismo, ha cerrado así el círculo y, prácticamente, cualquier ser con presión arterial tiene derecho a una subvención. Hace poco veíamos como, generosamente, éstas llegaban a los jóvenes en forma de ayudas al alquiler de 210 euros mensuales. Pero, por si esto fuera poco, tiene planes para familias que ganan hasta 30.000 euros, con lo cual, francamente, actúa como toda una madre protectora que cuida de sus hijos. Bien, yo pregunto, la desaceleración de los precios, ¿ha sido por obra del Ministerio o por el propio mercado al bajar la venta de inmuebles? Juzguen ustedes.

Ver Post >
En contra de la acumulación de cargos.
img
Jose Manuel Balbuena | 11-01-2008 | 07:02| 0

Como siempre que se producen unas elecciones generales se ven cosas que producen cierto sonrojo. O sea, actitudes que están fuera de tono y que, de una vez por todas, nuestra democracia debería erradicar. Así, lo mismo que para evitar casos de corrupción o incrementos desorbitados de patrimonio se tomaron medidas tales como, no sé, que los cargos públicos declarasen sus bienes antes y después de su entrada en la vida pública; en el caso de las compatibilidades debería de hacerse algo similar. Veo como, sin ningún pudor, se produce un mercadeo infumable de concejales que quieren ser a la vez diputados, diputados autonómicos que serán al mismo tiempo senadores, o alcaldes a los que le queda pequeño su puesto. Tomemos como ejemplo este último caso. El alcalde de Madrid, señor Ruiz Gallardón, quiere que su partido le incluya en la lista al Congreso. Bien, aparte de su legítima ambición política la cual no pretendo valorar aquí, yo pregunto, ¿se puede ser máximo regidor de la vida de más de 4 millones de personas y al mismo tiempo atender a las funciones de diputado? ¿Es que no es suficiente trabajo el de ser alcalde que hay que echar horas extra como diputado? Si yo hubiera votado en las elecciones del año pasado a cualquier cargo (concejal, por ejemplo) y ahora éste quisiese sumar uno más (diputado, sin ir más lejos), ¿no me sentiría acaso defraudado? ¿No pensaría que quizá una u otra responsabilidad la ejercerá a la ligera? ¿Por qué no puede reformarse la ley para que estas cosas no se produzcan y regenerar de paso nuestra política?

Ver Post >

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 03-10-2017 | 14:34 en:
Desbordados.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor