Blogs

Sonia Barbosa

Explorando el Paraíso en moto

Antonio Villar, las manos de un “navayeiru”

Si dicen que “en ocasiones es bueno dejarse llevar”, ésta, desde luego, ha sido un claro ejemplo de ello. Una recomendación de Carlos Domínguez acerca de una visita hasta el concejo de Tineo donde, en el pueblo de San Facundo, mis compañeros de ruta y yo conocimos a Antonio Villar, uno de los últimos “navayeirus” de Asturias.

 

 

Iniciamos el mes de Abril con mejor tiempo del que estamos estamos acostumbrados y tardes con más horas de luz diurna debido al reciente cambio horario. Una oportunidad que no íbamos a dejar pasar para sacar nuestras monturas y rodar en la mejor compañía posible. Jorge, Raquel y yo quedamos primero y, curiosidades de la vida, con ninguno de ellos había coincidido antes en la carretera. Siempre hay una primera vez para todo y después de la experiencia, ésta no será la última. Carlos nos esperaba en Cornellana y, una vez reunido el grupo, seguimos a nuestro guía de hoy por esas carreteras y paisajes asturianos que no cansan a nadie.

 

 

 

Y como Carlos ya me conoce y sabe que soy gran amiga de parar a sacar fotos durante mis viajes, un alto en el camino para evitar una posible regañina, siempre será bien recibido.

 

 

Como telón de fondo, las cumbres nevadas se entremezclan con las verdes praderías confiriendo al paisaje un aspecto impresionante.

 

 

San Facundo se encuentra a pie de carretera y un día solariego invita a los vecinos a salir de sus viviendas y disfrutar de unas temperaturas no muy usuales en esta época. Ocasión que no desperdiciaremos para preguntar por la ubicación de la casa de nuestro artesano de hoy.

 

 

Casualmente, estamos al lado…

 

 

 

El sonido de nuestras motos llegar no pasa desapercibido en el pueblo y Elena, su mujer, confusa porque no nos esperaba, pero con una amigable sonrisa, nos recibe sin problema. No hemos tenido forma de contactar con ellos así que decidimos ir un poco a la aventura y parece ser que no nos salió nada mal. A partir de ahora, ya no volveremos a tener ese problema.

 

 

Nuestro hombre no está en casa pero uno de los vecinos sale en su búsqueda y lejos de encontrarnos a un hombre cansado, Antonio asombra con su vitalidad. Sus expresivos ojos azules y su blanquecina tez invadida por las huellas del paso del tiempo, del cual nadie está libre de escapar, son el vivo reflejo de un señor que ha dedicado su vida entera a todo un arte.

 

 

Comenzó cuando apenas tenía 10 años y sus manos no han dejado de trabajar hasta los 91 que tiene en la actualidad. Una tradición que parece ser, han heredado sus hijos , uno de los cuales talló el reloj de madera que cuelga en la entrada de su casa, el cual nos señala muy orgulloso.

 

 

Al igual que un recorte de periódico enmarcado en el que aparecía una entrevista suya hecha hace muchos años.

 

 

Paulatinamente empieza a enseñarnos sus obras y supo hacerlo de la mejor manera posible: en primer lugar nos abre la vitrina donde guarda algunas de sus navajas de menor tamaño (unas irán a parar a Madrid, otras a Barcelona,…).

 

 

 

 

Posteriormente, va mostrándonos algunas con formas más curiosas,..

 

 

 

 

Raquel y yo no salimos de nuestro asombro.

 

 

Para llegar a dejarnos totalmente perplejos con una navaja cuyo peso ronda los 4 kilos y cuyo mango está compuesto por un asta de venado.

 

 

 

Irónicamente, bien dijo Jorge, a quien le agradezco que me haya cedido algunas de las fotografías de esta crónica, que en “esta casa no entra nadie a robar” y es que están muy bien protegidos.

Ante la pregunta del número exacto de navajas , Antonio no supo dar uno concreto y nos contesta que “muchas, muchas”. Y mientras mantenemos una amena conversación con este auténtico artista,..

 

 

Luky reclama nuestra atención .

 

 

Ante lo cual, Raquel, amante de los animales, no se pudo resistir. Pero luego no nos digas que Dana se puso celosa que sus razones tenía,..

 

 

Estando tan ocupados atendiendo a Antonio, algún felino se adueñaba de mi ´Trailera´.

 

 

Asomándonos a la ventana de su taller, observamos un cuarto lleno de utensilios pero, desgraciadamente, no pudimos acceder a él porque nuestro artesano “no se acordaba dónde había dejado la llave” por lo que la foto de recuerdo a su lado nos la tuvimos que hacer en el exterior. Aún así, quedó estupenda.

 

 

Una ruta circular que, de nuevo, nos rodeará de tremendos paisajes y  si no, que se lo digan a Jorge que no se pudo resisitir a parar ante tal encuadre de Pola de Allande.

 

 

Fue él quien nos llevó hasta Linares a despedir la tarde en uno de esos “chigres” asturianos que escasean y en los que podemos encontrar “de todo”. Allí, pasaron los minutos como si fueran segundos escuchando las historias de Marcelina, la esposa de Emilio Rodríguez, al que se le conocía como “El Chino” y  que daba nombre al local que regentó durante casi 60 años. Casualmente, habían sido clientes de Antonio hace muchos años cuando le compraron una navaja por 6 pesetas.

 

 

 

Una visita llena de tradición cultural, de escenarios que parecen sacados de un cuento y, lo mejor de todo, la estupenda compañía de Raquel, Jorge y Carlos. Soy una auténtica afortunada por rodearme de gente como vosotros. ¡Nos vemos en la próxima!. V´SSSSS.

Enlaces de interés: www.soniabarbosa.es

Explorando el Paraíso en moto con Sonia Barbosa Silva

Sobre el autor

Si existe un lugar privilegiado por sus sinuosas carreteras y sus paisajes "de infarto"en el que rodar en moto se convierte casi en una 'necesidad', llama ASTURIAS, que bien merecido tiene que la llamen Paraíso Natural. Mi afición por este mundo ha hecho que me decida a escribir este blog en el que me gustaría enseñaros rincones curiosos, atípicos, poco conocidos, quizás pueblos 'colgado' en las montañas y sus peculiaridades contadas por los lugareños. Porque no hace falta viajar miles de kilómetros teniendo lo que tenemos en nuestra 'tierrina' (aunque puntualizo porque en el blog haré referencias también a nuestra vecinas Cantabria,Galicia o León, no se nos vayan a celar). Basta con tomar ese desvío de la carretera general por el que hemos pasado un montón de veces, que no sabemos muy bien a dónde va, pero que nos 'magnetiza'... Así que os invito a que cojáis vuestras motos y exploréis conmigo... ¿Me acompañáis?


abril 2016
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930