Día 10: Ciencia sin fronteras | Viviendo entre pingüinos - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Höfer

Viviendo entre pingüinos

Día 10: Ciencia sin fronteras

Como prometía el parte meteorológico hoy ha sido un día feo, muy feo. Probablemente el peor desde que llegamos este año (ver vídeo). La cosa se ha puesto tan “peluda” que las malas condiciones durarán hasta mañana posiblemente. Así que con todo el material reparado y preparado para volverse al agua no había mucho que hacer hoy. dia10-enlabase
Cuando no se puede, no se puede y además es imposible. Por suerte hoy nuestros vecinos rusos (su base está a menos de 5 minutos andando) celebraban el 50 aniversario de su base Bellingshausen, llamada así en honor a un explorador antártico ruso. Así que los científicos de las bases cercanas (Chile, Uruguay, China, Corea del sur y Argentina) recibimos una cordial invitación para presentar nuestro trabajo al resto del “vecindario”. La base rusa es vieja, 50 años frente a las inclemencias antárticas dejan sus huellas, y su aspecto es muy sobrio y funcional. Por fuera recuerda a otros tiempos. Todo tiene una cierta pátina soviética, pero al franquear la doble puerta de entrada uno se sorprende de lo acogedor (todo el interior está forrado en madera) de su ambiente. Nuestros vecinos, como buenos anfitriones, nos invitaron a unas pastas, ensalada rusa (lo que en España llamaríamos una ensaladilla rusa), y varios aperitivos cuyos nombres resultan una trampa mortal para cualquiera nacido fuera de la madre Rusia. En mi caso me toco exponer la parte de oceanografía pelágica (lo que ocurre flotando en el agua lejos del fondo marino) que está realizando el centro de investigación IDEAL en nuestras dos bahías Antárticas objeto de estudio. La conferencia resultó muy interesante y quizás de ella pueda salir una futura colaboración con una colega china que está trabajando aquí en la estación china “La gran muralla”. Isla Rey Jorge, dónde me encuentro ahora, es la zona de la Antártida con una mayor concentración de bases. A veces parece increíble que un sitio tan pequeño y alejado de todo pueda reunir en una misma sala, como si de un chiste se tratase, a un asturiano, una china, un chileno, un ruso, un alemán, una norteamericana y una brasileña. Por eso la ciencia antártica es una ciencia sin fronteras.

Suena de fondo ¨Hell ain’t a bad place to be¨ de AC/DC.


Temas

Sobre el autor

Mi nombre es Juan Höfer, y como otros muchos soy un ¨refugiado¨ económico-científico que tuvo que abandonar la tierrina en busca de oportunidades. Nacido en Gijón y doctor en Biología por la Universidad de Oviedo, ahora tengo la fortuna de ejercer como investigador dentro del centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas marinos de Altas Latitudes (IDEAL), el mayor proyecto de investigación antártica jamás desarrollado en Chile. País, que me ha acogido con los brazos abiertos brindándome la posibilidad de cumplir uno de mis sueños de infancia. Viajar a la Antártida. El centro IDEAL investiga el funcionamiento de los ecosistemas marinos antárticos y sub-antárticos, así como los efectos que el cambio global tendrá sobre ellos. Por ello pasó muchos meses al año en terreno, bien embarcado bien en las bases chilenas, disfrutando de los increíbles paisajes helados de la Patagonia más austral o la península antártica. Y ahora, durante los próximos dos meses voy a intentar transmitir en ¨tiempo real¨ la experiencia que supone pasar un verano en el continente blanco. Pónganse su mejor polar, y a ¡disfrutar!


enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031