Seis jabalíes en Jana y un raposu en Lue | Caza en Asturias - Blogs elcomercio.es

Blogs

Seis jabalíes en Jana y un raposu en Lue

El próximo fin de semana finaliza la temporada de caza en Asturias y se escucharán los últimos disparos

caza1

El próximo fin de semana finaliza la temporada de caza en Asturias. En muchos cotos ya no hay actividad cinegética y el número de capturas se reduce. En la comarca oriental solo se abatieron 44 jabalíes, trece venados y cuatro gamos.

Espectacular y fecunda, con seis jabalíes abatidos, resultó la cacería que por daños disfrutó la cuadrilla de Ramón Campillo en el lote de Jana, perteneciente al coto de Peñamellera Alta. Jesús Lobeto tumbó dos verracos de 70 y 30 kilos, mientras que de abatir los otros cuatro, de 50, 45, 35 y 30 kilos, se encargaban Óscar Llamazares, Javier Noriega, Millán Martínez y Manuel Soberón Gómez. Y en el cuartel de Rubó, Manuel Pumares García y el ovetense Corsino apiolaban dos bermejos de 30 kilos, cada uno, para la palomilla cabraliega dirigida por Pepe Huerta.

Interesantes, variadas y muy productivas resultaron cuatro cacerías celebradas en el coto de Colunga, que se saldaron con la captura de once jabalíes, dos venados y un raposu. En Lue, Javier Miravalles Sampedro, Iván Toyos Alonso y Bernardo Fernández Rodríguez, miembros de la cuadrilla que capitanea Servando Fernández Berros, apiolaban tres cerdos salvajes de 50 kilos, cada uno, en tanto que Javier Gancedo Lamadrid y José Benito Alonso García ‘Ito’ pasaportaban dos venados. Para redondear la jornada, Pedro Sánchez Suárez fusilaba un raposu. En Carrandi, Manuel Adolfo Fernández Iglesias, David Vicente Gutiérrez y Abel Agüeria Álvarez pasaportaban tres verracos de 90, 65 y 60, para el grupo denominado La Roja. En Libardón, Jesús Castro Estrada, Amaro Blanco Díaz y Aladino Concheso Alonso cobraban tres macarenos de 85, 35 y 30, para la palomilla que gestiona Toni Fonseca. En Pernús, Marcial Pérez Linde y Vicente Fernández Álvarez tumbaban dos navajeros de 80 y 70 kilos. Sin nada en el morral, y sin realizar disparos, regresaban de Selorio los cazadores del grupo de Aladino Álvarez.

Los monteros que el pasado fin de semana acudieron a territorios de Parres y Cangas de Onís conseguían abatir 17 jabalíes. En La Toya, José Luis Gómez Cabezas, Saúl Sánchez Fresno y Francisco García Ramos pasaportaban tres verracos de 50, 35 y 30 kilos. Otros tres macarenos apiolaba la palomilla de Rubén en Zardón. En Triongo, Belarmino Antuña Vaquero y Jonathan Solar fusilaban dos navajeros de 70 y 50. En Sinariega, el ribadedense Miro Riestra Agüeros y el llanisco José Antonio Quintana Vallejo fulminaban dos cerdos salvajes de 60 y 45. En el Aspru, Luis Ángel Fernández Barrigón y Antonio Caldevilla Pérez tumbaban dos suidos de 60 y 40. En Teleña, el parragués Javier Peruyero García y el cabraliego César Gancedo atinaban sobre dos bermejos de 35 y 30 kilos. Otros dos marranos cobraba la cuadrilla lavianesa que capitanea José Luis. En La Cuesta, David Menéndez Gómez acertaba sobre un cochino de 60 kilos. Y sin tocar pelo regresaban los cazadores que habían operado en el lote de Bustevela.

Cuatro jabalíes entregaban el pellejo en Peñamellera Baja. En Cuñaba, el infalible José Ibarlucea fulminaba un navajero de 90 kilos, mientras que Evencio Bada cobraba un verraco de 40. En el Argayu, José Luis Guerrero Alonso y Pelayo Izquierdo Nevado tumbaban dos gorrinos de 40 kilos, cada uno.

En el lote de Sirviella, dcaza2el coto de Onís, Alejandro Lobo Trapiello y Jesús Ignacio Fernández González atinaban sobre dos cerdos salvajes de 60 kilos, cada uno. Sin tocar pelo regresó del cuartel de La Cuestona la palomilla riosellana que lidera Víctor Caravia.

 

Caza de venados
En el coto de Piloña, donde se abatieron 438 jabalíes, la actividad estuvo centrada en la caza de venados. Se cobraron una decena de ciervos. En La Cueva, José Antonio Cuevas pasaportaba dos venados hembra, mientras que José Iglesias y Miguel abatían un macho y otra hembra. En La Castañal, José Nuño apiolaba dos venados hembra, en tanto que Leandro Carrio y Daniel Llavona tumbaban un macho y una hembra. En El Castellanu, José Manuel Vigón prendía un venado. Y en Beroñes, Adrián, de la cuadrilla que gestiona Daniel Revuelta, fusilaba una hembra de venado.

En parajes de Libardón, de la Reserva del Sueve, el grupo piloñés de Armando Cueto Ardavín fusilaba un jabalí. En Cofiño, la cuadrilla colunguesa de Aladino Álvarez Aladro tumbaba un venado macho. En El Potril, dos cazadores regionales volteaban un par de gamos macho. Y en Fontanielles, se cobraron dos gamos: un macho y una hembra.

La palomilla piloñesa de Adolfo Faza tumbaba un jabalí en Los Montes, cuartel de la Reserva de Piloña.

En el resto de la región también se han visto reducidas las batidas, pero las cuadrillas apuran sus opciones. En Morcín, los de Manolo apiolaron tres jabalíes en el lote de Siones, mientras que en el de Palomar, los 25 cazadores más veteranos del coto se cobraron tres suidos, para celebrar después una comida de hermandad.

Por parte de la agrupación San Bartolomé de Nava se realizaron tres batidas. En El Mosquil, los de Monga voltearon dos machos de 80 y 65 kilos y una hembra de 55 kilos. En El Cordal, la cuadrilla de Sierra abatió una hembra de 70 kilos; y en Gamonal, los de Priandi, dos hembras de venado.

En Villaviciosa, el Club Deportivo Carrión registró tres machos por parte de la cuadrilla de Fernando en Miravalles: uno de buena boca, de unos cien kilos, y otros dos de 90 y 50 kilos. Esta misma cuadrilla se cobró tres en Toroyes, de 60, 40 y 40 kilos. Y los de Antonio, en Vallés, regresaron con tres piezas de 60, 50 y 50 kilos.

La Agrupación de Cazadores El Portal, en Villaviciosa, registró siete batidas. Una de turistas, en Osil, se quedó a cero; la de Manuel Castiello, en Poreño, abatió cuatro; la de Juan Pezón, en Merón, cinco; la de Heli, en Lugás, no tuvo suerte; la de Manuel Castiello, en Nievares, cuatro; otra de turistas, en Playa España, tres, y una más también de turistas, en Argañosu, dos. Todos los pesos oscilaron entre los 50 y 75 kilos.

En el coto Monte Aliño, de Cabranes, los de José Montes apiolaron dos machos, de 75 y 40 kilos, en Santolaya, y los de José Galindo, en Camás, dos hembras de 50 y 60 kilos.

En el coto de caza El Picón, de Tapia de Casariego, no hubo capturas, mientras que en Pravia, la Asociación de Cazadores Santa Ana registró tres batidas: la Cuadrilla de Cudillero se cobró dos medianos en Los Cabos; la de Agones, en Corias, dos de tamaño grande, y la de Puentevega, en Cañedo, otros dos, de mediano tamaño.

caza3

Temas

Caza en Asturias es un Blog de El Comercio

Sobre el autor


febrero 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728