Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Desde el Bajo Narcea

Liturgias en Cataluña

Resultado de imagen de Pedro Sánchez y Torra, Pedralbes, el comercio

Una suerte de birlibirloque en el comunicado conjunto tras la reunión entre Sánchez y Torra, reunión que, como en un juego de muñecas rusas, hubo también entre miembros de ambos Gobiernos en otro espacio muy cercano. ¿Y qué se acordó? Pues que haya un diálogo fluido y una solución política. Algo muy obvio y que todo el mundo puede suscribir.

Pero no hay que perder de vista que, al tiempo que se aprobaba ese documento conjunto, las protestas estaban en la calle. Pero no se puede pasar por alto que, mientras se celebraba el Consejo de Ministros, las algaradas y los disturbios fueron el coro discordante con tanto guante blanco.

¿Cómo no recordar el ‘Cuaderno’ que Azaña escribió en Pedralbes, que, junto a de la Pobleta, forma parte de sus textos más lúcidos y amargos? ¡Qué bien les vendría a los iracundos y vociferantes de uno y otro lado leer lo mucho que escribió Azaña en y sobre Cataluña, desde sus momentos de gloria en 1932 hasta sus decepciones más amargas en plena guerra civil, pasando por su detención en Barcelona en 1934! ¿Cómo no tener presente, asimismo, la fuerte carga simbólica que tiene lo acordado en este Consejo de Ministros en torno a la anulación del Consejo de Guerra del que fue víctima Companys?

Pero volvamos al momento presente. ¿A qué se está jugando? Está muy claro que el Gobierno de España, aunque quisiera, no podría abrir la vía a un referéndum en el que la ciudadanía catalana se pronunciase a favor o en contra de la independencia de su tierra. También está muy claro que las fuerzas independentistas, al margen de lo que pudieran estar pensando sus dirigentes o parte de ellos, tendrían muy difícil volverse atrás en su discurso y aceptar que no hay más salida que la autonómica.

¿A qué se está jugando? Se sabe muy bien por ambas partes que la solución del problema no está cerca en el tiempo. Pero parece –y esto es positivo- que casi todo el mundo se está dando cuenta de algo evidente: que esa solución, nada fácil, no está ni en la vida judicial ni tampoco en la reedición de la famosa vía unilateral , sino en el acuerdo político, un acuerdo al que, llegado el caso, tendrían que sumarse muchos más agentes que los que hay actualmente.

O sea, de un lado, sonrisas y guante blanco. Frente a ello, el ruido y la furia en las calles de Barcelona. Frente a ello, las declaraciones de PP y Ciudadanos que hablan de «humillación». ¿De verdad, se puede considerar humillante que el Gobierno de España celebre un Consejo de Ministros en Cataluña? ¿De verdad, se puede considerar humillante que se dialogue con el Gobierno autonómico catalán?

El tiempo se pronunciará acerca de lo efectivo o inútil que pudo ser todo esto. Pero, en todo caso, nunca está de más intentar una solución, buscar puntos de acuerdo, sentarse a hablar, eso sí, con guerras protocolarias y con griterío en las calles de por medio.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


diciembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31