img
Etiqueta: montepío
Los señores del carbón.
img
Jose Manuel Balbuena | 01-02-2015 | 18:57 |0

Hubo una forma de gobernar Asturias durante los años noventa impune. Obscena en sus formas. Consistía en que un poder sindical omnímodo –abandero por el ex secretario general del SOMA, José Ángel Fernández Villa- hacía y deshacía a su antojo. En la comisión parlamentaria para investigar su presunta fortuna oculta, un ex presidente de HUNOSA, José Ramón Secades, llegó a preguntar: «¿quién puso un presidente del Principado que no fuese el que quería Villa?». Silencio sepulcral. Vale más callar que intentar refutar una gran verdad. Los comparecientes políticos –presidentes del Principado, consejeros, diputados y un largo etcétera- hicieron de monos sabios chinos: ni vieron, ni escucharon y, por supuesto, no hablaron. Más que nada, porque acabarían inculpándose a ellos mismos. Si de verdad hubieran visto algo ilegal en Villa, la pregunta no tardaría en surgir: entonces, ¿por qué no lo denunciaron en su momento? Mejor callar y hacer leña del árbol caído. Ahora Villa es el peor de los demonios, pero antes les manejaba a su antojo. Sin ningún pudor mandaba y ellos agachaban la cabeza. Sí, José Ángel, lo que usted diga. En el Parlamento sólo

Ver Post
El «Montemío».
img
Jose Manuel Balbuena | 09-11-2014 | 19:14 |0

La «Vieja Asturias» funciona así: procurando siempre que su segunda generación (o posteriores) viva sin preocupaciones. El vástago de turno no tiene por qué estudiar o formarse de manera competente, ya está papá político-sindicalista para procurarle el«puestín». El sueño de un trabajo para toda la vida hecho realidad. No es el «puestín», obviamente, algo totalmente público. Para eso, es necesario presentarse a unas oposiciones, estudiar un temario, tomarse unas cuantas tilas y, ¡buf!, ¿quién quiere pasar por todo eso? La ventaja del  «puestín» es que se vive como un funcionario pero sin serlo. Una tarea cómoda, sin preocupaciones y no teniendo que sufrir las incomodidades que a veces también tiene lo público. Que te recorten las pagas, te haga la puñeta el jefe o que no te suban el sueldo durante años. El «puestín», digo, está tan enraizado en la cultura asturiana como, no sé, la propia gaita. Damos por hecho que nos encanta a todos. Así, participar en esa red clientelar hasta hace poco se consideraba de lo más normal. Y luego, por supuesto, a votar elección tras elección lo mismo porque, nadie, que yo se sepa, muerde la mano que te da de

Ver Post

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 07-01-2017 | 14:48 en:
Yo pregunto.
susanalopez212 07-01-2017 | 09:52 en:
Yo pregunto.
kika47_1390494074313 05-01-2017 | 15:26 en:
Como siempre.

Otros Blogs de Autor