Blogs

El hormigón y la memoria

Elogio horizonte, foto de Paloma Ucha

Elogio horizonte, Chillida, foto de Paloma Ucha

“Una sociedad que no reconoce su patrimonio, destruye su memoria, como el alzheimer”. Fernando Espinosa de los Monteros habla de hormigón con la misma pasión con la que otros lo han convertido en escultura o en edificio. Porque está empeñado en que se mire la arquitectura del siglo XX como el románico o el gótico. Quiere que de la misma manera que nadie discute que no se nos puede caer una catedral, hay polideportivos, hoteles y hasta gasolineras que tampoco deberían terminar en escombros. Fernando Espinosa de los Monteros es uno de los artífices de la lista Icomos, una selección de un centenar de elementos de todos los países de la Unión Europea que podrían considerarse como las ‘joyas’ de la arquitectura del siglo ya pasado. Ahora que tan de moda se ha puesto borrar del mapa todo lo que suene a ‘milnovecientostantos’, trabajos como el del Icomos deberían servir para que seamos capaces de mirarnos en nuestro propio espejo y construir sin destruir. Ahora que el ‘adanismo’ parece que ha venido para quedarse en todos los ámbitos posibles, ahora que tantos se erigen en descubridores de un nuevo mundo que solo tiene presente, es un gusto escuchar a profesionales que se involucran y hablan con pasión de conservar y de memoria. Porque sin eso no seremos más que peones en un ajedrez que ni siquiera nos pertenecerá. Seremos una sociedad con alzheimer.

Temas

por María de Álvaro

Sobre el autor


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031