PREPOTENCIA PRESIDENCIAL | A las pruebas me remito - Blogs elcomercio.es

Blogs

Guillermo Díaz Bermejo

A las pruebas me remito

PREPOTENCIA PRESIDENCIAL

Estos días he visto de modo repetido en las redes sociales, dos videos y muchos comentarios sobre la actitud prepotente, arrogante y chulesca del presidente en funciones Sr. Sánchez, cuando fue a la clínica Quirón para visitar al Rey emérito don Juan Carlos.

En uno de los videos, se puede ver como llega un coche a las puertas de la clínica y de él, sin escoltas y sin ningún tipo de seguridad, sale el Rey Felipe VI que lo conducía, entre tanto qué por la otra puerta, como copiloto, sale la Reina Leticia. Nadie estaba allí para abrirles la puerta. El Rey muy sonriente, se dirige a los periodistas y reporteros gráficos que estaban allí y les hace algún comentario. Entre tanto, la Reina esperaba al lado del coche. Una vez dado este saludo, van camino de la puerta del hospital, donde les está esperando la directora del centro y el Rey, lejos de todo protocolo, cede el paso a su esposa y a la directora, que entran a los vestíbulos de la Quirón para llegar a los ascensores. En definitiva, una escena absolutamente sencilla, cordial, alejada del boato protocolario, sin escoltas y sin servicios de seguridad.

En el otro video se ve cómo se acerca a la clínica, el coche del presidente en funciones Sr. Sánchez. Había cuatro guardaespaldas esperando a su llegada. Al detenerse en coche, dos de ellos se acercan a las puertas y previa mirada de reconocimiento, de modo coordinado, abren las puertas para que los ocupantes no tengan que gastar sus energías en tamaño esfuerzo. Salen sin ni tan siquiera mirar a esos escoltas y menos aún, darles las gracias, algo que, sale de modo natural en las personas que tienen buena educación. Sin mirar a nadie, con una rigidez total, emprenden el camino hacia la puerta de entrada, donde, al igual que había ocurrido con la llegada del Rey, estaba la directora del centro esperando.

Detrás de Sánchez y su esposa, les sigue a pocos metros un fotógrafo de La Moncloa. Al llegar a la puerta y tras un frio saludo a la directora del hospital, aparece una amplia comitiva compuesta por ocho miembros del servicio de seguridad que van entrando guardando la espalda del presidente en funciones que entró el primero, que no cedió el paso ni a la directora ni a su esposa. Se llena el vestíbulo de fuerzas de seguridad y termina la exagerada escena. Contrariamente a la sencillez y discreción con la que llego el Rey, Sánchez mostró una exagerada escena de prepotencia, chulería, altanería y superioridad.

Lo cierto es que, vistos estos videos, ya no me sorprende absolutamente nada de todo lo que ha hecho desde que se hizo inquilino de la Moncloa, empezando por aquella afirmación suya de que la primera decisión que tomó al entrar en el palacio, fue ordenar el cambio del colchón de su cama.

La segunda decisión fue la de movilizar el Falcon (de ahí le nació el apelativo de Falconeti) para acudir al festival internacional The Killers de Benicasim, acompañado por su mujer. Tras el escándalo que provocó esta actuación, la vicepresidenta Calvo salió a la palestra para decir a los españoles que este viaje formaba parte de la agenda cultural del presidente. Por activa y por pasiva se le exigió al presidente que informara sobre los gastos que había representado ese viaje y la Moncloa se limitó a decir que esto forma parte de los secretos de estado y que, por ello, no se puede dar la información.

Ha de saberse que el aeropuerto de Castellón sólo permanecía abierto al tráfico aéreo, de miércoles a domingo entre las 10 y las 18 horas y que, por tanto, para recibir al avión del presidente, tuvo que movilizarse llamando al personal fuera de servicio para poder mantenerlo operativo. Además, de modo urgente hubo de enviarse a Castellón el coche oficial para poder recogerlo en las escalerillas del avión. Supongo que, además, al igual que ocurrió en la visita al Rey, se movilizarán ocho o diez escoltas, guardia civil, policía nacional, etc.etc.

Tras este despliegue del Falcon 900B y tras esas marketinianas o kenedianas fotos del presidente con corbata y sin americana, provisto de gafas de sol, hipotéticamente despachando con algún colaborador y con un papel encima de la mesa, nuestro presidente en funciones cogió gusto al artilugio y se transformó en un presidente de altos vuelos, que aparentaba tomar decisiones volando por encima de las nubes. Empezó a utilizarlo para acudir a un consejo de ministros, para una visita oficial o para unas vacaciones en Lanzarote.

Otro ejemplo de esta megalomanía, la tenemos cuando viajó en Ave a Granada para inaugurar la línea a esa capital. Ese viaje duraba tres horas, así que, para qué invertir tanto tiempo en el regreso. Se fleta otra vez al Falcon, llegas a Torrejón, allí te recoge el helicóptero SuperPuma y en una hora en casa. La justificación o excusa a ese viaje de vuelta fue que tenía una reunión inaplazable con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Un ejemplo mas es cuando voló a Logroño en el helicóptero Superpuma para asistir a una boda de un cuñado. Debía de ser muy guay aterrizar en el jardín donde iba a tener lugar la boda. Probablemente es menos guay haber movilizado a más de 50 efectivos.

Y, para terminar, tengo que referirme a esa otra fotografía que circuló y circula por las redes sociales, en la que se ve al presidente en la base aérea de Gando, cuando voló a Gran Canaria para ver los incendios que había en la isla. En principio pensé que era un falso montaje, pero hurgando, pude averiguar que era real. Una vez más, se erigió en super estrella, movilizó a un montón de efectivos de las fuerzas armadas, para que le rindieran pleitesía y se puso en la primera línea de la punta de flecha de esa foto. ¡menuda gracia les habrá hecho a los militares que, en vez de esas fanfarronerías, estaban ocupados y preocupados por la extinción de los incendios! Pero es igual, lo importante son los golpes de efecto del presidente en funciones.

Termino diciendo que esa altanería, prepotencia, altivez y ese desmedido ego del Sr. Sánchez, nos está costando muchísimo dinero a los españoles y que, en vez de ocupar su tiempo en practicar la egolatría, lo que debería de hacer, de una vez por todas, es tratar de llegar a acuerdos y empezar a gobernar, sin necesidad de ir a unas nuevas elecciones que también nos costarían mucho dinero. Los españoles necesitamos un gobierno estable y no un ególatra presidente en funciones que, por lo que parece, le traen sin cuidado los problemas de los españoles y los negros nubarrones que se ciernen sobre nuestra economía.

Temas

Blog de Guillermo Díaz Bermejo

Sobre el autor

El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.


septiembre 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30