El Comercio
img
El país de “nunca dimitirás”.
img
Jose Manuel Balbuena | 16-11-2007 | 09:59| 0

Veo asombrado todo lo que está pasando en el Ayuntamiento de Madrid. Esto es, lo de una trama de funcionarios corruptos que se dedicaban a sacarles los cuartos al ciudadano. Como saben, para expedir una licencia de apertura, soplaban hasta 20.000 euros bajo la amenaza de que, si no se pasaba por caja, los papeles seguirían dando vueltas ad infinitum. Me sorprende, digo, que un ayuntamiento tan poderoso y con tantos recursos tarde, ojo, hasta un año en tramitar una licencia de apertura para un negocio cualquiera. Así, lógicamente, se fomenta la corrupción, luego, a mí entender, el primer culpable de esta situación debería ser la propia administración, quien, con su burocracia infame, lo ha contaminado todo. Pero también, me resulta curioso que, según el Alcalde, no haya responsables políticos. O sea, que para el primer edil los concejales de Urbanismo y Medio Ambiente no están directamente implicados (cosa que no dudo), ni tampoco, claro está, por omisión (es decir, al no enterarse de nada). Se supone que cuando llegas a un cargo político tienes que ser algo más que una simple figura decorativa. En una empresa privada, ¿acaso no hubieran cesado al responsable de un almacén si éste no detecta que le estaban robando la mercancía? ¿Acaso no caería la cabeza del director de un banco si sus empleados meten mano en la caja? Ahora bien, como este país es el de “nunca dimitirás”, seguramente, los concejales de turno, se irán de rositas y tan campantes. Nadie, por lo visto, les ha llamado hasta ahora, por lo menos, incompetentes. Por cierto, una maldad, ¿a qué no saben quién es la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid?

Ver Post >
La leyenda del artista maldito.
img
Jose Manuel Balbuena | 15-11-2007 | 09:12| 0

Uno está un poco hasta las narices de la imagen esa que algunos artistas quieren cultivar. Sí, al igual que los poetas malditos franceses (que bebían absenta y tenían altercados continuos), parece ser que ciertos personajes consideran que su manera de comportarse debe basarse en eso; en montar escándalos para así acrecentar su fama. Hace tiempo en Gijón, Joaquín Sabina, armó una de las suyas suspendiendo un ansiado concierto. Apenas había comenzado cuando se quedó sin voz. Como pudo dijo que “había sido malito la noche anterior” y ahí los dejó. Sin embargo, lo que para mí fue una falta de profesionalidad imperdonable, para sus fans tenía encanto. Muchos -pese a venir incluso desde fuera de Asturias- le disculpaban, porque, según ellos, el cantante era así. Ahora le toca al bueno de Melendi, quien, por otra parte, casi acaba de comenzar en esto. La bronca que armó en el avión fue de órdago, tanto, que, como saben, el comandante decidió volver casi en mitad de vuelo (cosa, por cierto, discutible). Dice el cantante que se pone muy nervioso y por eso sube al avión ya borracho. Bueno, supongo que no seguiría el mismo método para los exámenes del carné de conducir, sino… Por otra parte, pide disculpas a todos los pasajeros por los perjuicios causados, pero, claro, que prepare el bolsillo porque su imagen de “Enfant terrible” le va a salir cara. A partir de ahora, digo yo, se lo pensará dos veces antes de ir de bohemio por la vida .

Ver Post >
La libertad de expresión y “El Jueves”.
img
Jose Manuel Balbuena | 14-11-2007 | 09:10| 0

Hay quien, a mí manera de entender, confunde las cosas en el caso de la revista “El Jueves”. Primero, porque la sátira política es otra cosa y segundo, porque la libertad de expresión que dicen invocar tiene que tener un límite. Pongamos que, la zafia caricatura, fuese hecha contra un ciudadano o político cualquiera. Pregunto, ¿no resultaría acaso también hiriente? ¿Es que alguien no se sentiría ofendido al verse en una portada de semejante guisa? ¿Es que para denunciar, según ellos, que alguien no trabaja hace falta mostrar esas formas? A mí la caricatura, zafia como ella sola, repito, me parece un mal ejemplo de lo que debería ser una crítica hacia un personaje público. La elegancia, las formas, tampoco se pueden perder desde cualquier medio de comunicación y, así, si, como dicen los autores, sólo querían demostrar que las ayudas a la natalidad las puede cobrar cualquiera; primaron el continente (el dibujo) sobre el propio contenido (la denuncia). De ahí, al insulto directo, la verdad, sólo media un trecho. El buen humor, si de verdad lo es, debe de ser también fino, exquisito en definitiva. Hace bien la fiscalía en poner un límite a la libertad de expresión pública. Y no porque sea sobre el Príncipe de Asturias, sino porque el siguiente en la lista podría ser cualquiera de nosotros.

Ver Post >
Cumbre borrascosa (sus consecuencias).
img
Jose Manuel Balbuena | 13-11-2007 | 10:08| 0

Una vez terminado el rifirrafe verbal entre mandatarios, ahora quedan por analizar sus consecuencias. Las empresas españolas asentadas en la zona temen que el incidente y la hostilidad mostrada, les haga, si cabe, aún más difícil la vida. Desde que Hugo Chávez llegase al poder han invertido, según las Cámaras de Comercio, más de 1.704 millones de euros. No es su principal mercado (Argentina, México o Brasil, son mucho mayores), pero sí bastante importante. Francamente, a mí lo sucedido el sábado no me parece que empeore nada puesto que ya había todo un proceso en marcha. Me explico. El socialismo del siglo XXI que propugna el Presidente venezolano tiene un fin principal: destruir la economía de mercado. Todo lo que huela a ella, le produce náuseas. Hace poco, sin ir más lejos, advirtió de que nacionalizaría los bancos y metería en la cárcel a sus presidentes. La situación es tan mala que muchas empresas han decidido marcharse, pero se encuentran con un problema: nadie quiere comprarlas. Tal y como actúa la revolución bolivariana (asaltando tierras para quedárselas, por ejemplo), el siguiente paso será destruir las inversiones extranjeras para apropiarse de su capital. Así que, se enfrente o no al Rey, el Presidente venezolano seguirá imparable en el proceso de laminar la economía de su país. Por otra parte, el Gobierno parece estar acertado en sosegar las cosas. Llamar a consultas al embajador como pretende el Partido Popular, sólo ayudaría a la estrategia totalitaria de Chávez y sus huestes.

Ver Post >
Cumbre borrascosa.
img
Jose Manuel Balbuena | 12-11-2007 | 09:09| 0

Como ya conocen de sobra el incidente, hablemos de sus protagonistas. El Rey. Bien, dijo lo que tenía que decir ante las impertinencias que estaba escuchando. Algunos lo han tachado de fuera de tono, pero, no lo olviden, son los mismos que le acusan de una indolencia total ante cuestiones de Estado. O sea que, para algunos, la acción o no del monarca siempre es criticable: si está callado porque no hace nada y si no, porque lo hace en un tono demasiado impetuoso. En fin, ellos sabrán, pero, para mí, fue todo un gesto de autoridad que marcará un antes y un después. El presidente Zapatero. Muy bien, estuvo templado intentando explicar al Presidente venezolano que, aunque se tengan diferencias, éstas se tienen que resolver en otros foros. No lo logró porque, quien habla con una pared, sólo escucha el eco de sus palabras. Pero, bien, estuvo a la altura de la situación. El Partido Popular. Mal, no se puede intentar sacar rédito político de una situación así. Deberían de haber tomado ejemplo del ex presidente Aznar, quien, con sólo una llamada de teléfono, quedó mucho mejor que todo su partido en conjunto al culpar públicamente del incidente a ZP. El Presidente Chávez. Pésimo, fue a liarla y lo consiguió. Podría haber soltado el rollito ese del socialismo del Siglo XXI y marcharse, pero no era bastante. Tenía que hacerse notar porque, entre otras cosas, está a las puertas de un referéndum para perpetuarse en el poder y lo necesitaba. Ahora -como ya podrán observar en todas las televisiones- está pavoneándose por ahí de que se enfrentó a todo un rey para así conseguir más votos. Pobre Venezuela, tiene un cáncer dentro de su sistema llamado Hugo Chávez que, como no lo extirpen, les llevará a la peor de las tiranías.

Ver Post >
El imán y la mujer.
img
Jose Manuel Balbuena | 09-11-2007 | 09:05| 0

Siempre me pregunto en qué está pensando nuestro Presidente cuando habla de la Alianza de Civilizaciones. Siempre, para ser exactos, me lo tomé un poco como el final de un cuento para dormir niños. Algo así como el «vivieron felices y comieron perdices» de toda la vida. Hay cosas, a mí entender, que no pueden someterse a ninguna alianza posible y, es más, sería necesario borrarlas del mapa inmediatamente. El individuo de la foto es un imán saudí que, en un programa de la televisión libanesa, se puso a explicar cómo debe pegar el marido a su mujer. El subtítulo que pone debajo reza, «los golpes deben ser suaves y no en la cara». A esto hay que añadir que, según sus recomendaciones, es bueno utilizar un cepillo de dientes para tal propósito (no dijo nada sobre si éste podía ser eléctrico o no, por cierto). Y, para rematar,concluyó con que no se debe mostrar furia cerrando los puños porque, hombre,claro está, eso ya sería violencia. Si seguimos la teoría de nuestro Presidente,digo yo, con este tipo tendría que sentarme a dialogar. Decirle, «sí, ya veo que tu civilización es muy tolerante y avanzada por lo que la vamos a hacer una bonita alianza». Tendría, supongo, que comprender los motivos y darme cuenta de que el mundo es muy diferente, tanto, que hasta existen cosas así.Ay…

Ver Post >
Generación You Tube.
img
Jose Manuel Balbuena | 08-11-2007 | 09:22| 0

La capacidad para hacer el chorras por parte del ser humano es infinita. La misma puede manifestarse de la manera más insospechada. Antiguamente, el chorra, se mostraba disfrazándose de no sé qué, cantando en plena calle, o, simplemente, dando la nota en cualquier parte. Ahora, en cambio, utilizan un portal de videos en internet para demostrar al mundo cuánto descerebrado existe. Así, en su versión más suave, los podemos ver pintando paredes, de borrachera por la calle, o gastando alguna bromilla al colega. Sin embargo, en su faceta dura, nos muestran como se graban ex profeso palizas, tratos vejatorios, o, incluso, agresiones a indigentes. La nueva generación You Tube hace todo eso y más por colgar su video en la red. Lo importante para el chorras moderno (a veces, casi delincuente) es que todo ello quede inmortalizado a través de la herramienta informática, porque, claro, es lo que mola de verdad. Ayer, sin ir más lejos, tuvimos un macabro ejemplo de todo esto. Un muchacho desequilibrado irrumpió en un instituto finlandés y mató a ocho de sus compañeros. Antes, por supuesto, colgó su video llamado “Masacre en el instituto Jokela” para que el mundo supiese de sus aviesas intenciones. La pregunta que me hago es, ¿cuántos de estos chorras dejarían de hacer sus fechorías si no tuviesen publicidad por internet?

Ver Post >
Puente aéreo con El Chad.
img
Jose Manuel Balbuena | 07-11-2007 | 12:13| 0

Las declaraciones del presidente Sarkozy sobre su futura vuelta al país africano, no fueron nada afortunadas. Si un día le aplaudimos por sus gestiones diplomáticas (visita de relumbrón incluida), ahora tenemos que decir todo lo contrario. Recuerden que ayer mismo sentenció, «Iré a buscar a los que quedan, hayan hecho lo que hayan hecho». Cosa que, claro, en El Chad vieron como toda una ingerencia en sus asuntos internos, casi como una vuelta al colonialismo. De hecho, se informa de que ya existen críticas hacia el Presidente por haber cedido en el tema de las azafatas y periodistas franceses.El caso es que el conflicto se mueve entre la invisible diplomacia española (nise ve, ni se nota) y el impetuoso presidente francés (no pares, sigue, sigue..). Quizá, tal y como están ahora las cosas, o sea, pendientes de un hilo, lo mejor sería un término medio. Ni hacer declaraciones altisonantes ante los medios decomunicación, ni, según parece, resolverlo todo por teléfono como en el caso español. No sé, pero las declaraciones ayer de Sarkozy no creo que hayan ayudado mucho a lo que ya se daba por hecho: la liberación del resto de la tripulación española. Por otra parte, habrá que admitir que si, la ONG francesa ha hecho todo lo que le imputan, tendrá que cumplir su castigo en el país africano. Piensen si no en el caso contrario, o sea, un ciudadano de El Chad que hubiese cometido todos esos delitos y falsedades en Francia o cualquier país de Europa, ¿admitiría acaso nuestra justicia una extradición? Yo creo que tampoco.

Ver Post >
La bolsa inmobiliaria.
img
Jose Manuel Balbuena | 06-11-2007 | 09:00| 0

Un reciente informe publicado por la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), acusa al Ministerio de Vivienda de suministrar al mercado datos erróneos. Algo así como volverlo loco. Sostiene que desde su particular observatorio de la vivienda se están todavía revalorizando los inmuebles a ritmos superiores al 9 por ciento, cuando, cualquier analista del mercado, informa claramente que eso no es así. Dicha apreciación -totalmente acertada, según mi criterio- se basa en que el Ministerio está tomando como medida el valor de tasación hipotecaria de los pisos. El mismo, señala, se muestra hinchado pues atiende a las necesidades de crédito del cliente y no exclusivamente al de compra del inmueble (financia además un coche, vacaciones, reformas…). Dichas informaciones, dice literalmente, “hicieron que aparecieran hordas inversoras perjudicando el acceso a la vivienda”. Por tanto, el estudio apunta su dedo acusador hacia el propio Ministerio como una de las causas de la subida en la vivienda. Y es que, el segundo punto relevante del informe, señala que hay que mirar más al sector inmobiliario como si fuese un mercado financiero. En definitiva, como la bolsa: con subidas y bajadas. Siempre se tuvo la percepción, quizá equivocada, de que el mercado inmobiliario era como un tren que caminaba hacia delante. Su ritmo podía ser más rápido (como en los últimos años) o más lento (como ahora), pero, nunca, por experiencias anteriores, se tuvo la sensación de que podría ir hacia atrás. Ahora, el informe Funcas dice que esa posibilidad es real y, por tanto, el riesgo de que un inmueble valga menos que hace unos años también. Nos encontraríamos, pues, con inversores atrapados en márgenes negativos, bancos cuyas garantías ahora valen menos y, lógicamente, familias cuyos ahorros invertidos en su vivienda habitual no se revalorizan. En definitiva, todo un panorama.

Ver Post >
Mucho que desear.
img
Jose Manuel Balbuena | 05-11-2007 | 12:07| 0

No sé, pero en el caso de la tripulación española detenida en Chad parece como si nuestra diplomacia no hubiese estado muy fina. Tuvo que esperar a que, desde Francia, se realizasen todas las gestiones para su puesta en libertad con la visita estrella del presidente Sarkozy. El hiperactivo presidente se presentó con todo apalabrado previamente para, entre multitud de flash, llevarse a periodistas y azafatas de vuelta a casa. Todo un éxito para su infinita vanidad. Hombre, nadie le hubiese pedido al presidente Zapatero que realizase una gesta parecida puesto que es un país afín a Francia, pero, la verdad, que su ministro de Asuntos Exteriores se molestase en entrevistarse con su homólogo del Chad tampoco hubiese estado mal. Más bien, con sólo mandar a un cónsul y algún que otro embajador para interesarse por la situación es como si nadie se hubiese dado cuenta de que, lo que realmente pretendía el presidente de Chad y todos su acólitos, era publicidad internacional de máximo nivel. Nada mejor para tapar las vergüenzas de un régimen corrupto que tiene a sus ciudadanos en la más absoluta miseria. Si, desde un principio, se hubiese tomado la manija de la situación con una visita en consecuencia, quizá, las cosas se hubieran solucionado antes. Pero, como lo importante es que el conflicto parece haberse resuelto al menos en parte, dejemos al presidente francés toda la gloria del asunto porque, al final, lo relevante repito, es que los retenidos ya están aquí y punto. A mí, si me sucede algo similar a lo de la tripulación por algún que otro país africano, ya sé a quién tengo que llamar y a quién no.

Ver Post >

Últimos Comentarios

albertoperez 30-12-2017 | 18:44 en:
La gloria del empeño.
albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Otros Blogs de Autor