El Comercio
img
Etiqueta: Pedro Sánchez
Esa purga suave.
img
Jose Manuel Balbuena | 10-08-2017 | 04:34 |0

1502193801858

Antonio Trevín lo explicó de forma lacónica: «El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó». Se refería a su sustitución como portavoz de la Comisión de Interior en el Congreso. Un puesto de relevancia –donde un parlamentario puede brillar como el sol- y que le fue arrebatado en cuanto Pedro Sánchez tomó mando en plaza. Es más, sus continuos choques con la ahora todopoderosa portavoz del Grupo Socialista, Margarita Robles, ya venían de atrás. Siendo Robles diputada había pedido explicaciones a Trevín de forma airada, ante el voto en contra de la Ley de Precursores de Explosivos. El ex presidente del Principado se lo tomó mal. Dijo que era la primera vez que había sufrido una desautorización pública por parte de un compañero. Así, como es lógico, resultaba muy difícil que pudiera continuar. Luego vino lo del «gallinero». Esto es, mandarlo a las últimas filas del Hemiciclo donde iba a estar acompañado por otros «susanistas» represaliados. En una red social comentaba la jugada con fina ironía: «Está justito al lado de la puerta de salida a la entreplanta, tapado convenientemente con columnas y altillos». Finalmente, fue lo que sucedió:

Ver Post
¿Lo sabes ya, Pedro?
img
Jose Manuel Balbuena | 03-08-2017 | 05:16 |0

images

Tal parece que no. Me refiero al concepto de nación. Si recuerdan, en uno de los momentos memorables de las primarias socialistas, Patxi López se dirigió en pleno debate a Pedro Sánchez de esta manera: ¿sabes lo que es una nación? El entonces aspirante y ahora secretario general respondió de forma difusa, como si se hubiese metido en mitad de la niebla. «Es un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía por razones culturales, históricas o lingüísticas», dijo. A lo que López remató explicando la historia 200 años atrás y sentando cátedra. Pues bien, o Sánchez sigue sin tener claro lo que es una nación, o no ha sabido trasladarlo a sus compañeros. Lo digo porque en cada uno de los congresos regionales del PSOE sale una cosa distinta. El 39º congreso federal dejó sentadas las bases sobre una supuesta plurinacionalidad. Sin embargo, en Valencia, Ximo Puig, apuesta por un federalismo asimétrico sin concesiones. Es decir, unas comunidades serían de primera –incluso más que ahora- y otras de segunda. Digo más, los socialistas valencianos cerraron su congreso con una inquietante declaración: el reconocimiento al «País Valenciano» como «sujeto

Ver Post
Vientos de cambio
img
Jose Manuel Balbuena | 06-07-2017 | 04:15 |0

primarias-fsa

Como si fuese la secuela de una película de éxito, vuelven las primarias al PSOE. Esta vez, a través de los congresos regionales. Aquí, en nuestro paraíso natural, dos sectores se enfrentan abiertamente sin tapujos. Por un lado, los partidarios de Pedro Sánchez que disfrutan de sus días de gloria y por otro, los que apoyaron a Susana Díaz. Estos últimos, claro está, con la moral más bien baja. Sus respectivos candidatos también se amoldan perfectamente a los cánones que hemos visto hasta ahora. Adrián Barbón, el alcalde de Laviana, representará al todopoderoso «sanchismo» y por su lado, José María Pérez, el edil gijonés, a lo que se ha denominado el «javierismo». En referencia, obviamente, al presidente del Principado, Javier Fernández, que juega un papel muy importante –aunque esté retirándose de la vida política- en todo este asunto. Pues bien, puestas encima de la mesa las cartas podríamos hablar de suspense, interés, igualdad y lo que se vivió en las primarias originales. Las que enfrentaron a tres candidaturas a nivel estatal. Sin embargo, no va a ser así. Éstas son mucho más paniaguadas. Carecen de tanta emoción y ya se sabe de

Ver Post
Déjà vu.
img
Jose Manuel Balbuena | 29-06-2017 | 05:39 |0

unknown

Tal parece que esta situación política ya la hubiésemos vivido antes. Me refiero a las sucesivas reuniones entre grupos políticos que, con la llega de Pedro Sánchez a la secretaria general del PSOE, se están produciendo. Es como volver al periodo previo entre elecciones: si recuerdan, entre diciembre del 2015 y junio de 2016 los partidos no hacían otra cosa. Era una auténtica fiebre por intentar llegar a pactos, formar gobiernos y coaliciones. Pues bien, el fuego ahora lo ha abierto el secretario general socialista y Pablo Iglesias. Un encuentro que no se producía desde el 30 de marzo del año pasado. Todo ello, bajo el nuevo rumbo que Sánchez quiere imprimirle al PSOE. O sea, acercarse al espacio político de Podemos lo más posible. Tal es así que, horas después de la entrevista, declaró sentirse muy cercano al votante morado. Es más, ambos pactaron una llamada «agenda común» sobre diferentes asuntos, con cinco grupos de trabajo: rescate a los jóvenes, relaciones laborales, políticas de igualdad, pensiones y desbloqueo de iniciativas parlamentarias. Temas fáciles, sin mayores complicaciones, con los que crear ese forraje ideológico del que se alimenta

Ver Post
¡Qué tremendo error!
img
Jose Manuel Balbuena | 27-05-2017 | 06:03 |0

download

Con todos mis respetos hacia la militancia socialista, creo que han escogido al peor secretario general posible. No es que los otros dos fuesen como para tirar cohetes, pero, al menos, de ninguna manera representaban la ruptura que pretende hacer Pedro Sánchez. Una especie de limpieza, de reseteado de ordenador, en un partido histórico y que no está para sueños utópicos. Quizá, no sé, ahí esté el meollo de la cuestión: la militancia se creyó al cien por cien sus postulados populistas. Unos cantos de sirena donde les prometió la luna –ahora el PSOE volverá a ser de los militantes- y veremos cómo los cumple. Porque, si ustedes recuerdan, lo que ha hecho siempre el nuevo secretario general es consultar a las bases en función de lo que más le convenía. Con preguntas trampa y poniendo sus intereses por encima de todo. Cuando el pacto con Ciudadanos hizo un referéndum en unos términos que daba risa: «¿Respaldas estos acuerdos para conformar un gobierno progresista y reformista?». En fin, díganme quién se va a negar. Lo mismo que en el Comité Federal que lo defenestró: propugnaba una consulta exprés para hacerle un bypass al órgano de dirección. El

Ver Post
La rebelión de las bases.
img
Jose Manuel Balbuena | 23-05-2017 | 05:22 |0

pedro-sanchez-victoria-primarias-psoe_ediima20170521_0457_5

Los militantes del PSOE le han pegado una patada al aparato. No les voy a decir en qué parte, pero se la pueden suponer. Pedro Sánchez es el nuevo secretario general socialista. Lo ha hecho contra todo y contra todos. Pocas veces, en política se ha dado un caso como el suyo. Después del convulso Comité Federal de octubre del año pasado, el bello Pedro, parecía estar más que defenestrado. Un secretario general que había dimitido (lo empujaron a dimitir) entre graves acusaciones de intento de pucherazo, discusiones y un guirigay impresionante. Tras dos derrotas electorales -las peores en la historia del socialismo- y a punto de ser «sorpassado» por Podemos. Sin embargo, hoy estamos hablando de que la militancia le ha apoyado sin condiciones. Se ha entregado a él. En la mayoría de las agrupaciones, además, con un número de votos muy superior al de los avales recogidos. Había, pues, un sufragio oculto hacia la candidatura de Sánchez. La derrota de Susana Díaz, en cambio, ha sido sin paliativos. Dolorosa y de las que dejan huella. La andaluza entró en estas primarias sin ganas, arrastrada por los compromisos y sin convicción propia. Sólo reaccionó en cuanto

Ver Post
Dudas.
img
Jose Manuel Balbuena | 13-05-2017 | 06:21 |0

susana_diaz_psoe_andalucia

La candidatura de Susana Díaz genera dudas. Las mismas que ella tuvo a la hora de aceptarla. Recuerden que fue la última en sumarse a las primarias en el PSOE y, casi, me atrevo a decir, a regañadientes. Hizo falta incluso apelar a una hipotética obligación moral para conseguirlo. Es más, diseñó una campaña tranquila y plácida para navegar, como un velero a favor de viento, hacia una victoria segura. Los actos –mucho menos concurridos que los de Pedro Sánchez– no levantaban ningún tipo de pasión. O si no, díganme en la presidenta andaluza alguna frase a destacar, argumento, lema o coletilla. Así era todo hasta que… llegó la presentación de avales. Entonces, y como quien cae de un guindo, los «susanistas» se dieron cuenta de que había que cambiar el ritmo. Esperaban sacarle a Sánchez una diferencia brutal que, al final, se quedó sólo en 6.000 avales. Todo un desafío, un reto para el aparato que se había volcado en este proceso. Desde entonces, Susana Díaz ya no es tan «light» y afila cuchillos. Sugiere que el bello Pedro no ha conseguido ganar ningún tipo de elección, mientras que ella sí. Procura arrinconarlo para que parezca una fotocopia

Ver Post

Últimos Comentarios

albertoperez 30-12-2017 | 18:44 en:
La gloria del empeño.
albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Otros Blogs de Autor