img
El síndrome andaluz.
img
Jose Manuel Balbuena | 19-01-2017 | 08:37| 0

El Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla comenzó a investigar en 2013 a la federación andaluza de UGT. Como consecuencia, descubrió que el sindicato había utilizado unos locales –cedidos de forma gratuita por el Gobierno central- para financiarse. Es decir, se inventaba un arrendamiento ficticio que, posteriormente, facturaba a la Junta de Andalucía. En total eran 12 inmuebles repartidos por todas las provincias andaluzas. La Unidad Central Operativa de Delincuencia Económica de la Guardia Civil (UCO) concluyó que por este método se habían defraudado 4,11 millones de euros. Llovía sobre mojado en la UGT de Andalucía: su anterior secretario general, Manuel Pastrana, había camuflado en 2009 una mariscada de 2.000 euros para cobrar una subvención. En septiembre del año pasado nueve personas –nada que ver con el sindicato- fueron juzgadas en Sevilla por recibir, ojo, más de cinco millones de euros en subvenciones. Montaron una trama con los cursos de formación inflando facturas. Esto es, el coste real era de un 70 por ciento inferior al que posteriormente pasaban a la Junta. Idénticos conceptos se cobraban dos veces, se incrementaban las horas reales impartidas y nuevamente el arrendamiento acababa inflado. La UCO investigaba a UGT-Asturias desde el 2014. Normalmente, esta unidad especializada de la Guardia Civil suele ser como un perro de presa. Están curtidos –los Pujol, Rato o Bárcenas bien lo saben-  y tienen mucha experiencia. Hubiese sido raro que el sindicato asturiano se marchase de rositas a tenor de su investigación. El pasado martes montó en Oviedo un operativo espectacular –quizá desmedido- que ha acabado con seis personas investigadas. Presuntamente, el “modus operandi” de los asturianos era muy similar al andaluz. Esto es, se facturaron arrendamientos de locales hinchándolos hasta una cifra, según estimaciones, de 400.000 euros. Sin duda, esta operación es un golpe muy duro para el sindicalismo asturiano. Casi la puntilla si tenemos en cuenta también lo de Villa. En cualquier caso, tenemos que colegir que el mundo de la formación no puede seguir así. Se ha demostrado –la UCO sigue tramas por toda España- que está descontrolado. El dinero para los cursos acaba –bien sea desde instituciones o empresas privadas- desviado para otros fines ilícitos. Regularmente, me visitan empresas creadas ad hoc para impartir cursos a los trabajadores. El gancho siempre es el mismo: son gratis. Si les comentas que no hay tiempo para ello, en seguida te buscan una solución. Pueden ser a través de Internet, por temario, presencial, etcétera. Lo importante es facturarlo a la Administración correspondiente y punto. La calidad de la formación, en fin, tampoco importa.

Ver Post >
El concepto.
img
Jose Manuel Balbuena | 17-01-2017 | 09:53| 0

Al igual que en la famosa película «Airbag», estamos buscando un concepto para la renta social municipal. El miércoles de la semana pasada, varios concejales de Xixón Sí Puede (XSP) e IU se reunieron con altos cargos de la consejería de Servicios y Derechos Sociales. Como resultado, los ediles de XSP lanzaron las campanas al vuelo con un «Sí se puede» sobre la nueva prestación. ¿Dónde estaba la concejala de Bienestar Social, Eva Illán? Desde luego, en Oviedo no. Probablemente, en su despacho esperando órdenes de los verdaderos gestores: XSP e IU. No pasó ni un día y la consejera asturiana del ramo, Pilar Varela, lo dejó muy claro: cualquier tipo de prestación periódica es incompatible con el salario social y daría lugar a su pérdida. Volvemos a retomar el concepto. Habrá ayudas, según parece, en función de si eres perceptor o no del salario social básico del Principado. En el primer caso, serán finalistas. Es decir, se dará una cantidad para cosas como arreglos dentales, gastos farmacéuticos o funerarios. Nótese cómo la casuística va subiendo. Al principio era sólo para unas gafas, ahora ya entra hasta el entierro. En el segundo, es decir, a quien no perciba ningún ingreso, el Ayuntamiento le pondrá una renta básica pura y dura. El objetivo es que ningún gijonés viva con menos de 532 euros al mes. Da igual, por lo visto, que el Principado haya admitido disfunciones en todos estos años de gestión del salario social. O dicho de otra forma: que su puerta de entrada sea muy ancha –el presupuesto y beneficiarios no para de crecer cada año- y la de salida muy estrecha. O que sea considerado no como un medio, sino un fin. Es decir, una ayuda para subsistir mientras se encuentra empleo, pero que se acaba convirtiendo casi en una forma de vida. Tampoco que haya fallos administrativos que desincentivan la búsqueda del trabajo: quien sale del mismo porque encuentra un puesto, tiene que ponerse a la cola cuando lo pierde. Consecuencia: muy pocos lo dejan. No pasa nada. Hay que meter a calzador la renta social municipal y gastarse los 7,7 millones de euros. Incluso de este nuevo maná municipal, quiere participar la Unión de Comerciantes. Reclaman su parte de una economía subvencionada que se retroalimenta a sí misma. Proponen que los beneficiarios del Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal gasten en sus comercios mediante una colaboración. El concepto es el concepto. Ahora son los comercios locales, luego vendrán las farmacias, las tiendas de muebles, reparadores, los taxis para ir al médico… La nueva renta social municipal convertirá Gijón, no lo duden, en un mundo feliz.

Ver Post >
El extraño caso.
img
Jose Manuel Balbuena | 14-01-2017 | 22:20| 1

Sí, lo del Festival Internacional de Cine de Xixón (FICX) debería tener nombre de película. Algo así como «El extraño caso del director del FICX» y sería un filme de serie B. Un bodrio infumable. Verán, allá por el mes de marzo del año pasado el consejo de administración de Divertia, ente municipal del que depende, decidió destituir a su director, Nacho Carballo. La oposición en bloque votó en contra de su gestión, yéndose a la calle por no lograr controlar los costes. Entonces, se quedó en realizar una selección entre distintos candidatos en función de los proyectos que presentasen. Las bases que se montaron fueron tan ridículas que sólo llegó uno vivo al final. A todos los tumbó el inglés puesto que no tenían el nivel certificado exigido. Vamos a ver, ¿qué estamos buscando: el director de un festival o un profesor titulado? Los miembros de la comisión valoradora del proceso selección eran de lo más pintoresco. Estaba formado por Foro, Xixón Sí Puede, PP, Ciudadanos, el Ateneo Jovellanos, el Ateneo Obrero, la Sociedad Cultural Gijonesa, Otea y la Cámara de Comercio de Gijón. Como sabemos de sobra, reconocidos expertos en la organización de este tipo de eventos. Su razón principal para dejar el puesto desierto fue que el único proyecto posible, «no imprimía al FICX el giro que pretendía esta convocatoria». ¿Qué giro? ¿De qué hablan? No sé ustedes, pero yo lo tengo claro: donde entra la política que la cultura se eche a temblar. El director del FICX tiene que nombrarlo el equipo de gobierno municipal y punto. José Luis Cienfuegos, el anterior titular, estuvo en el cargo durante diecisiete años todos ellos con el PSOE. ¿Lo discutió alguien? ¿Propusieron acaso que se hiciera algún tipo de convocatoria para el puesto? No, más bien, llegó a ser tal la simbiosis que Cienfuegos intentó registrar la marca del festival a su nombre. Si llega a seguir, como era el deseo de la mayoría de la oposición, nuca se hubiese montado este tinglado. Según parece, a Foro se le ha prohibido esta potestad. Eso sí, cuando el FICX no guste le lloverán los palos. Dirán que vaya basura que ha montado, a pesar de que ni siquiera puede elegir quién lo dirige. Estamos a once meses de su celebración y esta peculiar oposición, por lo visto, se quiere volver a repetir. Como no tiene ya bastantes problemas el certamen gijonés para subsistir –sin salas de proyección o con un hachazo importante que le ha pegado el Principado en sus ayudas- vamos a buscarnos más. ¡Ay cultura, en tu nombre, cuántos desmanes se cometen!

Ver Post >
La doctrina Cifuentes.
img
Jose Manuel Balbuena | 12-01-2017 | 10:52| 0

El partido Los Republicanos –homólogo del PP en Francia- eligió a su candidato a la Presidencia de la República mediante un proceso de primarias. Las mismas, no se limitaban sólo a sus militantes, sino también a cualquiera que quisiera participar. Había que inscribirse y pagar dos euros. Los resultados fueron cuando menos sorprendentes. En primer lugar, porque François Fillon, contra todo pronóstico, arrasó con el todopoderoso Nicolás Sarkozy. Y segundo, fue tal el éxito que consiguieron recaudar un bote de dos millones de euros. Casi todos los partidos europeos eligen sus cargos a través de este sistema. No vamos a decir ya en Estados Unidos donde, muchas veces, las primarias están más reñidas incluso que el propio proceso electoral. Tomen si no el ejemplo de Obama y Hillary Clinton en el 2008. A Cristina Cifuentes, la presidenta madrileña, le está cayendo la del pulpo. Todo por decir que en su partido debería ser «un militante, un voto». El vicepresidente de Organización popular, Fernando Martínez-Maillo, propuso una doble vuelta. En principio, la militancia elegiría a los compromisarios y estos, a su vez, al presidente. La propuesta de Cifuentes consiste en que se vote sin intermediarios. Es decir, directamente por las bases. Algo que, para mí, tiene toda la lógica del mundo. Uno puede elegir a los compromisarios y luego estos hacer lo que les dé la gana. Sin embargo, las críticas a la enmienda que piensa plantear suben de tono. Algunos cuestionan su legitimidad recordándole que únicamente es la presidenta de la gestora que dirige Madrid, y otros que la eligieron a dedo. Hay quien como el expresidente extremeño, José Antonio Monago, piensa que «no son la pureza del sistema». Mientras que Alberto Nuñez Feijóo, el líder gallego, las rechaza de pleno. Entiende que «copiar algo que funciona mal no es un buen planteamiento». Sólo desde el PP balear parecen tener acogida sus tesis. Allí van aplicando las primarias sin mayores problemas hasta en cinco ocasiones. Pregunto, ¿a qué tiene miedo el PP? ¿Por qué se considera la propuesta de la presidenta madrileña como un ataque a Mariano Rajoy? Si todos los partidos en España las utilizan, ¿por qué no los populares? ¿Cuál es el problema para que se vayan implantando, por ejemplo, comenzando por los congresos regionales? Salvo que se quiera seguir con el actual modelo completamente vertical, resulta bastante difícil de entender. Tal parece que la mayoría ve bien que el presidente se elija en un conciliábulo, ratificado posteriormente por un congreso a la búlgara. Sin duda, la estructura del PP necesita un soplo de aire fresco.

Ver Post >
Rigor mortis.
img
Jose Manuel Balbuena | 10-01-2017 | 11:51| 0

El proyecto para reanudar la autopista del mar tiene mala pinta. Más bien, se está muriendo poco a poco. En principio, la empresa que lo quiere llevar a cabo, Transportes Riva, estuvo esperando por los parabienes de la Unión Europea. Después de mil peripecias, los logró y se puso a buscar barco. Lo encuentra, lo inspeccionan y dicen que está fetén, pero no acaba de comprarlo. Según parece, está esperando por la financiación. El proyecto de Riva fue desechado por varios bancos y, por lo visto, tiene como condición «sine qua non» la aprobación de un crédito en condiciones favorables por parte del Principado. En concreto, pide ayuda para los primeros años de funcionamiento a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa). No sé, es como si todo estuviese  cogido con alfileres. Como si el más mínimo soplo lo fuese a derribar. La empresa parece no generar la suficiente confianza –El Musel y Puertos del Estado la apoyan porque no les queda otra- como para ponerlo en marcha. Por si fuera poco, sabemos por estas mismas páginas que hay problemas dentro del accionariado. Los hermanos de Rafael Riva, el propietario de la naviera, lo demandan por temas legales con las juntas de accionistas. Éste, por su parte, responde que es una presión más para no entre en funcionamiento la autopista de mar gijonesa. Aunque, bien es cierto, sin este conflicto empresarial de por medio, tampoco estaba muy claro que fuese a salir adelante. ¿Dudas sobre el proyecto? Todas las del mundo. ¿Acerca de la empresa que a duras penas lo quiere llevar a cabo? También. Tal parece que lo que interesa más son las subvenciones, el que se garantice con dinero público su viabilidad, que cualquier otra cosa. Seamos claros: a estas alturas, ninguna otra naviera mostró el más mínimo interés por la conexión entre El Musel y Saint Nazaire. Ni si quiera preguntaron. Desde que en un lejano ya septiembre de  2104  LDLines abandonase la línea, todo ha sido como en la canción: un pasito para adelante, un pasito para atrás. En cambio, Vigo se hace fuerte e incluso prevé ir incrementando sus conexiones con la apertura de nuevas rutas. En resumen, que esto es lo del refrán asturiano: “se pasó el día, se pasó la romería”. Tuvimos nuestra oportunidad y no la supimos aprovechar. Ahora, lo único que nos queda es apoyar algo que se tambalea hasta ver a dónde llega. No hay más. La conexión francesa de nuestro puerto no creo que salga de ésta. Es todo demasiado frágil, demasiado improvisado y con pocas ganas de afrontar una verdadera inversión de futuro.

Ver Post >
Yo pregunto.
img
Jose Manuel Balbuena | 07-01-2017 | 08:47| 2

En Finlandia van a poner a prueba lo de la renta básica. Han elegido a dos mil ciudadanos en paro que cobrarán 560 euros al mes sin condiciones. Es decir, no están obligados a nada. Ni tienen que aceptar ofertas de trabajo, ni formarse, ni su aprobación depende en absoluto del poder económico del individuo en cuestión. Es más, tampoco tienen por qué declararla a Hacienda y no la pierden si les toca la lotería o heredan cinco mansiones. Además, son compatibles con cualquier renta o salario que puedan percibir. En resumen, durante dos años recibirán una prestación porque sí. El proyecto piloto tiene como objetivo saber si una renta básica desincentiva la búsqueda de empleo. O sea, si esta gente prefiere trabajar o acomodarse a vivir de un ingreso sin mayores complicaciones. En Gijón, la Renta Social Municipal que se va a poner en marcha, también tiene algo de experimento. Se van a repartir, en teoría, 7,7 millones de euros en ayudas tal y como dicen sus creadores –Xixón Sí Puede (XSP), IU y Foro como artista invitado- sin contraprestaciones. Una vez definida la puerta de entrada a «Subvención World» sus beneficiarios ya pueden estar tranquilos. Los controles serán laxos, las cuantías generosas y se les molestará lo menos posible. De hecho, XSP e IU ya están metiendo prisa para que todo esté funcionando en marzo. La propia alcaldesa, Carmen Moriyón, en estas mismas páginas, señalaba que el Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal es uno de los hitos de su mandato. Incluso, fíjense, hasta se mostraba orgullosa. ¡Hey, cómo mola eso de los subsidios a granel! Seguramente, la demanda será infinita. Muchísima gente se apuntará para ver si cae algo y sus impulsores se mostrarán maravillados: «Veis, si ya os lo decía yo. En Gijón hay mucha pobreza». Sin embargo, a Juan García, el gijonés que ya hemos mencionado en esta columna y que no aspira a que le resuelvan la vida, se le quedará cara de tonto. Incluso se sentirá como una vaca: en el futuro le van a ordeñar a base de impuestos para financiar el crecimiento exponencial que experimentará la Fundación Municipal de Servicios Sociales. En Suiza hicieron un referéndum para ver si ponían en marcha una medida similar. Su renta básica era, ojo, de 2.250 euros al mes y 600 para los menores. El coste de implantarla representaba comerse un tercio del PIB del país. ¿Cuál creen que fue el resultado? Pues el 77% de los suizos dijeron que no. Pregunto, ¿pasaría esto mismo en nuestra ciudad? ¿Qué dirían los gijoneses si se les preguntase? ¿Están dispuestos a que sus impuestos sólo sirvan para financiar un Plan de Emergencia Social?

Ver Post >
Como siempre.
img
Jose Manuel Balbuena | 05-01-2017 | 11:05| 1

Aunque parezca que habrá competencia, disputa y candidatos luchando entre sí en torno a un debate de ideas; al final, ya lo verán, todo quedará en nada. Me refiero al congreso del PP asturiano previsto para la próxima primavera. Siempre es igual. En el momento en que el aparato oficial comience a funcionar, irá cercenando las posibilidades de sus rivales hasta dejarlos agotados. Los compromisarios se acabarán doblegando a la voluntad del poder. Quien se mueve, ya saben, no sale en la foto. ¿Margen para las sorpresas? Casi nulo. El candidato oficial –propuesto desde la dirección nacional, claro- parte con una ventaja infinita con respecto a los demás. Hasta ahora siempre ha sido así. Miren si no los ejemplos de Isidro Fernández Rozada y Ovidio Sánchez. El primero dieciséis años en la presidencia y el segundo doce. Este último, por cierto, delegando de forma infame en Gabino de Lorenzo con el resultado que todos sabemos: la escisión y posterior creación de Foro Asturias. Luego vino Mercedes Fernández, quien llegó cuando el partido estaba hecho unos zorros y promovida (¡oh, el dedo divino!)  de forma descarada desde Génova. Ahora, según parece, existe una candidatura alternativa que asegura tener todos los avales necesarios. Su cara visible, la Presidenta del PP de Avilés, Carmen Maniega, dice que hay un grupo de militantes que quieren cambiar las cosas. Cree que aglutinarán el descontento y cifra sus opciones de victoria en un 50%. La verdad, pienso que son mucho menores. Anteriormente, otras candidaturas –Juan Morales (2008) o Manuel Pecharromán (2012)- se dieron de bruces contra un muro. El mismo que levanta el PP asturiano en torno a cualquier alternativa que se quiera plantear. Su estructura vertical, monolítica, está hecha para eso: para que siempre gane el que digan desde Madrid. Eso de competir, de que voten directamente los militantes a través de unas primarias, simplemente, no existe. El PP de Asturias (y el de Mariano Rajoy) las ve como un problema más que una solución. Resultado: el guirigay permanente en todas las agrupaciones. Miren si no el barullo que se ha montado en Avilés (lamentable espectáculo), dos congresos anulados en Gijón (siendo casi una victoria que el último lo convalide la Justicia), y las frías relaciones con Oviedo (el «caso Aquagest» y Agustín Iglesias Caunedo). En resumen, que no esperen ningún cambio. Esto no está montado como en el centro-derecha francés: François Fillon, el candidato al Palacio del Elíseo, no era en absoluto el favorito en unas primarias abiertas, pero arrasó contra pronóstico. Aquí sería imposible.

Ver Post >
Prueba y error.
img
Jose Manuel Balbuena | 03-01-2017 | 12:43| 0

Aunque la consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, dice que eso es impensable en una urbe asturiana, podría suceder. Me refiero a las drásticas restricciones de tráfico por causa de la contaminación. Como saben, en Madrid se impuso por primera vez esta medida. El pasado jueves sólo pudieron circular por el centro los vehículos con matrícula par, mientras que el resto se quedaban dando vueltas en el extrarradio buscando donde aparcar. Lo más sorprendente, sin embargo, es que duró un día. Es decir, se armó un revuelo extraordinario para que el Ayuntamiento, en apenas 24 horas, dijera que los niveles de NO2 (dióxido de nitrógeno) habían descendido levemente y levantara la prohibición. En fin, tal parece como si en esto de la contaminación se actuase por prueba y error. Es decir, impongo una medida radical y depende de las protestas la mantengo o no. Es lo mismo que sucedió en Oviedo. El Ayuntamiento cortó el tráfico en la entrada y salida de la “Y” un domingo. Día sorprendente puesto que la densidad circulatoria –no se trabaja, no hay vehículos de reparto, no hay colegios, etcétera- suele ser sensiblemente inferior. Apenas 43 horas después había levantado el corte y ya se circulaba con normalidad. En Gijón, las medidas anticontaminación, de momento, sólo afectan a los vehículos pesados. Esto es, el Ayuntamiento puede impedir su circulación a ciertas horas si los niveles de polución se disparan. La verdad, tendría gracia que tales restricciones incluyesen también a los coches. Más que nada, porque el tráfico de vehículos en nuestra ciudad es menor. Miren las principales arterias entre las ocho y las nueve de la mañana, vean cómo no tienen la densidad de las urbes que trabajan, observen cómo los atascos no representan más de algunos minutos. Quizá alguna complicación en las rotondas de conexión con autopistas (Viesques o El Llano) y poco más. Somos una ciudad donde casi jubilados y trabajadores están a la par. El vehículo se usa poco, en comparación con los paseos por El Muro. Incluso se le penaliza restringiéndolo cada vez más: vean si no la política de peatonalización de calles –alguna más que discutible- que ha tenido lugar. Por tanto, no cabría de ninguna manera que en Gijón se impusiese algo así. Ahora bien, tampoco descarten que la política de prueba y error aparezca. O sea, que un buen día nos encontremos con que nuestro mundo se dividirá entre matrícula par e impar. Que se haga para, como en Oviedo, repito, ver cuál es límite de cabreo ciudadano. Sin duda, más rigor en esto de la contaminación nos vendría bien a todos.

Ver Post >
La fábrica de subvenciones.
img
Jose Manuel Balbuena | 31-12-2016 | 11:12| 0

Tiene razón Carmen Moriyón en su justificación por el cese de la directora de Servicios Sociales. «Necesitamos a alguien con energía para sacar todo adelante», dijo. Es cierto, tal y como asegura la Alcaldesa, que quien opte al puesto deberá tener una resistencia casi sobrehumana: se va a pasar el día dando subvenciones. Mañana, tarde y noche. De manera mecánica y sin parar. Puede, incluso, que hasta tengan que contratar a un fisioterapeuta. Más que nada, porque se le va a agarrotar la mano de tanto firmar ayudas a diestro y siniestro. La Fundación Municipal de Servicios Sociales, después de la aprobación del presupuesto, va a quedar en eso: una fábrica de subvenciones al por mayor. El nuevo Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal, diseñado al alimón por Xixón Sí Puede (XSP) e IU, ha entrado de lleno en el ente municipal con el objetivo de tomarlo. Hacer de la Fundación el centro de toda la política municipal. Como diría Pablo Iglesias (el de Podemos): eso es «tomar el cielo por asalto» y lo demás cuento. Llama la atención que su directora, como digo, fuese cesada de sopetón. Desconocemos si su labor era satisfactoria o no. Sin embargo, el que se vaya a poner en marcha la renta social, XSP se hubiese quejado de su labor, y la posterior laminación por parte de Foro fue todo uno. Encajen las piezas como ustedes quieran. Por supuesto, el equipo de gobierno tiene todo el derecho a nombrar a sus cargos de libre designación. Es más, en algún caso, como el nombramiento del director del Festival de Cine de Gijón, tiene toda la pinta de que va a acabar mal por imponer una especie de oposición ridícula. Ahora bien, es imposible no vincular la destitución de Pilar del Amo, la antigua directora, con todo lo que va a cambiar en los Servicios Sociales gijoneses. A partir de ahora, sus verdaderos regidores, ya saben, se van a dedicar a exigir. Primero, que las ayudas sean tan amplias que contemplen casi cualquier actividad de un individuo. Todo lo que hagan los gijoneses, no sé, por ejemplo, cazar Pokemon, puede ser objeto del dinero público Y segundo, que se ejecuten. Es decir, que los fondos se gasten (con o sin razón) y no queden sólo en el papel. De hecho, ya han impuesto controles de ejecución presupuestaria a corto plazo y más rigurosos. En resumen, que es posible que un bache cualquiera en una calle permanezca ahí «ad eternum», pero la maquinaria de la Fundación Municipal de Servicios Sociales seguirá fabricando ayudas a tres turnos. Nunca mejor dicho en el caso de Foro, que para eso es su lema.

Ver Post >
¿Qué queda del sanchismo?
img
Jose Manuel Balbuena | 29-12-2016 | 12:36| 1

Mientras en Podemos riñen como en una asamblea universitaria cualquiera, los críticos del PSOE intentan aglutinarse. Montaron una reunión este pasado martes para pedirle algo a su líder virtual: que se presente a las primarias, que dé el paso. Según parece, el coche de Pedro Sánchez está gripado. En sus propias palabras, iba a recorrer las agrupaciones socialistas de toda España con la buena nueva. Esto es, como si fuese el Evangelio, Pedro, nunca mejor dicho, llevaría a la militancia del PSOE el protagonismo y la ilusión que, según él, ha perdido. Nada de eso sucedió. Hasta ahora, sólo dos comunidades recibieron su vista: Valencia y Asturias. Con actos cortos –en El Entrego apenas habló quince minutos- y sin mucha chicha. El resto del tiempo se lo ha pasado en casa, o yendo a apoyar a Hillary Clinton que quizá por eso acabó así. El caso es que 68 cargos medios –dicho de forma menos eufemística: completamente desconocidos- han firmado un manifiesto donde le exhortan a dar la cara. Leyéndolo tal parece que la memoria se nos ha borrado a todos. «Cuenta con el capital político que da la coherencia», en fin, de sobra es conocido que Sánchez cambió de opinión cien veces. Sobre todo, cuando trató de salvar el pellejo antes del famoso Comité Federal de octubre. «Puede recuperar la confianza del electorado», sí, ya lo hemos visto. Las dos peores derrotas del socialismo parlamentario han llevado su firma, bajando el número de diputados hasta alcanzar un hito histórico (85). «Reconoce el papel que le corresponde a la militancia», cuando le conviene añadiría yo. No dudó en apelar a ella tras verse acorralado por la Ejecutiva, o con una pregunta imbécil para refrendar su malogrado acuerdo con Ciudadanos. ¿Qué queda, pues, del sanchismo? La verdad, cada vez menos. En esta última reunión, se ha visto claramente que está dividido. Los pesos pesados –Patxi López, por ejemplo- lo han dejado de lado. No confían en él. Para muchos, Sánchez abandonará el barco y están tratando de articular una tercera vía. Un líder al que confrontar con el candidato oficial –supuestamente, Susana Díaz- que tenga ciertas garantías. La trayectoria errática de Pedro Sánchez desde que dimitiera (lo dimitieran) no deja lugar a dudas: en absoluto ve claro que pueda ganar. Si fuese así, lo veríamos de nuevo con una actividad febril. Saliendo incluso otra vez en Sálvame, esta vez quizá en la edición De Luxe. Sin embargo, está escondido en Twitter. Como la luna, de cuarto menguante. El sanchismo naufraga y sólo le van quedando entusiastas acérrimos. Su fan número uno, por lo visto, la diputada asturiana, Adriana Lastra.

Ver Post >

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 31-03-2017 | 21:30 en:
Nos la cuelan.
kika47_1390494074313 26-03-2017 | 09:43 en:
¡Vaya semanita!

Otros Blogs de Autor