Blogs

Alberto del Río Legazpi

Los episodios avilesinos

Camposagrado en la intimidad

            El de Camposagrado es un palacio que viene creciendo sin descanso desde hace sabe Dios cuantos años. Ni los historiadores son capaces de fijar el siglo de su origen, solo calculan que fue entre el XIII y el XIV cuando la entonces poderosa familia de Las Alas fundó una casa con torre, al norte de la muralla que defendía la villa medieval.        OLYMPUS DIGITAL CAMERA

            Con el tiempo la mansión fue ganando altura y ensanchando; y también pasando de la familia de Las Alas al marqués de Camposagrado que lo vendió al marqués de Monreal y Santiago. Y los herederos de éste a Ramón García de Castro y se convirtió en viviendas y los bajos en bazar, ferretería y comercio de deportes de invierno, hasta que cesó el negocio y el edificio fue cerrado ingresando en la Cofradía de la Incuria de la que lo rescató el Ayuntamiento adquiriéndolo por expropiación forzosa aprobada el 21 de enero de 1999, hace hoy 19 años.  

            Estas cosas pensaba yo en el patio del palacio, el 20 de agosto de 2004, cuando al mediodía, al marcharse a comer unos pintores que retocaban detalles, me quedé solo para planificar el recorrido de las visitas públicas que el palacio recibiría la semana siguiente. Escribo lo que sigue sacado de unos apuntes que entonces tomé, entre acojonado y exultante al saberme en la intimidad de un palacio que es la madre del cordero del barroco de Avilés y, para muchos, de Asturias.22-camposagrado-intimo-p1010338

            El patio ha sido cubierto con un lucernario dotado de un automatismo que lo abre y cierra en función climatológica; está compuesto de hierro y vidrio, dos elementos industriales del Avilés actual, al igual que el ascensor que tomé para ir a la planta baja.

            Allí, aparte de un gran espacio rescatado para salón polivalente también se ha recuperado parte de un buen trozo del lienzo de la muralla, y es que el ensanche del palacio –en el siglo XVII– había saltado (saltándose también los propietarios la ley por lo que tuvieron que afrontar denuncia anónima ciudadana de la que salieron indemnes) el camino de ronda (de unos 3 metros de anchura) que corría paralelo a la muralla y también saltaron sobre la muralla misma (otros tres metros). Y no contentos, aún, otros tres más sobre el muelle del puerto de Avilés que, entonces estaba en el lugar ocupado hoy por la calle de La Muralla y el parque del Muelle.222-camposagrado-intimo-03-primitiva-mansion-alaspuerta

            Todo eso se aprecia mejor al subir de nuevo a la planta de nivel cero –donde hay una puerta con restos medievales correspondiente a la mansión que fue de la familia Las Alas– y entrar en un impresionante galería con diez arcos apoyados en columnas toscanas, que ahora será biblioteca y que antes fue el único espacio cubierto que tuvo la muralla de Avilés.

            Saliendo de nuevo al patio central se sube a la primera planta por una magnífica escalera de piedra, de la cantera de Bustiello, diseñada en el siglo XVII por los avilesinos Menéndez Camina (padre e hijo) considerados también autores de la triunfal fachada sur del palacio, la que mira a la calle de La Fruta.

            La construcción de esta planta primera –ahora dedicada a aulas– a finales de aquel siglo XVII estuvo a punto de producir el derrumbe del palacio, cosa que evitó una obra de ingeniería, que a base de tirantes metálicos “amarró” el edificio (episodio aparte titulado ‘Camposagrado encorsetado’).225-camposagrado-intimo-p1010339

            En el techo de alguna habitación se observan pinturas de siglos anteriores que han sido restauradas y también por los pasillos se han podido rescatar parte de los techos originales de madera labrada.

            Subiendo a la segunda planta se ven los tirantes en las enormes vigas de madera que sirvieron para sujetar el arco, y por tanto el edificio, cuando estuvo a punto de derrumbarse al haber construido, en la primera planta y sin buen cálculo, diez balcones situados encima de la galería de las diez columnas toscanas.

            Desde el lucernario, entre madera, hierro, tejas y cristal, se observa una de las dos torres de la fachada sur del palacio, que junto con el cuerpo central que une ambas, forman ese monumental retablo artístico de la fachada sur, al que antes me refería, y que destacados expertos consideran el mejor ejemplo del barroco asturiano.223-camposagrado-intimo-18-talleres

            En esta planta (antiguos desvanes y habitaciones del servicio doméstico) dedicada ahora a talleres, el aprovechamiento de espacio y luces ha creado una panorámica vanguardista que le sienta como anillo al dedo a este histórico palacio de Camposagrado al que una acertada decisión política ha conseguido transformar en la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias.         

            En la semana siguiente de puertas abiertas, consta en las hemerotecas que cerca de 11.000 (once mil) personas visitaron el emblemático edificio. Dijeron que nunca se había visto nada igual.

Temas

Alberto del Río Legazpi, Las Alas, Los episodios avilesinos, Marqués de Camposagrado, marqués de Monreal y Santiago

Los episodios avilesinos es un blog de La Voz de Avilés

Sobre el autor

Espacio dedicado a aspectos históricos, biográficos, costumbristas y artísticos, fundamentalmente de Avilés y su comarca actual, así como a territorios que, a lo largo de los siglos, le fueron afines. Tampoco se excluyen otras zonas del planeta

enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031