Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Desde el Bajo Narcea

NO SÓLO EL MES DE LAS FLORES

¿Cómo no recordar aquel añorado – y malogrado- 15-M en el que la indignación ciudadana alcanzó un protagonismo innegable en las calles de este país? ¿Cómo no tener en cuenta que el panorama político español cambió radicalmente desde que Pedro Sánchez  decidió, en mayo del pasado año, presentar la moción de censura ? Y, en fin, los resultados del 26-M no hacen más que confirmar que mayo es un mes decisivo en el calendario político de estos últimos años.

Empecemos por el añorado – y malogrado-  15M, cuando la indignación ciudadana se hizo oír en las calles de este país. Empecemos por el añorado 15-M, digo, porque, ante los resultados de las elecciones del pasado domingo, si algo se puso claramente de manifiesto, fue el severo revés electoral que sufrió el partido que aún lidera Pablo Iglesias. Y lo cierto es que no basta con decir que hay que dar la cara, resultaría obligado hacer autocrítica y preguntarse acerca de las causas que llevaron a Podemos a perder la confianza de muchos de sus votantes.

¿Qué se hizo de aquel afán de asaltar los cielos? ¿Qué pudo haber pasado para que la formación morada haya dejado de ser la voz de la indignación? ¿No toca preguntarse acerca de la forma en que se actuó contra la disidencia? ¿No toca ser puesta en cuestión la endogamia que hay en la cúpula del partido? ¿No es obligado lamentar que, a causa de todo esto, haya habido candidaturas de Podemos que fueron castigadas electoralmente el 26-M, a pesar de que su trayectoria fue coherente en los últimos cuatro años, como es el caso de esta formación en Asturias, en el ámbito autonómico? ¿Acaso no es un mazazo haber perdido en Ayuntamientos como el de Madrid, auténtico rompeolas de un cambio que se anunciaba extensible al resto del país?

¿Y qué decir de Pedro Sánchez? No perdamos de vista que, cuando presentó la moción de censura, las encuestas situaban al PSOE muy lejos del lugar donde se encuentra ahora. El camino recorrido desde entonces lo llevó a ser el líder del partido más votado. Cierto es que tuvo inestimables ayudas para ello, entre otras, los escándalos de corrupción del PP, así como la irrupción de Vox que llevó a mucha gente a decantarse por el PSOE como antídoto a lo acontecido en diciembre en Andalucía.

Y, con respecto a las elecciones del 26-M, habiendo sido indiscutible el triunfo del PSOE, tuvo también su no sé qué de amargura no haber ganado en plazas tan decisivas como la Alcaldía de Madrid, tras tantos escándalos del PP.

¿Se imaginan ustedes la sorpresa que nos llevaríamos si se diera la circunstancia de que el partido de Albert Rivera se decantase por pactar con el PSOE la gobernabilidad de algún Ayuntamiento en lugar de prestar su apoyo al PP?

Y, hablando del PP, Casado salva, de modo muy exiguo, sus muebles, gracias, sobre todo, a los resultados en Madrid. Los salva, si logra el apoyo, según dónde, de Ciudadanos y de Vox. ¿Se descartan por completo sorpresas?

Lo dicho: mayo no es sólo el mes de las flores, es también el mes de las grandes esperanzas, al modo dickensiano, es también el mes de los cambios en la política española.

Veremos.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031