Blogs

Íñigo Noriega

El comentario del director

El ejemplo de los Mansoleas

La localidad ribadedense de Pimiango, que este fin de semana celebra sus tempranas fiestas de San Emeterio, guarda en la memoria de sus habitantes un capítulo de su historia datado a mediados del siglo XVI que, según transcriben los cronistas locales, transformó completamente a la población, que por aquel entonces habitaba la zona baja, junto a la ría del Deva, y se dedicaba a la pesca. Una jornada que amaneció propicia para echarse a la mar tornó, a causa de una virulenta galerna desatada en el Cantábrico, en el día más negro, porque el temporal arrancó la vida a la mayoría de los varones de la villa. Los supervivientes, la mayor parte mujeres y niños, asumieron la determinación de no volver a faenar, y buscaron una nueva ocupación a la que dedicarse.

Así, gracias a relaciones en Noreña, aprendieron la profesión de zapatero, a la vez que trasladaron las viviendas a la parte alta, donde hoy sigue, y se convirtieron en artesanos ambulantes, de una forma tan eficaz que llegaron a ser reclamados desde lugares distantes, como fábricas del País Vasco, y formaron parte de unidades carlistas para reparar el calzado de los combatientes. Tuvieron tanta conciencia de su oficio que hasta idearon una jerga, el mansolea, para comunicarse entre sí, nombre que, por extensión, sigue utilizándose como gentilicio para los habitantes de Pimiango. El pueblo hizo frente al infortunio tomando las riendas de su destino y transformándose.

El pasado miércoles, en una jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección en Oviedo, diez relevantes directivos escogieron un consejo, idea o experiencia para reflexionar sobre la situación de Asturias y su futuro. Jaime Carvajal, de Arcano, resaltó la necesidad de recuperar la confianza en una realidad que es mejor de lo que las apariencias muestran, y que durante los años de crisis ha sabido llevarse a cabo una transformación que calificó de heroica. José Armando Tellado explicó que Capsa ha abordado, está abordando, un cambio profundo ante lo que interpreta como una inflexión que requiere nuevas reglas, la ruptura con las inercias y el retorno a lo esencial y lo relevante.
La experiencia de adaptación de una empresa de más de 130 años de vida como El Gaitero, relatada por José Cardín, contribuye a interpretar las circunstancias actuales desde la premisa de que los proyectos son interesantes mientras van bien, y la necesidad de buscar alternativas cuando fallan. La presidenta de El Musel, Rosa Aza, se refirió a la subjetividad de determinadas percepciones, y cómo la mejor manera de abandonar la periferia es dejar de considerarse tal. Juan Antonio Gómara, de Vodafone, resaltó el salto experimentado en el mundo por obra de la tecnología, para lo que reclamó una innovación atrevida pero siempre al ritmo del cliente. Por su parte, Carlos Manuel Rodríguez, de Cafento y de la Asociación Asturiana de Empresa Familiar, escogió la educación como clave, a la vez que reivindicó los datos frente a los alardes y las exhibiciones, y no complicar lo que puede ser sencillo.

Alejandro Braña, del Colegio de Médicos, aseguró que la ética no está reñida con la eficiencia, mientras Jesús Alonso, del Grupo Daniel Alonso, hizo hincapié en instalarse con naturalidad en la innovación. Manuel Villa-Cendino, de la Universidad Antonio de Nebrija, habló del conocimiento como la capacidad de ver más, necesaria para competir. Finalmente, el flamante presidente de Fade, Pedro Luis Fernández, abogó por el definitivo apartamiento del derrotismo y por el fomento de un entorno positivo, que aliente la creatividad y permita el error. Ensalzó la capacidad formativa de la región y los privilegios que posee Asturias.

Todos ellos aluden a cuestiones referidas a la transformación, la llevada a cabo o la pendiente, bien sea en las actitudes, en los procesos o en el producto, o en todo ello a un tiempo. Una nueva forma de relación con el cliente y con la sociedad en la que la empresa está inserta.
Como en su día hicieron los habitantes de Pimiango al convertirse en mansoleas.

Por Íñigo Noriega

Sobre el autor


marzo 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Contenido Patrocinado