Abogadas al rescate - Contenido del testamento | TUS DERECHOS CON LUPA - Blogs elcomercio.es

Blogs

Cuervo y Alfageme

TUS DERECHOS CON LUPA

Abogadas al rescate – Contenido del testamento

diapo-1

En este episodio de Abogadas al Rescate hablamos del contenido básico que puede tener un testamento.

Tan solo son dos minutos de información pero merece la pena hacer un pequeño esfuerzo cada semana porque, poco a poco, iremos comprendiendo mejor nuestros derechos y empezaremos a pensar de una forma más práctica lo que, sin apenas darnos cuenta, nos ayudará a evitar problemas legales en nuestro día a día.

Podéis ver el vídeo aquí.

Este vídeo es un primer nivel de información, muy genérico, que es suficiente para tener una idea superficial de la cuestión. Si te encuentras la situación que comentamos o quieres ampliar tu conocimiento en este tema es el momento de dar un paso más y seguir leyendo. Explicamos con detalle cuál puede ser el contenido del testamento. De esta forma, tanto si estás pensando hacerlo como si nunca te lo has planteado y quieres conocer más el tema, es un primer paso para acercarte a cómo puede ser el que diseñes para ti en tu caso concreto.

diapo-2

¿A quién dejamos los bienes cuando hacemos un testamento?

Cuando se produce el fallecimiento de una persona todos los bienes, derechos y obligaciones que tenía en vida y que no se extinguen con su muerte conforman lo que denominamos “herencia”.

A través del testamento repartimos ese patrimonio entre aquellos que nos sobreviven y quienes deseamos que continúen con el conjunto de nuestros bienes dentro de los límites que establece la ley y que vamos a ir analizando paso a paso.

Y, en este extremo, es importante comenzar realizando una importante clasificación. Podemos mencionar en nuestro testamento a personas que van a recibir nuestros bienes bien como herederos o bien como legatarios.

Veamos cuáles son las diferencias.

¿Quién es un heredero?

La principal característica de un heredero es que recibe la herencia a título universal. ¿Qué quiere decir esto? Que recibe todo el conjunto completo de bienes, derechos, obligaciones… que no desaparezcan con el fallecimiento de la persona. Dicho de otra forma, se coloca en la posición que antes ocupaba la persona que ha fallecido, el causante.

Y se sitúa en esta posición respecto a todas las cuestiones. No solo recibe los bienes sino también las deudas y obligaciones a las que tendrá que hacer frente incluso con su propio patrimonio si el del fallecido no alcanza (salvo que haya hecho una aceptación de la herencia a beneficio de inventario). Por tanto, a pesar de tener en muchos casos una idea diferente, ser nombrado heredero no siempre significa encontrarse en una situación positiva. Hay que estudiar el patrimonio que deja el causante antes de dar un paso adelante y aceptar con todas las consecuencias una herencia.

Pero posición del heredero va incluso más allá y es también quien sucede al causante en aquellas cuestiones que no tienen estricto carácter económico y que son más personales como, por ejemplo, defender su honor, si procediera, tras su muerte o realizar alguna gestión que quedó pendiente, como elevar a escritura pública un contrato ya firmado y comprometido.

En un testamento puede instituirse uno o varios herederos en cuyo caso serán todos ellos los que reciban el patrimonio del causante en la parte o proporción que se establezca.

Cuando no existe un testamento, es la ley que nombra herederos a la persona que fallece, aspecto que comentaremos más detalladamente en un capítulo posterior.

Cuando existe un testamento, la persona que lo hace no tiene libertad absoluta para elegir a sus herederos ya que hay disposiciones legales al respecto relativas a determinadas personas que son herederos forzosos.

¿Quién es un legatario?

El legatario tan solo recibe uno o varios bienes a título particular, es decir, no recibe el conjunto de un patrimonio ni sucede en todos los aspectos económicos y personales a la persona que fallece. Tan solo recibe uno o varios bienes que de forma expresa el testador ha querido que se le entreguen.

Son los herederos los que deben entregarle el legado o bien que se le ha dejado y no asume las deudas ni obligaciones del causante.

Ahora bien, cabe hacer dos precisiones. Una, que una misma persona puede ocupar la posición de heredero y legatario, es decir, se le puede nombrar heredero de la herencia y, al mismo tiempo, dejar un bien concreto como legado (en ese caso se denomina prelegado). Dos, que un legado también puede llevar aparejada una carga por lo que es especialmente importante comprobar, cuando se nos ha nombrado legatario, qué bien nos corresponde, si conlleva alguna obligación y si nos compensa recibirlo o no.

Al igual que con los herederos en un testamento pueden existir uno varios legatarios.

Los legatarios solo pueden aparecer si se realiza un testamento.

¿Puede haber sustitutos?

Cuando hacemos un testamento con nombramiento de herederos y, en su caso, legatarios podemos pararnos a pensar ¿y si estas personas fallecen o no aceptan o no pueden recibir esa herencia o ese legado? La solución para esta duda se encuentra en las sustituciones.

Una sustitución es una disposición que se incluye en el testamento mediante la cual el testador nombra a un segundo o posterior heredero o legatario para el caso de que el nombrado en primer lugar no llegue a heredar o a recibir el legado.

Es una previsión interesante que cubre una mayor parte de posibilidades y que da una mayor vida a nuestro testamento pues, aunque podamos hacer tantos testamentos como deseemos y el último sustituye al anterior, con esta cláusula instituyendo sustitutos cubrimos más opciones y evitamos la necesidad de hacer nuevos testamentos posteriores en algunos casos.

diapo-3

¿Podemos elegir como heredero a la persona que deseemos?

Sí y no. Vamos a explicarlo. En principio podemos elegir como heredero a la persona o personas, físicas o jurídicas, que deseemos pero la ley establece una serie de límites a nuestra elección.

¿Cuáles son esos límites? La pregunta debería ser realmente quiénes son esos límites porque a lo que la ley nos obliga es a nombrar herederos a determinados familiares que son quienes reciben el nombre de herederos forzosos.

Son herederos forzosos los hijos y descendientes, a falta de estos, los padres y ascendientes y el cónyuge.

Si existen esos familiares no podemos dejar de incluirlos en el testamento respetando lo que la ley exige que reciban como mínimo y que es una parte de la herencia, diferente en cada caso, que se denomina legítima y a la que dedicaremos los capítulos posteriores.

¿Estamos obligados siempre a incluirlos?

En principio, sí. Tal y como hemos dicho hay que incluirlos respetando, como mínimo, esa cuota o parte de la herencia que estamos obligados por ley a dejarles pero no es una regla absoluta y, como casi todas, tiene excepciones. La ley permite desheredar a un heredero forzoso si nos encontramos en alguna de las situaciones o circunstancias que expresamente se establecen.

En ese caso, hay que introducir una cláusula en el testamento indicando el heredero a quien se desea desheredar y la causa. Cuantos más detalles incluyamos y más especifiquemos la situación más sencillo resultará mantener esa posición a los herederos frente al desheredado si este no estuviera conforme y decidiera impugna esa cláusula.

diapo-4

¿Podemos concretar el reparto de los bienes en el testamento?

Una vez hemos procedido a nombrar a los herederos y a los legatarios, a desheredar a un heredero forzoso si estamos en una de las causas o situaciones que lo permiten, podemos dar un paso más a la hora de elaborar nuestro testamento que consiste en hacer una distribución de los bienes.

A los legatarios ya les hemos dejado un bien concreto, porque en eso hemos dicho que consisten concretamente los legados.

Pero también podemos hacer una distribución más genérica o más concreta con nuestros herederos. Si tan solo es uno no tendremos este problema pero si son varios podemos plantear un reparto de diferentes maneras. Puede ser por cuotas, por ejemplo, un tercio a cada uno de los tres herederos, a partes iguales, a este una mitad y el resto a repartir entre los otros dos… sin especificar bienes concretos. Y, puede ser, adjudicando bienes concretos, por ejemplo, a este heredero este bien o conjunto de bienes…

Eso sí, en cualquier caso, elijamos el sistema que elijamos, siempre hay que respetar las legítimas de los herederos forzosos.

¿Y si cambia la configuración del patrimonio del testador?

Dejar repartida toda la herencia con bienes concretos tiene la ventaja de evitar problemas o discusiones en la partición de la herencia entre los herederos. Se hace mucho más sencillo este trámite.

Sin embargo, en contrapartida tiene un problema: los bienes y obligaciones del testador obviamente cambian a lo largo del tiempo y, de esta forma, si se hace el testamento y con el paso de los años la configuración del patrimonio así como su valor sufren alteraciones, es preciso o bien realizar un nuevo testamento o bien haber sido previsor en el anterior y dejar un reparto y un sistema de reparto de cuotas alternativo para lo no previsto en ese momento.

¿Puede elegir a alguien que se encarguen tras el fallecimiento de facilitar que se cumpla el testamento?

La respuesta es claramente sí y además es una opción muy recomendable.

La ley prevé dos figuras distintas: el albacea y el contador partidor, aunque en muchas ocasiones el testador nombra a una sola persona para desarrollar ambos cargos y, por este motivo, muchas veces se confunden ambas funciones.

Vamos a determinar en qué consiste cada una.

El albacea es una persona nombrada por el testador y cuya función es hacer cumplir la voluntad del mismo expresada en su testamento. Sus facultades vienen determinadas por la ley y por lo que el propio testador haya especificado pero lo más habitual es que se encargue de la interpretación del testamento, la administración de los bienes de la herencia hasta que se realice la partición, el pago de deudas y el cobro de créditos, entrega de legados, defender la validez del testamento, etcétera.

El testador puede nombrar uno o varios albaceas para desempeñar el cargo.

El contador partidor tiene una función distinta. Es el encargado del reparto de los bienes hereditarios entre los herederos. Puede nombrarlo el propio testador en su testamento o incluso los herederos después cuando se realice la partición, bien de forma amistosa, bien de forma judicial.

Si el testador nombra a una sola persona para realizar ambos cargos se encargará de llevar a cabo todas estas funciones.

Son figuras especialmente útiles en aquellas herencias complejas con grandes patrimonios o que incluyan bienes que sean de gestión más difícil o complicada.

Es importante nombrar a una persona que vaya a sobrevivir al causante y elegir a alguien con capacidad de administración en el caso del albacea y con capacidad de solventar problemas en el caso del contador partidor.

diapo-5

El contenido esencial.

El contenido esencial del testamento es el que hemos venido comentando hasta aquí y es de carácter patrimonial: nombramiento de herederos y, en su caso, legatarios, desheredación de un heredero forzoso si procede con explicación de la causa, reparto de los bienes con mayor o menor concreción, nombramiento de albacea, contador partidor…

Ahora bien, no es este el único contenido que podemos incluir en un testamento. Podemos aprovechar para añadir otras cláusulas, algunas con contenido patrimonial y otras con un contenido diferente.

Otras cláusulas.

Algunos ejemplos de otras cláusulas que podemos incluir en nuestro testamento son las siguientes:

  • Podemos dejar nombrado un tutor para los hijos menores o incapaces para el supuesto de que ambos padres fallezcan, de manera que el juez, cuando deba hacer el nombramiento, tenga en cuenta nuestras preferencias.

  • Podemos aprovechar para realizar un reconocimiento de un hijo que hasta ese momento no figure como tal y, de esta forma, considerarlo en el reparto hereditario.

  • Si se han hecho donaciones en vida a alguno de los herederos pueden hacer especificaciones sobre su consideración en el reparto de la herencia, si procede o no lo que denominados colación, es decir, si se contabilizan o no en el reparto tras el fallecimiento. En cualquier caso siempre se tomarán en cuenta para comprobar si se respeta la legítima de los herederos forzosos.

  • Hoy en día es muy interesante regular las consecuencias de nuestra muerte en relación con nuestra identidad digital y nuestras redes sociales. Se puede especificar quién y cómo debe hacerse cargo de las mismas, si debe cambiar o borrar nuestros contenidos en redes sociales, archivos en nubes, correos electrónicos, páginas web…

  • Cuando hace el testamento una persona divorciada con hijos, puede especificar que su ex cónyuge no administre los bienes que vayan heredar de nuestro patrimonio los hijos comunes.

  • Se pueden hacer indicaciones sobre los animales domésticos que se posean como, por ejemplo, a quién se prefiere para continuar con su cuidado y custodia o, de no existir nadie, su entrega a una protectora, con o sin entrega de alguna cantidad en compensación.

  • Cualquier otra cláusula en atención a las circunstancias especiales, personales y patrimoniales, del testador, una vez estudiada y analizada su situación.

    foto-abogadas-al-rescate

 

 

 

Temas

Un espacio en el que puedes encontrar respuestas incluso aunque aun no te hayas planteado la pregunta...

Sobre el autor

Cuervo Alfageme Abogados es algo más que un despacho de abogados. Entendemos que la mejor forma de evitar los problemas legales es conocer las normas. Por ello, además de atender a nuestros clientes desde la primera consulta hasta el final del proceso judicial, dedicamos tiempo y esfuerzo a la difusión del derecho. Con este objetivo publicamos guías prácticas, realizamos secciones legales en medios de comunicación y ofrecemos contenido jurídico en nuestras redes sociales y en nuestro canal de youtube. También disponemos de un sistema de clases particulares para estudiantes de derecho. En el diario El Comercio y en este blog publicamos el Consultorio Legal, en el que damos una primera orientación a consultas de nuestros lectores de forma gratuita. AVISO LEGAL: En las consultas publicadas en el blog o en el diario El Comercio no incluimos datos personales o referencias que puedan conducir a la identificación de quien formula la consulta, utilizando un nombre ficticio. No obstante si al formular una consulta se facilitan datos, serán tratados exclusivamente a los efectos de poder proceder a dar respuesta, pudiendo solicitar autorización o información adicional si resultara necesario a través de la forma de contacto facilitada por el interesado. Cuervo Alfageme se reserva el derecho de seleccionar las consultas que vayan a ser publicadas, sin que podamos garantizar que todas las consultas recibidas sean contestadas, ni un plazo de tiempo estimado. Las respuestas constituyen tan solo una primera orientación que debe ser contrastada por consulta a un abogado que realice un estudio mas completo. La política de privacidad y protección de datos de Cuervo Alfageme Abogados puede consultarse en la sección aviso legal de nuestra web.


agosto 2019
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031