Blogs

Pedro J. Armesto

A veces pienso; otras cambio de menú

” Alguien muy cuco se quiere quedar en el nido” 1ª parte

“Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad” Lúcio Anneo Séneca.

 

Empecemos por reflejar que en esta primera parte, es simplemente a modo de aviso, porque hay para todos. Si España fuera un navío, jamás hubo tripulación más inepta. No sólo para fijar rumbo, sino para mantener a flote el barco. Lejos quedan los tiempos de la transición, modélica “de la ley a la ley sin salirse de la ley”, transición que se intenta dinamitar por parte de aquellos que mentan la memoria, sólo si ésta sirve para borrar cualquier gesto que desde el recuerdo, con el conocimiento de los hechos deje de  manifiesto que si bien cualquier tiempo pasado simplemente fue anterior, la comparación con las capacidades intelectuales, sociales, políticas y humanas, sólo haría que los protagonistas actuales palidecieran de vergüenza ajena por tanta inutilidad, futilidad, esnobismo, fuegos fátuos, egocentrismo, egoísmo y personificación  del Principio de Peter, “Principio de incompetencia, donde con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por alguien incompetente para desempeñar las obligaciones del mismo”. La promoción del “trepa” de toda la vida.

 

Anda nuestro presidente en funciones dosificando sus apariciones, sus explicaciones, zascandileando en sus menesteres, en sus trajines, donde otrora  exigía luz y taquígrafos, denostaba a su predecesor por el plasma, y exgrimía con vehemencia el “no es no”; ahora cual camaleón cambia de color sin inmutarse, proyectando en los demás los calificativos de su propia conducta. Tan pronto se las da de víctima, como no puede contenerse y ofrece destellos de ego desmesurado e incontenible.

 

Es Pedro Sánchez un arribista, un oportunista sin escrúpulos, producto de laboratorio del Psoe, de un mutado Psoe. Ha traicionado las siglas de su partido, al que acerca a un abismo, porque pese al número de diputados obtenidos en las últimas generales, estos no se corresponden a la esencia de aquel partido salido de Suresnes, sino a la cultura socialista de cerrar filas, quedando de las siglas tan sólo la “P”, y me temo que sea la de Pedro, ni siquiera de partido.

Eliminado por quienes aún entendían la política a las formas de la ya comentada transición, agitó las bases, muchas ni siquiera oriundas,- recordar a Torras animando en Ferraz dibuja bien el hecho-,  excitó a las mismas en propio beneficio, unas bases hijas de la brutal crisis tanto económica como social. De nuevo aupado a la dirección, prometiendo a esas bases la obediencia debida, a través de primarias vinculantes, que a posteriori no ha dudado en obviar, ni pinchan ni cortan, y más vale así, puesto  que en la última consulta para elegir candidatos en Andalucía, actuó con el ordeno y mando de rigor, quitando y poniendo a su antojo sin respetar los resultados de las consultas. Tal vez por eso ahora no convoca a consulta para opinar sobre posibles pactos para la formación de gobierno, no sea que….

 

En fin, sin duda será la causa que genere desafección en las mismas, sino que se lo pregunte a su “mini yo”, otro ególatra de libro, que ya no es tan Mesías, ni tan del pueblo, ni residente en Vallecas, pero será casualidad su formación también conserva una “P”, que en su caso también se traduce en personalización de su nombre, en este caso Pablo.

 

¿Cómo hemos llegado a semejante punto?. Tratemos de ponernos en situación: Es Pedro Sánchez un producto de marketing político, sin mayores logros intelectuales. En la época de disolución  de conceptos en el Psoe, donde Zapatero era esa solución que iba a ocupar la plaza de secretario general cuasi de forma interina hasta que se decidiera quien iba a liderar el socialismo  , pero llegó el 11M, y ya se sabe, “Los españoles nos merecemos un gobierno que no nos mienta”, como decía el recientemente fallecido Rubalcaba, eso sí, justo después de que apareciera un compungido Lehendakari declarando ante las cámaras, pidiendo perdón en nombre del pueblo vasco, por un atentado tan brutal…, esas imágenes no han vuelto a asomar, bueno, también en horas desaparecieron los trenes.

 

  Tras esas fechas terribles de nuestra Historia, ya una vez ZP arribado al poder, estaba Pepe Blanco, ese ministro que susurraba en las gasolineras, creando en el laboratorio  ese líder que deslumbrara, de ahí todo su empeño en el marketing político antes citado. Su creación, como suele ser habitual, acabó devorándole.

 

Buena imagen, – eso sobre todo-, un C.V. de estudios que pudiera eclipsar, otra cosa es que asalten serias dudas con tanto salto entre centros formativos, y usando medias mentiras y medias verdades, sacar brillo  logros  académicos, de los que otro ministro, Sebastián, se descacharraba de risa, en ese apuñalamiento tan profundo de los políticos cuando quieren denostar, aludiendo a que la tesis se la encargaron a un segundón que se dedicó al corta y pega.

 

El caso es que así se gestaba el elemento, descuidando el pequeño detalle de que tanto halago envilece, que se encontraron a alguien que como Rubalcaba definió, intentó una suerte de gobierno Frankenstein. Siempre pensé que ceñía su metáfora, no a la suma de restos , sino más bien, a que una vez creado el monstruo, sintiéndose despechado, acabó destrozando todo lo requerido para su creación, por desgracia nunca lo podremos preguntar a D. Alfredo.

 

El caso es que una vez escogido Pedro Sánchez, forjado ese híbrido entre fotogenia de Kennedy y poses de Obama, “y ese tumbao que tienen los guapos al caminar” que glosaba Rubén Blades en la historia de Pedro Navaja, las carambolas lo han situado donde a día de hoy se encuentra, resultados de las últimas generales incluidos. Presidente en funciones, y con un número limitado de escaños que debe hacer auténtico funambulismo político no sólo para optar a la Presidencia , sino para sacar adelante un a legislatura, es ahí donde sale a flote el arte trilero del personaje. Incapaz e bajarse del “no es no” cuando Rajoy estaba en idéntica situación de número de escaños en propiedad, y sabiendo que el dirigente popular jamás pactaría ni con ERC o Bildu, Compromís y elemento de similar calaña, ahora con su voz beatífica y tono melífluo, solicita la abstención de los constitucionalistas, que es darle sin más luz verde a gobernar con Unidas Podemos, y contando con separatistas y elementos disgregadores de las libertades democráticas.

Saber medir las frases huecas, los pensamientos vacíos, las contradicciones, pero sabiendo poner el foco de sus altavoces mediáticos para dar credibilidad y halo de verosimilitud  a sus mensajes, invoca su abstención ante el PP y eso es falso, él dimitió para no hacerlo, y la Junta que gestionaba el Psoe  si se abstuvo fue por algo que Sánchez ignora, el concepto de Estado.

 

Los hombres son tan simples y se sujetan a la necesidad en tan alto grado, que el que engaña con arte, halla siempre gente que se deja engañar”. Maquiavelo.

 

La capacidad del individuo en el arte de la proyección  es tal que produce estupor. Oír a Sánchez hablar de cordón sanitario, con insistencia, es más que chocante delirante, puesto que él pertenece a la tropa del Pacto del Tinell, es él quien mueve las fichas en dirección contraria al mundo constitucionalista. Especial escarnio los tratos en Navarra. En Bruselas fue preguntado sobre qué iba a hacer en Navarra, y su grandilocuencia lo delata “ El Psoe siempre ha sido  claro con la palabra y los hechos”, pues a los hechos nos referimos, dando sus clases magistrales de democracia, pero acuerda con quienes aplaudieron las ejecuciones, de entre otros, muchos de su propio partido. Busca los pactos con quienes ha negado que lo hiciera, o los fuera a aceptar, ni por pasiva ni por activa. Incluso se insistió en no aceptar el apoyo para gobernar, y mientras hace lo contrario, y así lo recuerda con total desfachatez su número tres, Ábalos.

 

Es tan grande su endiosamiento, que pese a ser retirado del besamanos en el Palacio Real, por su vergonzoso comportamiento situándose junto a los Reyes , ahora se nos desquita citando en Moncloa a los líderes políticos, antes de que lo hiciera D. Felipe, que es a quien protocolariamente le corresponde dicha acción. Su ausencia en Sevilla en la celebración de los actos del día de las Fuerzas Armadas, alguien que en su día abogaba por la desaparición del Ministerio de Defensa, inhibiéndose de su responsabilidad de acudir a un acto, que Rajoy calificaba de “coñazo”, pero siempre iba, enciende mi puntito de sorna y maldad, llevándome a pensar que tal vez no acepta ser el segundo en la tribuna, ya que Felipe VI, como Rey, y con su formación castrense, es el Capitán General de los tres Ejércitos, y Sánchez, gracias  a ser nieto de coronel del antiguo régimen fue un gastador, sin más. Tal vez no le honra lo suficiente tirar de zapa-pala a la espalda, desconocimiento no puede aludirlo, y por lo tanto, lecciones de saber estar, acompañar y recordar los sacrificios de la milicia, como que las justitas para pasar el día, por no decir ninguna.

 

Con el presidente en funciones y la dignidad, ocurre como con la metáfora del queso:

 

  “Imaginemos un queso Gruyere lleno de agujeros, cuanto más queso, más agujeros. Cuantos más agujeros, menos queso, por lo tanto cuanto más queso, menos queso”.

 

Así que Sánchez cuanta más dignidad, honor y lealtad al país invoca, menos honor, dignidad y lealtad al país ofrece. Luego se queja, veladamente, de que ha sido llamado felón. D. Julián fue uno de los más claros casos de felonía, recordemos:  “D. Julián, el muy traidor, desistió en su resistencia a las tropas árabes, se ofreció a darles información sobre la península, y les ayudó facilitando los barcos que tenía en Ceuta para que pasaran los invasores el estrecho”. Así consta en el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia. Sánchez en la pasada  legislatura, accedió a dar los estudios superiores gratis  a los procedentes de Marruecos, a comprar energía al monarca Alahuita , procedente de sus desfasadas e hipercontaminantes centrales, hasta que nos venda la que se origine en los reactores nucleares que está construyendo. Mientras,  ordena desmontar nuestro tejido generador de electricidad, y por el precio de energía, cerramos producción de nuestra ya escasa industria nacional, ya que la factura energética se nos dispara, miremos a nuestra  Arcelor, Alcoa, etc.

Así nos luce el pelo, nuestros jóvenes licenciados por el mundo, mientras becamos NINIS, y los premiamos, les damos título aún suspendiendo, no sea que se rfustren. Defendemos la entrada masiva en el país, sin pestañear, sin escrúpulos, y ponemos el foco en la cooperación social y el drama en la mar, pero el gran coladero pasa por aduana, y regalamos atenciones sin más a quienes luego ya sabemos que nos lo agradecerán en la forma habitual, por no seleccionar como el resto de países hacen, y a los nuestros también se les somete al cambiar de país. De momento el colador sigue a pleno rendimiento, y la salida de capital también. Sería fácil conectar los registros de entrada y salida del país, con los a su ves registros de prestaciones , obligando a estar presente para el pago de las mismas, veríamos cuanto esfuerzo económico se nos fuga fichando por internet desde origen quienes reciben las ayudas.

 

Vamos a las negociaciones, la prioridad absoluta de coalición, cooperación auxilio a la hipoteca, vaya usted a saber de Pablo Iglesias, líder plañidero, que va a la suya y ahora envuelto en su halo de santidad,- no deja de ser la otra cara de Pedro Sánchez, menos pulido, menos elaborado, más de andar por casa, pero con las mismas ínfulases la preferencia sólo de una parte del Psoe, que sabe lo que se juega. En pirueta de cinismo sin par solicita no la abstención, sino la bendición del bloque constitucionalista  a sus pactos con sus colegas de moción de censura. El PP no lo hará, evidentemente, pero Cs tampoco, porque la única forma de evitar su suicidio político, sería pactar con un Psoe sin Sánchez, con 155 duroen Cataluña, y alguna reforma de calado, de lo contrario, Rivera pasaría a la historia, y lo sabe. Vox empieza a ser contemplado como un actor no de extrema derecha, ya que no se han apartado de la ley, ni de la Constitución para llevar a cabo su ideario,y ellos han llevado a la presencia ante Marchena a los delincuentes catalanes, mientras Sánchez “flojea de remo”, con su ordenamiento a la Abogacía de Estado, “el camarada Iglesias”, enseña la patita, “mamá quiero ser artista” ,en su caso ministro y los medios aún le ponen alfombra roja sin dirigirse a él como leninista trasnochado de extrema izquierda, lo que es.

 

Busca Sánchez las kamikazes complicidades con el francés Macron, ese pequeño napoleón de altos vuelos azuza a Cs, a Rivera personalmente, exaspera a los liberales, intenta ningunear a Vox, mientras él sigue con sus chalecos amarillos en la rue, perdiendo apoyo a raudales en su país, pactando con Le-Pen, auténtico fascismo de tomo y lomo antieuropeo. Sánchez en su relación con el francés se otorga el papel de “tonto útil”. Macron se posiciona en la Europa de Mercaderes, como Merkel, mientras nuestro elegante en funciones, no recuerda cómo se las gastan nuestros vecinos del otro lado de los Pirineos. Santuario etarra, lograron desmantelar nuestra industria al pactar nuestro ingreso en el entonces Mercado Común, castigando nuestra potencia pesquera, nuestra agricultura. El “amigo” Miterrand, puso todas las trabas posibles a España, y si logramos entrar en el club, debería recordar Sánchez, desde su apostura piji-progre y antiamericana, fue gracias a la llamada de Reagan que puso en su sitio al francés, aunque el infumable inquilino del Elíseo, se hizo con suculentos contratos del AVE, y siguió tocando….las narices de vez en cuando a nuestras exportaciones, nuestros barcos, nuestros camiones…

 

  Así que a la ayuda de Bildu, los pactos con los nacionalistas catalanes, con los independentistas encarcelados, que indican que volverán a las andadas, sin ningún rubor, tras dar un golpe de estado, de modos nada versallescos, patanes de la altura intelectual de Rufián o Tardà y el apoyo siempre interesado de los filonazis del PNV, -lo son en la medida que su fundador Sabino Arana, era un majareta diagnosticado como tal, racista, presuntuoso, creador de las fantasías de una Euskadi inexistente, complejo de inferioridad de quienes sólo fueron Señoríos de Castilla o Navarra-, Gudaris que tienen el honor de rendir ante los italianos en Santoña, esos que cuando oían la voz de “ A las bayonetas” enfilaban como alma que lleva el diablo a las camionetas, por aquello de poner tierra de por medio, que le pregunten al iluso de Mariano cuánto vale la firma de un documento por parte de los protegidos de los jesuitas vascos a cuanto llega su hipocresía.

 

Está claro que nada hay claro, en ningún sentido, cuando hablamos de las intenciones y precio a pagar de Sánchez por hacerse con la Presidencia. Venderá su alma al diablo, y sigue con los presupuestos de Rajoy. En caso de problemas, dolores de cabeza o números que no le cuadren recurrirá al comodín; Franco, el Valle de los Caídos, no le queda más. El tema de las relaciones Iglesia-Estado no tienen brillo, mientras un peronista ocupe la silla de Pedro, me refiero a la silla del Santo….

Quien sabe, igual Bergoglio viene a arreglar España en una visita, entroniza a Sánchez, éste cual Napoleón le retira la corona de las manos para autoservirse, y ante la atenta mirada y visto bueno del Ministro del Interior y Notario Mayor del Reino, Pablo Iglesias, se santiguan los del PNV, levantan Castells los independentistas catalanes, mientras Junqueras oficia de monaguillo

 

“El precio de desentenderse de la política, es ser gobernado por los peores hombres”. Platón.

Temas

Blog de Pedro J. Armesto

Sobre el autor

Periodista. Experto en comunicación, otros hablan con su voz, en ocasiones otras voces interpretan sus razonamientos. Desterrado, lleva toda la vida intentando volver a su Gijón del alma,como no puede físicamente,lo hace virtualmente


junio 2019
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930