Blogs

Dámaso Escribano

El Fonendoscopio

¿Un cambio de paradigma en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardíaca puede ser causada por cambios de líquidos inapropiados en algunos pacientes en lugar de exceso de líquido

Un pequeño estudio preliminar podría desencadenar un cambio de paradigma en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca. La última investigación se publica hoy en Circulation y se presentó en Heart Failure 2018 y en el Congreso Mundial sobre Insuficiencia Cardíaca Aguda, un congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (1,2).

El estudio sugiere que la insuficiencia cardíaca puede ser causada por una redistribución de líquidos inapropiados en algunos pacientes en lugar de un exceso de líquido.

La insuficiencia cardíaca es una pandemia global que afecta a por lo menos 26 millones de personas en todo el mundo y está aumentando en prevalencia. A pesar de los avances significativos en terapias y prevención, la mortalidad y la morbilidad siguen siendo altas y la calidad de vida pobre (3).

Actualmente se cree que la insuficiencia cardíaca es causada por un exceso de sal y líquido en el corazón y los pulmones. Sin embargo, el 50% de los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda no tienen sobrecarga de líquidos cuando se presentan en el hospital.

En estos pacientes, un mecanismo alternativo podría ser que el fluido se haya redistribuido de manera inapropiada desde el compartimiento abdominal (esplácnico) hasta el corazón y los pulmones. Se cree que esto lleva a un aumento de la presión en el corazón, lo que daña la función cardíaca (descompensación). Se ha propuesto que esta redistribución es causada en parte por la hiperactividad de los nervios esplácnicos, que hacen que la vasculatura del vientre se contraiga (4).

Este primer estudio de prueba de concepto en humanos buscó probar que esta redistribución de fluidos existe en pacientes con insuficiencia cardíaca aguda y podría ser un objetivo para el tratamiento. El estudio incluyó a cinco pacientes con insuficiencia cardíaca aguda ingresados en el Hospital de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, EE. UU.

El bloqueo del nervio esplácnico se realizó inyectando lidocaína a ambos lados de la columna bajo guía de rayos X. Este es un procedimiento establecido que se usa para aliviar el dolor abdominal en pacientes con cáncer de páncreas y duodenal. La cateterización del corazón derecho se realizó para medir las presiones en el corazón y la arteria pulmonar.

Después de la inyección de lidocaína, las presiones en el lado derecho e izquierdo del corazón y la arteria pulmonar se redujeron rápidamente, lo que sugiere que la sangre pasó del corazón y los pulmones al abdomen.

La reducción fallo-cardiacobloque-n-esplacnicode las presiones comenzó 15-20 minutos después del bloqueo nervioso y alcanzó el efecto máximo a los 30 minutos. Las presiones volvieron principalmente a los niveles iniciales a los 90 minutos, que es la duración esperada de la acción de la lidocaína. No hubo eventos adversos.

Antes y después del procedimiento, los pacientes realizaron una prueba de caminata de seis minutos y se les preguntó sobre la dificultad para respirar, un síntoma típico de insuficiencia cardíaca. Ambas medidas mejoraron, pero las diferencias solo fueron estadísticamente significativas para los cuestionarios de insuficiencia respiratoria, probablemente debido al pequeño número de pacientes.

El investigador principal, el Dr. Marat Fudim, del Instituto de Investigación Clínica de Duke, dijo: “Este estudio respalda la noción de que la redistribución del volumen es una causa de insuficiencia cardíaca. Cuando se bloquea el nervio esplácnico, la vasculatura del vientre ya no se contrae y se crea espacio. El líquido luego cambia del corazón y los pulmones al abdomen, donde debería estar. Esto normaliza las presiones en el corazón y los pulmones y los pacieUpload Filesntes se sienten mejor “.

Los diuréticos son una piedra angular del tratamiento en la insuficiencia cardíaca aguda, pero a menudo causan daño renal. “Esto puede deberse a que estos pacientes en realidad no tienen líquido extra“, dijo el Dr. Fudim. “Nuestro estudio sugiere que desplazar el líquido del tórax al abdomen, en lugar de eliminar el líquido con diuréticos, puede ser el tratamiento apropiado para algunos pacientes con insuficiencia cardíaca aguda”.

El Dr. Fudim observó que el bloqueo nervioso en este estudio fue temporal. Los estudios futuros deberán examinar el impacto de los medicamentos de acción más prolongada o incluso la muerte de los nervios esplácnicos. Este último se ha utilizado para aliviar el dolor en pacientes con cáncer. El bloqueo del nervio también deberá probarse en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica.

Un blog de Dámaso Escribano

Sobre el autor

Nací en Madrid en 1947 y ejercí profesionalmente como médico en Madrid, Hospital General de León , Instituto Nacional de Silicosis de Oviedo y Hospital de Jove en Gijón. Soy Doctor en Medicina, especialista en Medicina Interna y Neumologia, Master en Gestión Clínica por la Universidad de Oviedo, especialista en Medicina de Empresa. Durante la vida profesional he desarrollado práctica asistencial, docente y de gestión clínica, tengo múltiples publicaciones científicas editadas en libros y revistas de las especialidades médicas. En la actualidad estudio Antropología por la UNED y como afición soy librero de viejo librería online librosveaylea.com En el momento actual desempeño actividad privada en una consulta en Medicina Interna y Neumología, calle Aguado 29 ENTLO C Gijón. Teléfono 985 13 05 06 Vea y lea: libros seminuevos a precios viejos - Consulta médica del Dr. Dámaso Escribano


junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930