Abogadas Al Rescate - Pensión compensatoria en un divorcio | TUS DERECHOS CON LUPA - Blogs elcomercio.es

Blogs

Cuervo y Alfageme

TUS DERECHOS CON LUPA

Abogadas Al Rescate – Pensión compensatoria en un divorcio

En este episodio de Abogadas Al Rescate os hablamos de la pensión compensatoria que puede tener derecho a percibir uno de los dos cónyuges en caso de ruptura del matrimonio.

Tan solo son dos minutos de información pero merece la pena hacer un pequeño esfuerzo cada semana porque, poco a poco, iremos comprendiendo mejor nuestros derechos y empezaremos a pensar de una forma más práctica lo que, sin apenas darnos cuenta, nos ayudará a evitar problemas legales en nuestro día a día.

Puedes ver el vídeo aquí.

Este vídeo es un primer nivel de información, muy genérico, suficiente para tener una idea superficial de la cuestión. Si estás pensando en divorciarte es el momento de dar un paso más y seguir leyendo. Te daremos algunos consejos prácticos que podrán ayudarte a saber si en tu caso procedería establecer una pensión compensatoria.

¿Qué es la pensión compensatoria?

Cuando se produce una separación judicial o un divorcio es posible que esta ruptura produzca un desequilibrio económico a uno de los cónyuges en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento respecto a su situación anterior en el matrimonio. Si esto sucede aquel que sufre dicho desequilibrio tiene derecho a una compensación económica, que es lo que se denomina la pensión compensatoria, aunque no necesariamente ha de abonarse en forma de pensión periódica ya que caben otras posibilidades.

No procede establecer una pensión compensatoria por el solo hecho de que los dos cónyuges se encuentren en una situación económica inferior como consecuencia de la ruptura. Es necesario que entre ellos exista un desequilibrio.

El ejemplo más habitual se produce en aquellos matrimonios en los que uno de los miembros de la pareja ha venido desarrollando una actividad laboral mientras que el otro se ha dedicado al cuidado de la familia. Llegado el momento de la ruptura el que no tiene trabajo se encuentra en una situación de desequilibrio, pues no tiene ningún ingreso mientras que el otro seguirá contando con su salario.

También se produce el desequilibrio cuando los dos miembros de la pareja tienen ingresos, pero hay una gran diferencia entre lo que ganan el uno y el otro. Cuando los dos cuentan con ingresos y la diferencia no es relevante no suele establecerse pensión compensatoria.

¿Pensión periódica o en pago único?

La compensación puede establecerse en forma de pensión periódica, mediante el pago de mensualidades, que es lo más habitual en la práctica. A su vez estas mensualidades pueden consistir en una cantidad concreta que se actualizará anualmente o en un porcentaje sobre los ingresos del obligado al pago.

La compensación también puede establecerse como una prestación única, es decir, fijando una cantidad de dinero que se abonará de una sola vez al cónyuge que sufre el desequilibrio económico.

¿Pensión temporal o indefinida?

Esta pensión compensatoria puede ser temporal o indefinida. Cuando es temporal se concreta el tiempo durante el cual va a percibirse. En algunos casos la pensión se establece de forma indefinida. Esto es cada vez menos frecuente en la práctica, pero es la solución más adecuada cuando hablamos de matrimonios de larga duración en los que quien tiene derecho a percibir la pensión compensatoria no tiene posibilidades de acceder a un empleo o conseguir por su cuenta medios propios de subsistencia.

¿Cómo se determina si procede compensación?

Como ya explicamos tiene que existir un procedimiento de separación o divorcio. Dentro de este procedimiento, cuando es amistoso, se redacta un convenio regulador por acuerdo entre los cónyuges. La pensión compensatoria es una de las medidas que puede contener este acuerdo que finalmente será aprobado en el Juzgado, aunque en algunas ocasiones puede formalizarse ante Notario, si no hay hijos comunes menores de edad.

A falta de acuerdo entre los cónyuges, cuando el procedimiento judicial es contencioso, será el Juez en la sentencia el que determine si procede o no establecer una pensión compensatoria y cuál será su importe. Es imprescindible que el cónyuge que considere que tiene derecho a esta compensación la solicite expresamente en su demanda ya que el Juez no puede acordar de oficio esta medida.

Tanto si la pensión compensatoria se incluye en el convenio regulador como si se establece en la sentencia, es necesario concretar la periodicidad, la forma de pago, las bases para actualizar la pensión, la duración o el momento de cese y las garantías para su efectividad.

¿Qué circunstancias tiene en cuenta el Juez para establecer la pensión compensatoria?

El juez va a tomar en consideración las circunstancias que se presenten en cada caso, por lo que no se puede generalizar ni tampoco se puede saber con certeza qué compensación va a establecerse, aunque se pueda hacer una aproximación basada en el estudio de jurisprudencia de casos similares. Esta incertidumbre suele ser motivo de preocupación. Es una consulta muy habitual ya que quien se separa o divorcia necesita saber con qué medios económicos va a contar tras la ruptura.

Lo más importante y lo primero que el Juez va a tomar en cuenta es el acuerdo al que los cónyuges hayan llegado sobre el establecimiento de una pensión compensatoria. Si el acuerdo no es posible el Juez valora otras circunstancias que concurran: la edad y estado de salud, la cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo, la dedicación pasada y futura a la familia, la colaboración con su trabajo en las actividades mercantiles o industriales del otro cónyuge, la duración de matrimonio y de la convivencia conyugal, la posible pérdida de un derecho de pensión, el caudal y los medios económicos y necesidades de uno y otro cónyuge, así como cualquier otra circunstancia que pueda ser relevante.

¿Es posible modificar el importe o condiciones de una pensión compensatoria previamente establecida en un convenio regulador o en una sentencia?

Solamente cabe modificar la pensión de alimentos si se producen alteraciones en la fortuna de uno u otro cónyuge que así lo aconsejen y para poder hacerlo será necesario iniciar un procedimiento de modificación de medidas que puede plantearse de forma amistosa, llegando a un acuerdo que se formalizará en un nuevo convenio regulador, o contenciosa, con una nueva sentencia judicial.

Ahora bien, el Código Civil también permite que en cualquier momento se pueda llegar al acuerdo entre los cónyuges de sustituir la pensión fijada por la constitución de una renta vitalicia, el usufructo de determinados bienes o la entrega de un capital en bienes o en dinero.

¿Cuándo se extingue la obligación de pago de una pensión compensatoria?

Si la pensión compensatoria se estableció de forma periódica surge la pregunta de hasta cuándo hay que seguir abonándola. Ya hemos explicado que una opción es establecer la pensión compensatoria temporalmente, de este modo, llegado el término de la misma la obligación de pago se extinguirá sin necesidad de acudir a ningún procedimiento específico. Ahora bien, si antes de ese término se produjeran circunstancias que pudieran dar lugar a la extinción, también podría solicitarse esta, a no ser que por acuerdo se hubiera dejado establecida una duración sin posibilidad de extinción alguna, acuerdo no muy frecuente pero que algunas veces se incluye en el convenio regulador.

Sin embargo, cuando la pensión compensatoria es periódica e indefinida no cabe que se extinga a no ser que concurran determinadas circunstancias y se inicie un procedimiento de modificación de medidas.

Las circunstancias que pueden dar lugar a la extinción de la pensión compensatoria son las siguientes:

  • Que quién la perciba contraiga nuevo matrimonio. Esta causa es muy clara y no requiere mayor explicación.

  • Que quien la perciba conviva maritalmente con otra persona. La convivencia marital es una convivencia como pareja, análoga a la conyugal, lo que hoy día se conoce como pareja de hecho. No es necesario que se haya formalizado la relación de convivencia para que concurra esta causa, pero hay que probar la existencia de esa relación, lo que no siempre resulta sencillo, si el perceptor de la pensión compensatoria trata de ocultarlo.

  • Que cese la causa que la motivó. Hemos hablado antes de que la causa que motiva el establecimiento de una pensión compensatoria es la existencia de un desequilibrio económico entre los cónyuges. Ese desequilibro está presente en el momento de la ruptura, pero puede suceder que después las circunstancias económicas de uno y otro varíen y ya no tenga sentido mantener la pensión compensatoria.

Es importante tener en cuenta que el derecho a la pensión no se extingue por la muerte de obligado al pago, pues a su fallecimiento esta obligación pasa a sus herederos. No obstante, los herederos pueden solicitar del Juez la reducción o supresión de la pensión compensatoria si lo que perciben como herencia no alcanza para pagar esta deuda o pudiera afectar a sus derechos de legítima, que es la parte de la herencia que por ley debe reservarse a los herederos forzosos.

¿Qué diferencia hay entre pensión compensatoria y pensión alimenticia?

La pensión alimenticia se establece a favor de los hijos comunes cuando se produce una ruptura (separación judicial, divorcio o incluso cuando no existió matrimonio entre los progenitores). En cambio, la pensión compensatoria se establece a favor del cónyuge que sufre un desequilibrio económico como consecuencia de una separación judicial o divorcio. Las dos son compatibles y el obligado al pago suele ser el mismo. Ahora bien, el importe de la pensión compensatoria suele ser inferior cuando existen hijos con derecho a una pensión alimenticia, pues los recursos del obligado al pago de ambas pensiones suelen ser limitados y obviamente hay que tomar en cuenta las posibilidades económicas del que paga y no solo las necesidades de quien percibe la pensión.

Cuando los niños son muy pequeños y el cónyuge con derecho a pensión compensatoria es joven y tiene posibilidades de acceso a un empleo es más adecuado establecer una buena pensión de alimentos, aunque salga peor parada la pensión compensatoria, porque, a fin de cuentas, siempre hay un límite económico que las circunstancias no permiten sobrepasar y hay que valorar en cada caso que es lo que a medio plazo puede resultar más interesante. Si por el contrario los hijos son mayores y están próximos a su independencia es recomendable centrar la atención en la pensión compensatoria a favor del cónyuge.

¿No cabe la pensión compensatoria en casos de nulidad matrimonial?

No, porque la pensión compensatoria solamente se establece, si procede, en casos de separación judicial o divorcio. Ahora bien, el Código Civil establece un derecho de indemnización a favor del cónyuge de buena fe cuando se declare la nulidad de un matrimonio. Las circunstancias para determinar el importe de esta indemnización son las mismas que ya comentamos para el establecimiento de la pensión compensatoria.

¿Tiene la pensión compensatoria relación con el régimen económico del matrimonio?

No, la pensión compensatoria puede establecerse tanto si el régimen económico en el matrimonio es el de gananciales como el de separación de bienes.

Sin embargo, cuando el régimen económico del matrimonio es el de separación de bienes es posible establecer, a su término, una compensación económica a favor de uno de los cónyuges, si durante el matrimonio no realizó ningún trabajo por dedicarse en exclusiva al cuidado de la familia y el hogar familiar. En este caso sería compatible esta compensación (que no se prevé para el régimen económico de gananciales) con la pensión compensatoria si procediera.

 

Temas

Un espacio en el que puedes encontrar respuestas incluso aunque aun no te hayas planteado la pregunta...

Sobre el autor

Cuervo Alfageme Abogados es algo más que un despacho de abogados. Entendemos que la mejor forma de evitar los problemas legales es conocer las normas. Por ello, además de atender a nuestros clientes desde la primera consulta hasta el final del proceso judicial, dedicamos tiempo y esfuerzo a la difusión del derecho. Con este objetivo publicamos guías prácticas, realizamos secciones legales en medios de comunicación y ofrecemos contenido jurídico en nuestras redes sociales y en nuestro canal de youtube. También disponemos de un sistema de clases particulares para estudiantes de derecho. En el diario El Comercio y en este blog publicamos el Consultorio Legal, en el que damos una primera orientación a consultas de nuestros lectores de forma gratuita. AVISO LEGAL: En las consultas publicadas en el blog o en el diario El Comercio no incluimos datos personales o referencias que puedan conducir a la identificación de quien formula la consulta, utilizando un nombre ficticio. No obstante si al formular una consulta se facilitan datos, serán tratados exclusivamente a los efectos de poder proceder a dar respuesta, pudiendo solicitar autorización o información adicional si resultara necesario a través de la forma de contacto facilitada por el interesado. Cuervo Alfageme se reserva el derecho de seleccionar las consultas que vayan a ser publicadas, sin que podamos garantizar que todas las consultas recibidas sean contestadas, ni un plazo de tiempo estimado. Las respuestas constituyen tan solo una primera orientación que debe ser contrastada por consulta a un abogado que realice un estudio mas completo. La política de privacidad y protección de datos de Cuervo Alfageme Abogados puede consultarse en la sección aviso legal de nuestra web.


octubre 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031