El Comercio
img
Etiqueta: villa
La vieja Asturias.
img
Jose Manuel Balbuena | 08-06-2017 | 07:39 |0

resizer

Ahora se llevan las manos a la cabeza. Están escandalizados ante las informaciones que aparecen, se rasgan las vestiduras y se dan golpes en el pecho. Dicen al unísono sin reparos: ¡qué sinvergüenzas! Sin embargo, la vieja Asturias era así y lo sabían de sobra. Un lugar donde los sindicatos mandaban sobre la política. Uno donde se elegían a políticos en las urnas y eran utilizados como correa de transmisión de las centrales sindicales. Ponían y quitaban diputados, presidentes asturianos o directores de la antigua caja de ahorros. Nuestro paraíso natural estaba poblado de monos chinos, ya saben, esos que ni ven, ni escuchan, ni hablan. A tenor de las investigaciones de la Unidad Central Operativa de la Guardia (UCO) por la «Operación Hulla», el «modus operandi» de los señores del carbón era obsceno. Tosco a más no poder. Presuntamente se citaban en un bar para repartirse la mordida correspondiente, colocaban a sus familiares sin ningún pudor y no utilizaban ni siquiera tarjetas de crédito. ¿Para qué? Según la OCU habrían acumulado, sólo con los negocios de José Ángel Fernández Villa y José Antonio Postigo, en torno a los 2,3 millones de euros en

Ver Post
La fatiga del carbón.
img
Jose Manuel Balbuena | 01-06-2017 | 06:54 |0

download

A los señores del carbón se les derrumba su mundo. El que un día construyeron –con el beneplácito y consentimiento de muchos- donde todo era gloria y poder. ¡Ay, con lo que fuimos!, pensarán. Ahora, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil anda tras ellos como perro de presa. Registra domicilios e incluso ha mandado a alguno a dormir en el calabozo. Todo ello, por la construcción de esa catedral para la tercera edad financiada con los fondos mineros: el macrogeriátrico del Montepío del Minería en Felechosa (concejo de Aller). A los pies del puerto de San Isidro, montaron una residencia de tomo y lomo. Un edificio monumental que tenía difícil justificación. Su capacidad era inmensa para la presunta demanda que debía atender y con unas instalaciones de lujo. No repararon en gastos. Barra libre. Tanto, que quizá sea el geriátrico más caro de Europa: 32,5 millones de euros se emplearon en levantarlo. Eso sí, a su particular manera. Es decir, con sobrecostes por doquier, subvenciones a tutiplén y adjudicándolo a una empresa local que, de aquélla, tenía cuatro o cinco empleados. Pero, por si eso fuera poco, una vez acabado restaba por colocar

Ver Post
Los señores del carbón.
img
Jose Manuel Balbuena | 31-01-2015 | 11:22 |0

Hubo una forma de gobernar Asturias durante los años noventa impune. Obscena en sus formas. Consistía en que un poder sindical omnímodo –abandero por el ex secretario general del SOMA, José Ángel Fernández Villa– hacía y deshacía a su antojo. En la comisión parlamentaria para investigar su presunta fortuna oculta, un ex presidente de HUNOSA, José Ramón Secades, llegó a preguntar: «¿quién puso un presidente del Principado que no fuese el que quería Villa?». Silencio sepulcral. Vale más callar que intentar refutar una gran verdad. Los comparecientes políticos –presidentes del Principado, consejeros, diputados y un largo etcétera- hicieron de monos sabios chinos: ni vieron, ni escucharon y, por supuesto, no hablaron. Más que nada, porque acabarían inculpándose a ellos mismos. Si de verdad hubieran visto algo ilegal en Villa, la pregunta no tardaría en surgir: entonces, ¿por qué no lo denunciaron en su momento? Mejor callar y hacer leña del árbol caído. Ahora Villa es el peor de los demonios, pero antes les manejaba a su antojo. Sin ningún pudor mandaba y ellos agachaban la cabeza. Sí, José Ángel, lo que usted diga. En el Parlamento sólo

Ver Post
Tres cosas sobre la corrupción.
img
Jose Manuel Balbuena | 17-10-2014 | 06:18 |0

Una. Cada vez que salta un caso de corrupción todo son golpes en el pecho. Ni lo sospechábamos, qué sorpresa, aquí no tiene cabida ningún comportamiento así… Declaraciones altisonantes por parte de los partidos que buscan urgentemente medidas a tomar. Cuando no, como es en el caso de José Ángel Fernández Villa, pactos de consenso anticorrupción. Y lo hemos visto esta semana en el Parlamento asturiano. Los grupos, como no podía ser de otra manera, centraron el debate en torno al exlíder del SOMA. Sorpresa, indignación y disgusto fue lo que ofreció Javier Fernández en el Hemiciclo. Medidas concretas, más bien dos. Primera, que todos los presuntos corruptos sean expulsados en cuanto se les abra juicio oral y segunda, la creación de una comisión de investigación sobre el tema. En cuanto a lo primero, expulsar a un corrupto, es algo que un grupo político debería realizar por sí. Ahora bien, el acta de diputado es personal por lo que, si el golfo quiere, se pasará al grupo mixto mientras dure todo el proceso y santas pascuas. Quiero decir que buena parte de la legislatura habría que aguantarle ahí sentado, como ya ha pasado en numerosas ocasiones. A mí se

Ver Post
El 3% asturiano.
img
Jose Manuel Balbuena | 12-10-2014 | 10:53 |0

Queremos saber: todo se resume en eso. Desde que saltase a la palestra la fortuna oculta de José Ángel Fernández Villa, se acumulan las preguntas. Si un líder sindical tan importante acumuló semejante cantidad de dinero negro, ¿qué ocurrió con todos los que estaban a su lado? El propio PSOE ha dicho estos días atrás que creía que Villa no actuó solo. Pues bien, ¿quién estaba con él? ¿Hablamos de que existía una red, a modo y manera de la familia Pujol, que se dedicaba a los tejemanejes? Si el jefe consiguió ese dinero fuera del control de Hacienda, ¿no es razonable pensar que había cómplices en todas sus operaciones? Porque, otra cosa no, pero Villa vio pasar por delante de sus manos millones de euros. Tantos, que muchas veces no se podían materializar en obras concretas. Era tal el chorro de los fondos mineros que ni siquiera se podían gestionar. Proyectos con financiación que nunca se llegaban a realizar. Incluso el Gobierno de Mario Rajoy cerró unos cuantos al estar ahí pintados en un papel desde hacía años. Entonces, pregunto, ¿no es lógico pensar que al pasar entre las manos algo se quedase en las uñas? Si el conocido «caso Campelo» se

Ver Post

Últimos Comentarios

albertoperez 30-12-2017 | 18:44 en:
La gloria del empeño.
albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Otros Blogs de Autor