Los Diablos de Yare

 

Venezuela se ha venido destacando por la puesta en escena de sus múltiples fiestas tradicionales. Paradura del Niño, Danza de los Vasallos, La Candelaria, Danza de San Gerónimo, El Tamunangue, Locos y Locainas, Velorio de Cruz, Baile de San Juan, La Parranda de San Pedro, Fiesta de San Benito, El Paloteo, El Papelón, El Calipso, El Carite, El Pájaro Guarandol, La Burriquita, El Chiriguare, Los Chimichimitos, Baile del Mono, Baile del Joropo, Baile de las Turas, Maremare Indígena, Maremare Criollo, Fiestas y Bailes Indígenas y para la fecha del 15 de junio Día del “Corpus Christi”, la fiesta mayor es la de los “Diablos Danzantes”. Estos toman para sí las poblaciones de Cojedes, Naiguatá, Guárico, Carabobo, Aragua y el centro motriz radica en la ciudad de San Francisco de Yare, en el estado Miranda.

Los “Diablos Danzantes de Yare” es, sin duda, un orgullo mirandino para toda Venezuela, son Patrimonio Cultural de la Nación y con ellos se le rinde culto al Santísimo Sacramento en el Día del “Corpus Christi”. Su origen nos viene desde la colonia y su verdadero nacimiento gira en torno a decenas de versiones. Lo importante es que los “diablos” hacen su devoción o promesa por razones de salud o por tradición. Se puede danzar por un tiempo determinado o por vida, una vez entrado en el “clan” el incumplimiento acarrea severas sanciones. Los diablos están organizados en una amplia y profesional “Cofradía”, en donde su junta directiva está precedida de un Primer, Segundo y Tercer Capataz, que en los actuales momentos está bajo la batuta de Pablo Azuaje, quien tiene en su máscara cuatro cachos y es la máxima autoridad del baile, además coordina la participación de las mujeres en el baile; Manuel Sanoja, organiza el baile y en su máscara luce tres cachos y José Palma, impone el respeto y la disciplina en el baile, su máscara tiene tres cachos. Por su lado, en los bailes observamos a los “diablos” rasos o prometeros, quienes usan una máscara de dos cachos y al igual que los otros danzantes llevan en su atuendo cascabeles, campanas, cencerros y en su mano izquierda un látigo mandador o garrote.



En relación a la música, debemos apuntar que a nuestro modo de ver, además de la indumentaria, esta es de suma importancia, pues “con ella se acompañan y bailan los diablos”. Con toques de la caja, que es el instrumento principal, se guían los acordes con cencerros y maracas. Estas expresiones reciben el nombre de “Toque Corrío” y “La Bamba”, que en su función y estructura toman de la mano a los “diablos” en su andar por las calles, frente a la Iglesia y en las casas que se visitan.

Los “Diablos Danzantes de San Francisco de Yare” le rindieron en 2006 un justo homenaje a Don Cruz María Rivas (1884-1977), cultor relevante y recordado de Yare. Desde los siete años de edad fue promesero y a partir de 1948 fue capataz hasta el año 61, en que se le designó consejero de la Casa de los Diablos. El venidero día domingo, los diablos asistirán a la misa en honor al “Santísimo Sacramento”, que será presidida por el Padre Carlos Alberto González, párroco de Yare y para finalizar se llevará a efecto, en horas de la tarde, la procesión con la réplica del “Santísimo Sacramento” desde la Iglesia de Yare hasta la Casa de los Diablos. Somos de la opinión, que para el 2007, se debe orientar a los visitantes de Yare, sobre el cuido que se le debe rendir al pueblo que los acoje. Nos esperan los habitantes de Yare en los valles mirandinos.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.