Blogs

Antonio Ochoa

Entre montañas

Mitología

La actualidad parece haberse detenido ante el televisor, haciendo difícil sustraerse a la llamada del fútbol. Incluso yo, no especialmente futbolero, no puedo resistirme a la tentación de hablar de los avatares de la selección española. Y, antes de que alguno de mis cultos lectores me corrija, sé que “avatares” NO significa “aventuras y desventuras”. De estas ha habido un montón y, para cuando estas líneas vean la luz, nuevos capítulos se habrán añadido a ellas (a las primeras, espero, no a las segundas), pero dejaré que plumas más versadas las analicen con esa confortable sabiduría que siempre nos ilumina cuando predecimos el pasado. Hablo de los avatares como “encarnaciones de un dios” y no creo abusar de la metáfora. El fútbol es prácticamente una religión y la Selección una de sus diosas, con sus devotos, sus santuarios, sus ritos y sus milagros (VAR incluido). Diosa, sí, aunque cambiante en sus manifestaciones terrenas, como corresponde a su multifacética esencia española.

Tiene su avatar quijotesco, ese que nos empuja a ayudar a los más débiles, ese que inspiró a De Gea en el partido contra Portugal y a Ramos e Iniesta contra Marruecos, ese impulso que nos lleva a acabar entre las aspas de un molino, magullados, sí, pero orgullosos y dispuestos a embestir el siguiente. Obviamente, tenemos también el avatar sanchopancista; ese humor bonachón y conformista que, cuando el marcador nos favorece, nos hace deambular por el prado, enredando con la pelota y sin meternos con nadie; ese mismo que nos asaltó tras conseguir encajarle un gol a Irán y del que sólo un milagro VAR pudo salvarnos. Tenemos, además, el avatar picassiano; esa vena artística que nos posee y nos lanza a crear increíbles obras de arte sobre el campo, tan cubistas que, a menudo, ni los mismos que las están dibujando saben muy bien lo que significan. Y hay más avatares, muchos más, suficientes para garantizar a los devotos de nuestra selección una eternidad de emociones, esperando temerosos a ver cuál saltará al campo esta vez.

Temas

julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031