Seguridad e Higiene Industrial

El ámbito aplicativo de la seguridad industrial es la base en la que se debe sustentar tanto el contenido de los proyectos en la Industria, como las prescripciones mínimas para garantizar la seguridad de las instalaciones industriales que se planifiquen realizar.

Todas estas garantías mínimas de seguridad están contempladas en diversas normativas, las cuales varían constantemente y producen, no en pocos casos, distintas interpretaciones sobre las mismas, siendo la principal idea la de velar por la seguridad de los trabajadores.

Es así que ademas de un correcto diseño industrial, tanto de funcionamiento como de seguridad, las instalaciones industriales se deben legalizar siguiendo diversos procedimientos administrativos, que conlleven a la armonía en la implementacion de un sistema de gestión que vele por la seguridad e higiene industrial en la organización.

Por tanto esta normativa en el ámbito de la seguridad afecta a los proyectos industriales, sino que ahora más que nunca, el ingeniero debe conocer normativa en el ámbito de protección ambiental y en el ámbito urbanístico. Todas estas circunstancias producen un panorama en el cual el ingeniero debe estar constantemente atento a las variaciones y ampliaciones de los requisitos y exigencias reglamentarias, que le marco legal vigente exige.

Cabe señalar que los principales riesgos en la industria están vinculados a los accidentes, que pueden tener un importante impacto ambiental y perjudicar a regiones enteras, aún más allá de la empresa donde ocurra el siniestro. Ademas la seguridad industrial, requiere de la protección de los trabajadores con el uso de los implementos de protección personal necesarios y su monitoreo médico, la implementación de controles técnicos y la formación vinculada al control de riesgos.

Asi mismo la seguridad industrial siempre es relativa, ya que es imposible garantizar que nunca se producirá ningún tipo de accidente. Sin embargo su misión principal es trabajar para prevenir los siniestros, constituyendo un pilar para la implementación optima de un Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional

Se debe tener en cuenta que un aspecto muy importante de la seguridad industrial es el uso de estadísticas, que le permite advertir en qué sectores suelen producirse los accidentes para extremar las precauciones. De todas formas, la seguridad absoluta nunca puede afirmarse.

En la actualidad la innovación tecnológica, el recambio de maquinarias, la capacitación de los trabajadores y los controles habituales son algunas de las actividades vinculadas a la seguridad industrial, que contribuye al mejor desempeño de esta en la organización.

No puede obviarse que, muchas veces, las empresas deciden no invertir en seguridad para ahorrar costos, lo que pone en riesgo la vida de los trabajadores. De igual forma, el Estado tiene la obligación de controlar la seguridad a través de entes fiscalizadores, lo que muchas veces no sucede por negligencia o corrupción en los organismos estatales.

La higiene industrial es el conjunto de procedimientos destinados a controlar los factores ambientales que pueden afectar la salud en el ámbito de trabajo. Definiendo como salud al completo bienestar físico, mental y social. por tanto la higiene industrial, debe identificar, evaluar y, si es necesario, eliminar los agentes biológicos, físicos y químicos que se encuentran dentro de una empresa o industria y que pueden ocasionar enfermedades a los trabajadores de la organización.

Esto es importante en aquellos sectores productivos que implican la manipulación de contaminantes. Las compañías tienen que monitorear y realizar tomas de muestras y mediciones periódicas para verificar el nivel de los agentes contaminantes en el ambiente. Requiere, por lo tanto, de los servicios de un laboratorio capaz de valorar los resultados obtenidos para garantizar que el entorno industrial no es perjudicial para la salud.

Señalar ademas que, la higiene industrial también comprende el estudio de los niveles sonoros o de la iluminación de los edificios, entre otras cuestiones. La exposición ante sonidos muy intensos o la falta de luminosidad para trabajar pueden afectar el oído y los ojos del trabajador. La salud, por lo tanto, también depende de estos factores, los cuales deberan ser evaluados para implementar las medidas de control respectivas.