Blogs

Los perros se llevan la peor parte

Un can muerto y siete heridos por los jabalíes al sur del Cuera en una jornada que se saldó con numerosas capturas

Suárez y Minervo, de la cuadrilla Quintana, en Belmonte, con sus capturas. :: S. Noceda

Suárez y Minervo, de la cuadrilla Quintana, en Belmonte, con sus capturas. :: S. Noceda

El pasado fin de semana fueron elevadas las capturas y la doble jornada resultó un calvario para los perros. En tierras cabraliegas de Berodia, un jabalí de 95 kilos acababa con la vida de un grifón y dejaba otro herido. Y en Peñamellera Alta otro navajero, de 80 kilos, derivaba a seis perros hacía la consulta del veterinario. En el cuartel piloñés de Beroñes, Rodrigo Roces apiolaba un verraco de 125 kilos.

Los cazadores llaniscos abatieron 20 jabalíes. En La Mar, Javier Peruyero cobraba dos bermejos de 30 kilos, cada uno, mientras que José Félix Díaz Longo, Iván Sphan y Carlos Saro tumbaban tres verracos de 90, 75 y 60. En Mañanga, José Alberto Valle, Marcial Queipo y Luis de la Fuente pasaportaban tres navajeros de 65, 60 y 40. En el Río de Nueva, Enrique Pérez, Víctor Díaz y Francisco Gutiérrez ‘Panchín’ apiolaban tres gorrinos de 60, 45 y 40. En La Verde, Víctor Díaz volteaba dos suidos de 60 y 35, en tanto que Sara Buenaga prendía otro de 40. En El Barracón, Ángel Borbolla y Joaquín Riestra fusilaban dos cerdos salvajes de 90 y 50. En el Cuetu Meré, Miguel Ángel Mier y Emilio Cuanda fulminaban dos marranos de 80 y 50. En San Cecilio, Nicolás Galguera atinaba sobre un jabalí de 80. En Sierra Plana, Javier Núñez prendía un guarro de 70.

Los cazadores piloñeses que cobraron tres suidos en el lote de La Toya. :: E. C.

Los cazadores piloñeses que cobraron tres suidos en el lote de La Toya. :: E. C.

Diecinueve jabalíes entregaban el pellejo en Piloña. En Beroñes, Rodrigo Roces tumbaba un navajero de 125 kilos, mientras que José Manuel Asenjo y Celestino Fernández fusilaban dos suidos de 50 y 45. En Cayón, Emanuel Solares abatía dos macarenos de 70 y 50, en tanto que Juan García, Juan Manuel Pérez y Rubén Piñera cobraban tres verracos de 60, 55 y 50. También en Cayón, Carlos Priede, Daniel Manjón y Florentino Carreño pasaportaban tres cerdos salvajes de 65, 55 y 50. En Rollamiu, Mario Raigoso y Celestino Fernández fulminaban dos macarenos de 95 y 40. En Cereceda, Ángel Cortina y Manuel Sánchez fusilaban dos verracos de 60 y 50. En El Castellanu, Rubén Martínez y Juan Antonio Crespo volteaban dos guarros de 55, cada uno. En La Castañal, Samuel Laviada e Iván Peón atinaban sobre dos marranos de 60 y 30. Y en El Castellanu, Tomás Ares tumbaba un venado.

Trece verracos cobraban en Parres y Cangas de Onís. En Zardón, Manuel Blanco acertaba sobre dos suidos de 70 y 50 kilos, mientras que Manuel García Marcos prendía otro de 30. En La Toya, Alfonso Lastra, Ricardo Díaz y Pablo Caldevilla apiolaban tres macarenos de 70, 50 y 30. En Teleña, Ángel Castro Monteserín, Ignacio Llera y Guillermo Hilario Díaz fusilaban tres gorrinos de 70, 35 y 30. En La Cuesta, Celestino Prieto de la Roz pasaportaba un navajero de 75. En Següenco, Saúl Sánchez Fresno fulminaba un guarro de 60. En Sinariega, Pedro García Rama cobraba un marrano de 55. En Cetín, Miguel Rosete Rosete tumbaba un cerdo salvaje de 50.

La cuadrilla número 11 del coto llanisco de Socoa regresó a la villa con el cupo de cinco cerdos salvajes, de 90, 75, 60, 30 y 30 kilos, apiolados en el cuartel de La Mar. :: V. B. A.

La cuadrilla número 11 del coto llanisco de Socoa regresó a la villa con el cupo de cinco cerdos salvajes, de 90, 75, 60, 30 y 30 kilos, apiolados en el cuartel de La Mar. :: V. B. A.

Muere un perro en Berodia
Once extraordinarios jabalíes tumbaban los cazadores cabraliegos. En Berodia, Juan Antonio Martín Cisneros apiolaba un navajero de 90 kilos, que mató a un perro y dejó a otro herido, mientras que Jesús Fernández y Cristian Gandarillas apiolaban otros dos de 85 y 65. En La Ría, Manuel Fernández, José Ramón Argüelles y Javier Lobeto, volteaban tres verracos de 85, 80 y 50. En El Escobal, Iván Mier pasaportaba dos suidos de 40, cada uno, mientras que Ángel García Testón fulminaba otro de 50. En Bierru, Santiago Álvarez Moradiellos y Manuel Fernández Sánchez fusilaban dos gorrinos de 50, cada uno.

En el lote de Sirviella, del coto de Onís, Francisco Suárez Linares tumbaba dos verracos de 60 kilos, cada uno, mientras que Sebastián Lastra cobraba otro de 70. En La Cuestona, Josué Castiello Prieto volteaba un suido de 70. En el cuartel riosellano de Collera, Benito Cibrián Pubilllones y José Ferrero Granda abatían dos macarenos de 50 y 30.

En la Reserva del Sueve se abatieron cinco jabalíes: tres, de entre 40 y 60 kilos, en Cofiño, y dos: de 90 y 50, en Libardón. En el Argayu, lote de Peñamellera Baja, Francisco Javier Vázquez y Cosme Guerra Agudo apiolaban dos verracos de 60 y 30 kilos. En Peñamellera Alta, en el cuartel de Peleas, Francisco Villar Noriega fusilaba un navajero de 80 kilos que causó heridas a seis sabuesos. Y en Rubó, Óscar Campillo Caso tumbaba un cerdo salvaje de 60.

Cazadores del coto de Onís, con tres macarenos, en los bellos parajes de la sierra de Ibéu, limite con el concejo de Llanes. :: Pepillo Remis.

Cazadores del coto de Onís, con tres macarenos, en los bellos parajes de la sierra de Ibéu, limite con el concejo de Llanes. :: Pepillo Remis.

En espacios colungueses de Selorio, Óscar Álvarez, Ovidio García y Moisés Fernández Aller fulminaban tres jabalíes de 60, 40 y 25 kilos. Y en Lue, Jorge Tuya atinaba sobre un gorrino de 80 kilos, en tanto que Jesús Castro Estrada cobraba un venado. En tierras ribadedenses de Ulpiones, Rafael Díaz apiolaba un navajero de 90 kilos. Y en el lote de La Franca, el joven Pablo Alonso detenía la estampida de un suido de 90 kilos, el primer jabalí de su vida.

Condicionados por la lluvia
La meteorología del pasado fin de semana condicionó los resultados logrados por las diferentes batidas de caza en la región. Por ejemplo, en Pravia, la lluvia, abundante, y el fuerte viento provocó que las cuadrillas de Agones y Puentevega regresaran de vacío. Mejor suerte tuvo la cuadrilla de Cudillero, que el domingo abatió una pareja de jabalíes, de unos 50 kilos, en la zona de La Barraca.

Tampoco en Carreño hubo fortuna. La cuadrilla de Marcos, de la asociación San Humberto, se quedó a cero en el único lote del coto.

El ribadedense Rafael Díaz y su nieto. :: E. C.

El ribadedense Rafael Díaz y su nieto. :: E. C.

Por el contrario, en Morcín se registraron dos tripletes. Lo lograron los de Avelino, en el lote Palomar, y los de Marcial, en el Sardín. Con dos se quedó la cuadrilla de José Manuel, en Grandiella; y la de Galindo, en la Esperanza. La cuadrilla de Mino, en Tenebredo, abatió uno, al igual que la de José Luis, en Santolaya, y la de Manolo, en Llamo. El cero lo firmaron las cuadrillas de Ramón y Víctor, en los lotes ocho y nueve, con varios lances, pero sin acierto. Fueron en su mayoría pesos medios, de unos 60 kilos.

En Nava se volteó uno de los verracos más pesados de la jornada. Alfonso Berrocal de la cuadrilla La Barraca, acertó sobre un ejemplar de 110 kilos. Su cuadrilla también logró otro de 55 kilos, en Gamonal. Los de Sierra, entre El Mosquil y Don Diego, abatieron tres suidos, de unos 50 kilos todos, y los de Monga, otros tres, en El Cordal, de 50, 40 y 35 kilos.
También en Villaviciosa se fusiló un ejemplar que superó los cien kilos. Por parte del Club Deportivo Carrión, la cuadrilla de Antón abatió tres buenos machos de 110, 90 y 80 kilos. Los de Fernando, en Vallés, cazaron dos hembras de 60 y 50 kilos; y la cuadrilla de Mario, en Toroyes, se quedó a cero.

Por parte de la Sociedad de Cazadores El Tejón se mataron tres suidos. Dos en el Argul, por parte de la cuadrilla de Pesoz: una hembra de 70 kilos, con disparo de Javier Pereiras, y otro de 67 kilos, con disparo de su hermano Antonio Pereiras. Y otro macho de 72 kilos ejemplar en Lijón, con disparo de Balbino Martínez, perteneciente a la cuadrilla de Villabrille. Los de Pesoz no cazaron nada en el área de Sauzo.

El piloñés Mario Raigoso, en Rollamiu. :: E. C.

El piloñés Mario Raigoso, en Rollamiu. :: E. C.

En el coto de caza El Picón, de Tapia de Casariego, la cuadrilla de Agustín apioló un suido en la Veiguía, que rondó los cien kilos, pero la cuadrilla de Sierra no tuvo suerte.

En Tineo se registraron otras 35 muescas a lo largo del fin de semana. Las doce de las trece cuadrillas de Venatoria de Tineo se llevaron al menos un trofeo. La cuadrilla Crucero sumó seis; la de Tuña, cuatro; Galleguinos, cuatro; Rebeldes, cuatro; Cortina, uno; Brañalonga, dos; Vega de Rey, cuatro; Barredo, uno; Peñina, dos; Peñona, tres; Villatresmil, tres, y Tropezón, uno. Tan solo Sierra Balbón se quedó a cero tanto el sábado como el domingo.

En el coto La Becacina, de Castropol, se registró un ejemplar, volteado por la cuadrilla Os Novos, en la zona cuatro, con disparo de Peiparín. Se vieron más verracos, pero sin más acierto.

La cuadrilla de Luis Sierra que tumbó tres verracos en Sirviella, coto de Onís. :: Pepillo

La cuadrilla de Luis Sierra que tumbó tres verracos en Sirviella, coto de Onís. :: Pepillo

Temas

Caza en Asturias es un Blog de El Comercio

Sobre el autor


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031