La politocracia es indecente. | A las pruebas me remito - Blogs elcomercio.es

Blogs

Guillermo Díaz Bermejo

A las pruebas me remito

La politocracia es indecente.

El pasado 14 de Enero escribí un post en el que argumentaba que nuestra democracia estaba avanzado aceleradamente hacia la politocracia. Hoy, pese a esta crisis económica tan brutal que sufrimos, esos polítócratas no hacen mas que llenarse la boca hablándonos de política social, de derechos sociales, de derechos de los trabajadores, etc.etc. pero, a mi juicio, su comportamiento ante los ciudadanos resulta indecente.

Es indecente que mas de la mitad de la población laboral española sea mileurista, mientras que el sueldo mensual de un Diputado es de 3.996€ a los que hay que añadir dietas y otros gastos de representación que hacen que sus ingresos lleguen a 6.200€ mensuales. O el sueldo de un concejal de festejos de una pequeña ciudad que llega a 4.823€ aun cuando sólo pasa por el Ayuntamiento dos horas al día.

Es indecente que un trabajador necesite una cotización continuada de 35 años para percibir una pensión de jubilación, mientras que a un Diputado le basta con siete, y a cualquier miembro del Gobierno sólo le basta jurar el cargo y aunque esté una semana en su puesto ya tiene derecho al percibo de la pensión máxima de 2.441,75€

Es indecente que un cirujano de un hospital , o un profesor, o un técnico de la Administración, tengan un salario inferior al de un concejal de festejos de un Ayuntamiento, que como decía antes, se pasa dos horas al día en el Ayuntamiento.

Es indecente que los políticos sigan manteniendo las retribuciones y los porcentajes de incremento que ellos mismos establecieron por unanimidad al inicio de sus legislaturas, y que ahora, para frenar el gasto público, no tengan la decencia de reducirlos.

Es indecente que los Diputados sean los únicos ciudadanos que tienen una exención de un tercio del IRPF de sus emolumentos.

Es indecente que estos políticos sitúen en las administraciones públicas a legiones de asesores (mas bien, amiguetes con sueldo), con unas retribuciones que ya quisieran para sí los técnicos de la Administración mas cualificados.
Es indecente que el mas bajo de los funcionarios tenga que superar una dura oposición para conseguir su plaza, y por el contrario a los políticos y a los asesores que ellos nombran, no se les exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer la función que se les encomienda.

Es indecente que muchos ciudadanos tengan que apretarse el cinturón para sortear la crisis económica, mientras que los políticos siguen gozando de sus lujosos coches oficiales, chóferes a su disposición, viajes en bussines class, suculentas comidas en los mejores restaurantes, visas oro, regalitos y otras prebendas.

Es indecente que los Diputados, cuando cesan en sus cargos, sigan percibiendo el 80% de su salario durante dieciocho meses.

Es indecente que ex ministros, ex secretairos de estado y otros altos cargos de la política, tras su cese puedan seguir percibiendo de modo legal dos sueldos del erario público.

Es indecente que ahora quieran atemperar el brutal déficit público que ellos hacen crecer continuadamente, incrementando la carga impositiva a los ciudadanos, pero obviando que ellos tienen garantizados cuantiosos ingresos y otras prebendas, que no están dispuestos a reducir o eliminar.
Es indecente que transmitan a la sociedad a través de noticias en los medios de comunicación, que el incremento de los salarios de los funcionarios son un coste para el bolsillo de los ciudadanos, ocultando que sus enormes sueldos también los pagan los ciudadanos.

Por favor, señores politócratas, dejen de pensar en Vdes. piensen en los ciudadanos y empiecen a actuar con dedencia.

Temas

Blog de Guillermo Díaz Bermejo

Sobre el autor

El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.


septiembre 2009
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930