Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Desde el Bajo Narcea

¿GOBIERNO MONOCOLOR O REPETICIÓN ELECTORAL?

«Un hombre que insiste es un temperamento plebeyo, porque insistir es no saber triunfar ni renunciar». (Ortega y Gasset).

 

Salvo que se desdiga en el corto plazo de tiempo que queda hasta la sesión de investidura, Pedro Sánchez sigue negándose a un pacto con Unidas Podemos con vistas a un hipotético Gobierno de coalición con la formación morada. Alguien recordaba recientemente, que, desde la Transición a esta parte, nunca hubo en España un Ejecutivo que no fuese monocolor, y, por lo que parece, el actual presidente en funciones no quiere ser el pionero en semejante novedad en la política patria. Por su lado, Pablo Iglesias se niega a dar su apoyo a un Gobierno en el que no haya ministros de su partido, el líder podemita está dispuesto a ceder en lo que haga falta, siempre que se acepte su presencia en el Gobierno que vaya a formarse.

Así las cosas, tanto Sánchez como Iglesias parecen querer hacer buena aquella famosa frase de Cela, en virtud de la cual «el que resiste gana». (Por cierto, sin coma entre el sujeto y el verbo, como comúnmente suele hacerse). O sea, salvo cambios de última hora, la posibilidad de acuerdo entre ambas formaciones, en las que los respectivos líderes tienen tanto poder, parece bloqueada.

Asimismo, la postura de Ciudadanos es inequívoca en el sentido de que el partido liderado por el señor Rivera se niega rotundamente no solo a pactar con el PSOE, sino también a facilitar su investidura con la abstención. Las dimisiones que se vienen sucediendo a resultas de la estrategia de Cs no parecen influir en semejante negativa.

Y, en fin, está por ver si las formaciones independentistas y nacionalistas se abstendrán en la investidura.

Ante semejante panorama, todo parece indicar que a Pedro Sánchez no le están saliendo las cosas tan bien como esperaba tras las elecciones de abril. Parece no tener en cuenta que las circunstancias lo están favoreciendo mucho menos de lo que el propio interesado se esperaba.

Ni con viajes a Francia entrevistándose con Macron consiguió que Ciudadanos se plantease abstenerse en la investidura. Ni tampoco el declive electoral de Unidas Podemos lleva a este partido a apoyar a Sánchez sin exigir presencia en el Gobierno.

Por otro lado, como escribí recientemente, Sánchez tampoco parece ser consciente de que la irrupción de Vox lo ayudó en su momento impulsando el voto útil al PSOE ante el temor de una extrema derecha entonces emergente. Y lo cierto es que todo parece indicar que la formación liderada por Abascal, en el caso de un adelanto electoral, perdería fuerza.

O sea, que, descartando que se abstengan en la investidura los partidos que están a su derecha, necesita que Pablo Iglesias se avenga a apoyar un Gobierno monocolor del PSOE.

Desde luego, no lo tiene nada fácil. Y, por otra parte, no estaría de más que nos preguntásemos por qué es tan difícil –incluso tan impensable– un Gobierno de coalición en España.

Y, en fin, del lado de Podemos, resulta llamativo que haya disponibilidad a la hora de ceder en cuestiones programáticas, al tiempo que la presencia en el Gobierno, hasta el momento, es innegociable.

Acaso Sánchez debería tener en cuenta que su castillo de naipes, erigido a golpe de estrategias, se puede desmoronar.

¿Se parapetará Sánchez en un Gobierno monocolor, aun a riesgo de tener que repetir las elecciones? El órdago no es pequeño.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


julio 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031