Abogadas Al Rescate - La desheredación | TUS DERECHOS CON LUPA - Blogs elcomercio.es

Blogs

Cuervo y Alfageme

TUS DERECHOS CON LUPA

Abogadas Al Rescate – La desheredación

En este episodio de Abogadas al rescate os hablamos de cómo y en qué supuestos se puede desheredar a un heredero forzoso.

Tan solo son dos minutos de información, pero merece la pena hacer un pequeño esfuerzo cada semana y prestar atención, porque poco a poco iremos comprendiendo mejor nuestros derechos y empezaremos a pensar de una forma más práctica, lo que sin apenas darnos cuenta nos ayudará a evitar problemas en nuestro día a día.

Puedes ver el vídeo aquí.

Este vídeo es un primer nivel de información, muy genérico, que es suficiente para tener una idea superficial de la cuestión. Si estás valorando la necesidad o no de hacer testamento, quiénes heredarían en uno u otro caso y si te encuentras en algunas de las circunstancias que permiten desheredar a un heredero forzoso sigue leyendo porque ampliamos esa primera información a continuación.

¿Qué significa desheredar?

En capítulos anteriores hemos explicado quiénes son los herederos forzosos, aquellos a los que la ley les reserva una parte de la herencia que, en principio, el causante tiene que respetar. Estos herederos forzosos son los hijos y descendientes, si estos no existen, los padres y ascendientes y, en todo caso, el cónyuge no separado legalmente o de hecho.

Esa parte de la herencia que la ley les reserva a estos herederos es lo que denominamos legítima. Hemos dicho que el causante tiene, a la hora de hacer testamento, que respetar esa cuota legitimaria que es distinta en función del heredero que estemos considerando. Ahora bien, ¿esto es siempre así? La respuesta es negativa en este caso. Existe una obligación general de no vulnerar las legítimas y en caso de que así suceda las cláusulas del testamento que las afecten serían nulas pero también existen determinados supuestos en los que se puede privar de esa legítima a los herederos.

¿En qué casos? En los expresamente previstos en nuestro Código Civil que explicamos a continuación pero antes veamos quiénes pueden hacerlo y cómo.

¿Quiénes pueden desheredar?

Cualquier persona que tenga capacidad para hacer testamento.

¿A quién se puede desheredar?

Tal y como hemos adelantado la figura de la desheredación existe para dejar sin legítima a aquellos que sean los herederos forzosos del causante: descendientes, ascendientes y cónyuge, que además tienen que haber incurrido en una de las causas previstas en la ley.

¿Cómo se tiene que hacer una desheredación?

La desheredación solo puede hacerse mediante testamento, por tanto, si queremos utilizar esta opción, necesariamente tenemos que hacerlo. Sirve cualquiera de las formas de testamento, no obstante, recomendamos siempre, especialmente en este caso, utilizar la forma de testamento abierto ante notario por una razón fundamental. El notario puede comprobar el contenido del testamento y orientarnos en cuanto a la causa, su realidad, el modo de incluir la misma y las pruebas que podemos dejar ya citadas en el propio testamento.

Es muy importante citar la causa concreta que estamos utilizando para plantear la desheredación y que esta sea una de las incluidas en la ley. Nosotras recomendamos además añadir cuantos datos tengamos en nuestro poder o las pruebas que puedan utilizarse para comprobar la realidad de la existencia de la causa. De este modo ayudamos en un futuro a nuestros herederos a hacerla valer frente a quien ha sido desheredado si esta no la admite y decide impugnar el testamento.

La desheredación ha de ser clara, expresa y nominal. No puede caber ninguna duda de a qué legitimario se refiere. Es muy importante introducir el nombre del desheredado de modo que no induzca a error o a confusión.

¿Cuáles son las causas de la desheredación?

Tal y como hemos dicho, la desheredación solo puede tener lugar por alguna de las causas expresadas en nuestro Código Civil. Son un listado “numerus clausus”, es decir, no cabe añadir ninguna otra aunque consideremos que son incluso de mayor gravedad que las que se incluyen. Ahora bien, también hay que tomar en consideración la jurisprudencia de nuestros tribunales que ha ido interpretando estas causas para adaptarlas a las infinitas posibilidades que pueden darse en la realidad de cualquier familia.

Dentro del listado de causas existe un grupo que se aplica a todos los herederos forzosos y luego se enumeran causas concretas que tan solo se aplican a alguno de los herederos forzosos. Todas ellas son, como vamos a ver a continuación, de importante gravedad.

¿Cuáles son las causas genéricas aplicables a todos los herederos forzosos?

Son algunas de las que se recogen como supuestos de indignidad, concretamente las siguientes:

1.- Los padres que abandonen, prostituyan o corrompen a sus hijos.

2.- El que haya sido condenado en juicio por haber atentado contra la vida del testador, de su cónyuge, ascendientes o descendientes.

3.- El que haya acusado al testador de delito al que la ley señale una pena no inferior a la presidio o prisión mayor, cuando la acusación haya sido declarada calumniosa. Esta pena a la que hace referencia esa causa es una de las incluidas en el anterior Código Penal que iba de los seis años y un día a los doce años. Hoy en día equivaldría a un delito grave que llevara aparejada una pena equivalente.

4.- El que obligue al testador a hacer testamento o a cambiar el que ya tuviera hecho con amenaza, fraude o violencia.

5.- El que por estos mismos medios (amenaza, fraude o violencia) impida a una persona hacer testamento o a revocar el que ya tuviera hecho o suplante, oculte o altere otro posterior.

¿Cuáles son las causas que se aplican específicamente a los descendientes?

Además de las generales, frente a los descendientes se pueden utilizar estas otras causas:

1.- Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.

2.- Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra. Es en aplicación de esta causa donde existe una reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo interesante. Nuestro más alto tribunal entiende que dentro de ese “maltrato” se puede incluir también el psicológico que se produce cuando no existe relación entre padre e hijo, produciéndose una completa desatención que, atendiendo a las circunstancias de cada caso concreto, puede dar lugar a entender que realmente exista una causa de desheredación.

¿Y al cónyuge?

Además de las causas generales que hemos mencionado, frente al cónyuge se pueden utilizar las que comentamos a continuación, aunque hoy en día, en cualquiera de estas situaciones, lo más habitual es que ya exista un divorcio o separación legal entre ambos y, por tanto, el cónyuge ya no sea un heredero forzoso por tal motivo.

1.- Haber incumplido grave y reiteradamente los deberes conyugales.

2.- Las causas que dan lugar a la pérdida de la patria potestad del artículo 170 del Código Civil. Este artículo es el que indica que el padre o la madre pueden ser privados total o parcialmente de la patria potestad por sentencia judicial que se funde en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o bien por sentencia que se dicte en una causa criminal o matrimonial, por ejemplo, en un proceso de divorcio.

3.- Haber negado alimentos a los hijos o al otro cónyuge.

4.- Haber atentado contra la vida del cónyuge testador, si no hubiera mediado reconciliación.

Añade el Código además que, para que las causas que dan lugar a la separación personal lo sean también de desheredación es preciso que no vivan los cónyuges bajo un mismo techo. Respecto a este punto hay que señalar que el mismo ha quedado anacrónico realmente pues hoy en día la regulación del divorcio y la separación en nuestro país no es causal. Con el mero transcurso de tres meses desde la celebración del matrimonio, o sin considerar este plazo si estamos en una de las situaciones de maltrato, se puede plantear el divorcio o la separación judicial sin necesidad de alegar ninguna otra causa.

¿Y a los ascendientes?

Además de las causas generales, también se podría utilizar frente a los ascendientes las siguientes:

1.- Haber sido privado de la patria potestad por las causas expresadas en el artículo 170 del Código Civil, al que ya hemos hecho referencia.

2.- Haber negado los alimentos a sus hijos o descendientes sin motivo legítimo.

3.- Haber atentado uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiera habido entre ellos reconciliación.

¿Cuál es el efecto principal de la desheredación?

Si la desheredación se hizo correctamente, cumpliendo con todos los requisitos, el efecto principal es privar de la legítima al heredero forzoso. Ahora bien, la desheredación es total, es decir, se impide a la persona que desheredamos percibir ningún bien de la herencia. Ni su legítima ni ninguna otra parte, así lo entiende la mayor parte de la doctrina.

¿Quién hereda esta parte que ya no percibe el legitimario?

Cuando se produce la desheredación, nuestro Código Civil indica que entra en juego el derecho de representación. ¿En qué consiste este derecho? Es el que determina quiénes van a ser nombrados herederos en lugar del que ha sido desheredado. En este caso sus hijos y descendientes los que van a ocupar su lugar y van a conservar todos los derechos de los herederos forzosos respecto a la legítima.

Este derecho de representación funciona solo en la línea recta descendente (hijos, nietos…) y no en la ascendente (padres, abuelos…). En la línea colateral solo tiene lugar en favor de los hijos de hermanos, es decir, de sobrinos, ya sean estos de doble vínculo o solo de padre o madre.

¿A pesar de estar en el testamento puede quedar sin efecto la desheredación?

Sí. Y por un motivo muy concreto. Si existe una reconciliación posterior entre el testador y la persona que ha sido desheredada, nuestro Código Civil señala que se priva al causante de poder utilizar dicha causa y, si ya estuviera incluida en un testamento, la cláusula queda sin efecto.

¿Y si la desheredación es injusta? ¿Se puede impugnar?

Sí, si la desheredación no se ha hecho correctamente, bien porque no se hayan cumplido los requisitos que hemos comentado, bien porque la causa no sea cierta o no sea una de las incluidas en el Código Civil. Y también si ha habido reconciliación posterior como hemos indicado porque, aun siendo cierta la causa, esta habría quedado sin efecto con motivo de dicha reconciliación.

Por este motivo es muy importante hacer correctamente el testamento y mencionar, como ya adelantamos, todos las pruebas y datos que tengamos para acreditar la causa que estamos utilizando para desheredar.

¿Cómo se realiza la impugnación y quién puede hacerla?

La impugnación del testamento alegando que es injusta la desheredación ha de hacerse a través de un procedimiento judicial para el cual vamos a necesitar de la asistencia de abogado y procurador.

El injustamente desheredado es el que puede iniciar las acciones judiciales para reclamar la parte que le corresponde en la herencia del causante.

La prueba de ser cierta la causa de desheredación corresponde a los herederos del testador si el desheredado la niega.

Si se consigue anular la cláusula de desheredación ¿qué ocurre con el resto del testamento?

Si se impugna la cláusula del testamento relativa a la desheredación y finalmente se consigue su anulación, lo que se anula realmente es la institución de heredero en cuanto perjudique los derechos que el desheredado tendría en la herencia. El resto de cláusulas y disposiciones testamentarias seguirán siendo válidas y efectivas.

Temas

Un espacio en el que puedes encontrar respuestas incluso aunque aun no te hayas planteado la pregunta...

Sobre el autor

Cuervo Alfageme Abogados es algo más que un despacho de abogados. Entendemos que la mejor forma de evitar los problemas legales es conocer las normas. Por ello, además de atender a nuestros clientes desde la primera consulta hasta el final del proceso judicial, dedicamos tiempo y esfuerzo a la difusión del derecho. Con este objetivo publicamos guías prácticas, realizamos secciones legales en medios de comunicación y ofrecemos contenido jurídico en nuestras redes sociales y en nuestro canal de youtube. También disponemos de un sistema de clases particulares para estudiantes de derecho. En el diario El Comercio y en este blog publicamos el Consultorio Legal, en el que damos una primera orientación a consultas de nuestros lectores de forma gratuita. AVISO LEGAL: En las consultas publicadas en el blog o en el diario El Comercio no incluimos datos personales o referencias que puedan conducir a la identificación de quien formula la consulta, utilizando un nombre ficticio. No obstante si al formular una consulta se facilitan datos, serán tratados exclusivamente a los efectos de poder proceder a dar respuesta, pudiendo solicitar autorización o información adicional si resultara necesario a través de la forma de contacto facilitada por el interesado. Cuervo Alfageme se reserva el derecho de seleccionar las consultas que vayan a ser publicadas, sin que podamos garantizar que todas las consultas recibidas sean contestadas, ni un plazo de tiempo estimado. Las respuestas constituyen tan solo una primera orientación que debe ser contrastada por consulta a un abogado que realice un estudio mas completo. La política de privacidad y protección de datos de Cuervo Alfageme Abogados puede consultarse en la sección aviso legal de nuestra web.


diciembre 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031