Abogadas Al Rescate - La pensión de alimentos | TUS DERECHOS CON LUPA - Blogs elcomercio.es

Blogs

Cuervo y Alfageme

TUS DERECHOS CON LUPA

Abogadas Al Rescate – La pensión de alimentos

En este episodio de Abogadas Al Rescate os hablamos de la pensión alimenticia de los hijos cuando se produce una ruptura de pareja.

Tan solo son dos minutos de información, pero merece la pena hacer un pequeño esfuerzo cada semana y prestar atención, porque poco a poco iremos comprendiendo mejor nuestros derechos y empezaremos a pensar de una forma más práctica, lo que sin apenas darnos cuenta nos ayudará a evitar problemas en nuestro día a día.

Puedes ver el vídeo aquí.

Este vídeo es un primer nivel de información, muy genérico, que es suficiente para tener una idea superficial de la cuestión. Si estás pensando en divorciarte es el momento de dar un paso más y seguir leyendo. Te daremos algunos consejos prácticos que podrán ayudarte para saber por dónde empezar.

Cuando se produce una ruptura de pareja son varias las cuestiones que hay que resolver y entre ellas una de las más importantes es la pensión alimenticia que se establece a favor de los hijos comunes.

¿Qué es la pensión alimenticia?

La pensión alimenticia es una cantidad mensual que se establece a cargo de uno de los progenitores y que se destina a cubrir las necesidades periódicas, ordinarias y previsibles de los hijos comunes. Los niños tienen también gastos extraordinarios, a los que luego nos referiremos, que también hay que tenerlos en cuenta, aunque no para determinar el importe de la pensión mensual de alimentos.

¿Por qué hay que establecer una pensión de alimentos?

Obviamente ambos progenitores son responsables de atender las necesidades de sus hijos, en la medida de sus posibilidades. Lo que sucede es que el tiempo que los niños pasan con uno y con otro no tiene por qué ser idéntico y lo mismo ocurre con las circunstancias económicas y personales. Por ello en la mayor parte de los casos será necesario fijar una pensión alimenticia que equilibre la situación.

¿Se extingue al alcanzar los hijos la mayoría de edad?

Una de las dudas más habituales es si la pensión alimenticia tan solo cabe para hijos menores de edad o si el derecho persiste una vez alcanzada la mayoría de edad. Lo cierto es que la obligación de pago de alimentos se mantiene mientras persista la necesidad, por lo que lo más habitual es que se extienda durante varios años después de alcanzada la mayoría de edad de los hijos, mientras estos sigan estudiando o busquen trabajo y hasta que cuenten con medios propios de vida. Ahora bien, hay ciertos límites que comentaremos al hablar de las causas de extinción de la pensión alimenticia.

¿Se paga los doce meses del año?

Sí, la pensión de alimentos se calcula como promedio anual de los gastos, por lo que se paga todos los meses del año, incluso si los niños están pasando sus vacaciones con el obligado al pago.

¿Qué pasa si se deja de pagar?

El impago no justificado de la pensión de alimentos durante dos meses consecutivos o cuatro no consecutivos puede ser constitutivo de delito, por lo que es muy importante no dejar pasar los meses sin poner remedio legal a la situación. Se pueden presentar problemas económicos del obligado a pagar la pensión pero en tal caso lo que debe hacer es iniciar lo antes posible un procedimiento de modificación de medidas en el Juzgado para ajustar el importe de la pensión a la nueva situación económica. De este modo, si el otro progenitor denunciara el impago podría defender su postura y demostrar que está dando los pasos legales necesarios para regularizar la situación.

¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?

La ley no establece un importe exacto ni tampoco un porcentaje, por lo que en cada caso el importe se adecuará a la situación económica de ambos progenitores y también a las necesidades económicas de los niños.

El tiempo que los hijos van a pasar con cada uno de sus progenitores también se tiene en cuenta al establecer la pensión de alimentos.

A fin de dar una orientación el Consejo General del Poder Judicial facilita en su página web unas tablas orientativas así como una aplicación para calcular el importe de la pensión alimenticia tomando en consideración los ingresos de cada progenitor, el tiempo que cada uno tendrá en su compañía a los hijos, el número de hijos y la localidad de residencia. Esto no significa que el Juez vaya a establecer como pensión el resultado que se obtenga con esta aplicación, puesto que hay otras variables que también hay que considerar como, por ejemplo, si existe necesidad de vivienda o se concede el uso de la vivienda familiar o el posible coste de un colegio concertado o privado. No obstante, puede ser un punto de partida para ajustar expectativas y poder negociar un acuerdo.

¿Quién decide el importe de la pensión?

Es una medida que se adopta con independencia de que exista o no matrimonio por lo que se acordará tanto en caso de nulidad matrimonial, divorcio, separación judicial o ruptura de una pareja de hecho. Siempre que existen hijos menores de edad la pensión de alimentos ha de establecerse en un procedimiento judicial que puede plantearse de forma amistosa o contenciosa.

Cuando el procedimiento es amistoso la pensión se acuerda entre los progenitores y se recoge en el Convenio Regulador, que es un documento en el que se incluyen los acuerdos a los que se ha llegado. Este convenio tiene que supervisado por el fiscal y finalmente será aprobado por el Juez en una sentencia.

Cuando el procedimiento es contencioso cada una de las partes en su demanda o contestación a la demanda alega lo que considera oportuno sobre el establecimiento e importe de esta pensión y es el Juez el que finalmente decide a través de la sentencia.

¿Hay que establecer una pensión de alimentos cuando el progenitor no custodio no tenga trabajo o tenga unos ingresos de poca cuantía?

Cuando se establece una custodia exclusiva a favor de uno de los progenitores el otro tendrá que abonar una pensión de alimentos para contribuir económicamente, ya que no va a ocuparse personalmente del cuidado habitual de los hijos. Si no tiene ingresos al menos ha de fijarse una pequeña cantidad en concepto de mínimo vital.

¿Qué son los gastos extraordinarios?

La pensión de alimentos se destina a cubrir los gastos ordinarios, periódicos y previsibles de los niños, pero también pueden presentarse otros gastos imprevistos como, por ejemplo, el coste de gastos médicos no cubiertos por la seguridad social, un viaje de estudios, etcétera.

¿Cómo se pagan?

En el convenio regulador o en la sentencia tiene que indicarse la forma en que se asumen por los progenitores este tipo de gastos. Lo más habitual es que se paguen por mitad, pero si los ingresos de uno y otro son dispares puede establecerse un porcentaje diferente de contribución, por ejemplo 40%-60% o 30%-70%. Es poco habitual que se haga cargo de ellos uno solo de los progenitores.

¿Quién decide qué gastos son o no son extraordinarios obligando así a repartir ese gasto?

Este tema es motivo de conflicto en muchas rupturas de pareja, pues no siempre los dos progenitores se ponen de acuerdo en qué se debe o no considerar gasto extraordinario y por ello repartirse conforme se haya establecido.

A veces en el convenio regulador o en la sentencia se especifica con detalle este punto, sobre todo cuando los niños ya tienen una edad en la que se prevé que vayan a tener determinadas actividades o necesidades que pueden dejarse indicadas. Otras veces en cambio el nivel de concreción es menor, por ejemplo, porque los niños son muy pequeños y los padres no quieren concretar algo que aún está lejos o porque el procedimiento es contencioso y la sentencia es genérica en este punto. En tal caso hay que valorar cada gasto en concreto.

Existe numerosa jurisprudencia sobre este tema para casi todo tipo de gastos que se puedan presentar. En general podemos decir que para que un gasto sea considerado extraordinario, a falta de acuerdo entre los dos progenitores, tendrá que tratarse de un gasto necesario, imprevisto y acorde con las posibilidades económicas de la familia. Por ejemplo, no cabe duda si hablamos de gastos médicos no cubiertos por la seguridad social como unas gafas graduadas o el dentista cuando resulte necesario. Sin embargo, un viaje de estudios al extranjero para aprender idiomas, un campamento de verano o un teléfono móvil de última generación serán difícilmente repercutibles a la otra parte si no se consensuaron previamente.

En caso de desacuerdo será el Juez el que finalmente decida qué gastos concretos pueden reclamarse por este concepto cuando se vayan presentando, aunque nosotras siempre recomendamos concretar en lo posible por adelantado para evitar este tipo de problemas.

¿Qué sucede con el material escolar, matrículas y uniformes?

Un tipo de gastos que genera dudas es el de los libros y demás material escolar, uniformes y a veces matrículas que en cada curso hay que abonar. En este punto el Tribunal Supremo deja claro que se trata de un gasto periódico (pues se repite cada año) y previsible (puesto que el coste puede estimarse por adelantado al existir poca variación de un año a otro). Por ello este tipo de gastos debe tomarse en consideración a la hora de establecer el importe de la pensión alimenticia, prorrateando en su caso el desembolso en las doce mensualidades. Es así porque no cumple los requisitos para ser considerado un gasto extraordinario y, por tanto, debe hacerse cargo de la adquisición el progenitor que tenga la custodia de los niños y perciba la pensión alimenticia. Ahora bien, caben dos excepciones:

1.- La primera, que en el convenio regulador se haya llegado al acuerdo en la forma en que se afrontarán este tipo de gastos, pues en ese caso prevalece lo acordado.

2.- La segunda, que exista una custodia compartida, pues en tal caso lo más habitual es que el material escolar se pague por mitad y en cuanto a ropa o uniformes, cada cual tenga en su casa todo lo necesario pero habrá que estar a lo que establezca el convenio o la sentencia.

¿Se puede modificar el importe de la pensión alimenticia?

La pensión de alimentos se establece en atención a las circunstancias económicas de los progenitores y las necesidades de los hijos, como ya hemos explicado. Cuando esas circunstancias cambian se puede solicitar una modificación en el importe de la pensión alimenticia. Para ello es necesario iniciar un procedimiento judicial de modificación de medidas, en el que será necesario demostrar el cambio de circunstancias.

¿Cuándo se extingue la pensión alimenticia?

Ya hemos indicado que la mayoría de edad de los hijos no es motivo de extinción de la pensión alimenticia que se mantendrá hasta que estos tengan medios de vida propios o estén en condiciones de afrontar la vida por su cuenta. Esto no significa que no tenga fin ni que los hijos no tengan que poner de su parte.

Los hijos tienen que demostrar un mínimo de responsabilidad. Esto significa que han de hacer lo posible por estudiar y, si finalizan sus estudios, por buscar trabajo. Si se demuestra una falta de aplicación y desinterés siendo ya mayores de edad se puede llegar a extinguir la pensión de alimentos.

Aun si los hijos se aplican o no encuentran trabajo a pesar de que lo busquen no puede mantenerse la pensión de alimentos más allá de una edad razonable. Hay sentencias en las que se extingue la pensión cuando los hijos tienen ya una edad que se acerca a la treintena y ello aunque aún no dispongan de medios de vida propios.

Incluso recientemente podemos señalar alguna sentencia que abre una nueva línea de extinción de la pensión alimenticia cuando los hijos son mayores de edad y no mantienen ningún contacto con el progenitor que paga la pensión de alimentos sin que la causa sea imputable a este último. Ahora bien, no se puede generalizar y hay que analizar cada caso en concreto para ver si encaja en un supuesto de extinción.

Temas

Un espacio en el que puedes encontrar respuestas incluso aunque aun no te hayas planteado la pregunta...

Sobre el autor

Cuervo Alfageme Abogados es algo más que un despacho de abogados. Entendemos que la mejor forma de evitar los problemas legales es conocer las normas. Por ello, además de atender a nuestros clientes desde la primera consulta hasta el final del proceso judicial, dedicamos tiempo y esfuerzo a la difusión del derecho. Con este objetivo publicamos guías prácticas, realizamos secciones legales en medios de comunicación y ofrecemos contenido jurídico en nuestras redes sociales y en nuestro canal de youtube. También disponemos de un sistema de clases particulares para estudiantes de derecho. En el diario El Comercio y en este blog publicamos el Consultorio Legal, en el que damos una primera orientación a consultas de nuestros lectores de forma gratuita. AVISO LEGAL: En las consultas publicadas en el blog o en el diario El Comercio no incluimos datos personales o referencias que puedan conducir a la identificación de quien formula la consulta, utilizando un nombre ficticio. No obstante si al formular una consulta se facilitan datos, serán tratados exclusivamente a los efectos de poder proceder a dar respuesta, pudiendo solicitar autorización o información adicional si resultara necesario a través de la forma de contacto facilitada por el interesado. Cuervo Alfageme se reserva el derecho de seleccionar las consultas que vayan a ser publicadas, sin que podamos garantizar que todas las consultas recibidas sean contestadas, ni un plazo de tiempo estimado. Las respuestas constituyen tan solo una primera orientación que debe ser contrastada por consulta a un abogado que realice un estudio mas completo. La política de privacidad y protección de datos de Cuervo Alfageme Abogados puede consultarse en la sección aviso legal de nuestra web.


octubre 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031