Blogs

Guillermo Díaz Bermejo

A las pruebas me remito

INSENSATEZ PRESIDENCIAL

El nuevo presidente del Gobierno Sr. Sánchez, ha llegado a la Moncloa tras una inusitada moción de censura, en la que, fruto de su ambición personal y sin ningún sentido de estado, decidió pactar hasta con el diablo para que esta moción prosperara, sin que ni tan siquiera hubiere sido elegido por los ciudadanos. Enarboló la bandera de la regeneración democrática, para echar al anterior presidente del gobierno, que estaba salpicado por todo tipo de tramas de corrupción en su partido.

Una de sus primeras decisiones presidenciales, para dar un golpe de efecto y salir bien en la foto, fue ordenar qué de modo inmediato, un barco errático que transportaba a 600 inmigrantes frente a las costas italianas, fuere derivado a España para que esos pobres náufragos fueren acogidos en nuestro país. Ignorando totalmente el procedimiento que establece nuestra ley de derechos y libertades de los extranjeros residentes en España, conocida como ley de extranjería, dijo que les iba a dar un permiso de residencia de 50 días. Ignoró con esa decisión, qué en ese momento, a nuestras costas mediterráneas y canarias, estaban arribando más de cinco mil subsaharianos que, en aplicación de esa ley, no iban o van a tener esta prerrogativa y que, por tanto, iban a ser ingresados en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES), en un auténtico régimen carcelario hasta que se decida o su repatriación o su acogida como refugiados políticos.

Pasó poco tiempo sentado en el sillón presidencial, saboreó las mieles del poder y de modo inmediato, se olvidó de todas sus promesas de regeneración y de la defensa de los intereses de los ciudadanos. Su ego prevaleció por encima de todo y así, con total arrogancia, tomó la decisión de fletar el avión Falcon 900, a disposición de la Casa Real y del jefe del Gobierno, para trasladarse a Benicasim y asistir al festival del grupo de rock The Killers, al que ya había asistido en otra ocasión de modo privado. Movilizó también al personal del Aeropuerto de Castellón, que no acoge este tipo de vuelos no programados, y que tuvo que mantenerse en estado operativo para asistir al avión presidencial. Puso como excusa que este acontecimiento formaba parte de su agenda cultural.

Bastaron sólo dos meses desde su llegada al poder, para que el Sr. Sánchez emulara a su colega de partido Sr. Guerra, cuando siendo ministro, para evitar las caravanas de tráfico de un fin de semana, tras asistir a una corrida de toros, fletó un avión Mistere para que lo fuera a recoger y trasladar a Madrid.

No sé cuánto puede costar al erario público esa decisión que, según parece, para el presidente es una minucia. Lo que sí sé es que, si yo quisiere alquilar un avión de esas características para realizar ese viaje de Madrid a Castellón, me cobrarían 35.000 euros. Pero es que, además, a ese coste habría de añadirse el del helicóptero Super Puma que lo trasladó desde el helipuerto de la Moncloa hasta el aeropuerto de Torrejón. Habría que añadir también los costos que ha provocado el traslado a Castellón de una flota de los vehículos que componen la caravana presidencial para transportar a todos los equipos de seguridad. Habrían de añadirse así mismo, las dietas, sobresueldos, horas extras y costos de alojamiento en Benicasim, de todo el equipo de seguridad.

Probablemente, los gastos de traslado a este concierto, camuflados como agenda cultural del presidente, y que van a cargo del erario público que pagamos todos los ciudadanos, habrán superado los 50.000 euros. Parece que para el Sr. presidente, esta cifra es una minucia sólo por asistir a un concierto, eso sí, con la excusa de que mantuvo una corta entrevista con el presidente valenciano.

Supongo que el Presidente no sabe que con un presupuesto anual de 50.000 euros ( igual a los gastos que el generó sólo en un día, por ir a un concierto), obtenidos de aportaciones altruistas de voluntarios, y sin ninguna subvención estatal, una ONG a la que conozco muy bien, presta auxilio a treinta y dos familias inmigrantes sin recursos, suministrándoles alimentos y vestuario, así como ayudas y asesoramiento para que esas personas inmigrantes puedan obtener los necesarios permisos de residencia y trabajo.

Por favor, Sr. presidente, con ese dinero público que usted ha malgastado, muchas más de estas familias que acuden a las ongs, podrían haber sido ayudadas. Queda muy bonito que pregone a bombo y platillo que decide traer a España a 600 inmigrantes y que les dé un permiso de residencia temporal, pero, lo más importante, ¿después quien les va a proporcionar vestuario y alimento? Está claro que usted no. Eso que lo haga Cáritas u otras ongs aunque su gobierno les niegue algunas subvenciones que necesitan.

Con este viajecito en avión que ha decido realizar, usted ha demostrado que le traen sin cuidado los intereses de los ciudadanos y menos aún los intereses de las personas que acogemos y que están en riesgo de exclusión social. Usted ha decidido alimentar su ego a costa del erario público y con ello ha incumplido de modo manifiesto los compromisos que nos vendió diciendo que pretendía regenerar nuestra democracia. Usted ha defraudado a los ciudadanos con esa errónea decisión. No sé cuánto tiempo va a permanecer en la Moncloa, pero creo que el proceso electoral estará próximo y al igual que ha ocurrido con el Sr. Rajoy, usted también tendrá que marcharse a su casa, aunque, claro, ya se marchará con el sueldo vitalicio de ex presidente. Quizá ese era su único objetivo para llegar a La Moncloa.  Lamentable.

 

 

Temas

Blog de Guillermo Díaz Bermejo

Sobre el autor

El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.


julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contenido Patrocinado