Blogs

Arantxa Margolles

Historias de Asturias

¡Enormes truchas en el Enol!

Catorce libras, esto es, más de seis kilos, pesaba la hermosa truchaza que se pescó en el Enol a mediados de junio de 1885 y que demostraba que, cuatro años atrás, los mil huevos depositados en el lago habían prendido bien. Fue una iniciativa de Máximo de la Vega (1841-1896), a la sazón canónigo de Covadonga, quien mandó traer los huevos procedentes del lago de Ginebra, en Suiza, con una nueva variedad de trucha que, en su hábitat natural, alcanzaba a pesar muchas veces más de veinte kilos de peso. Todo un “pezón” que acabaría por desplazar a nuestra trucha autóctona, mucho más modesta pero nuestra, al menos. Claro que… ¿qué iba a saber el canónigo por aquel entonces?

Lo contó EL COMERCIO en la página 2 de su ejemplar del 22 de junio de aquel año.

Sobre el autor

Arantza Margolles, historiadora y arqueóloga gijonesa. Autora del libro 'El crimen de ayer' y coautora de 'Villafría, 1934'. Presentadora y guionista de 'Historias y Misterios' (TPA) y colaboradora de EL COMERCIO con 'Crímenes de ayer en Asturias' e 'Historias de Asturias'.


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Contenido Patrocinado