DE AGAG A CAMPS SIN PASAR POR RAJOY | LARGO DE CAFE - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

DE AGAG A CAMPS SIN PASAR POR RAJOY

Al levantarse el secreto sobre parte del sumario del caso Gürtel salen a relucir muchos nombres de gente del PP o de personas con vinculación a ese partido. La estrella en las declaraciones de los encausados es Alejandro Agag, yerno del ex presidente Aznar, que según Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, habría abierto las puertas del PP a la cuadrilla de aprovechados. “El Bigotes”, atrabiliario personaje especialista en diálogos telefónicos de alto voltaje, organizó los actos políticos en que participaba Aznar, por indicación de Alejandro Agag. El conocimiento personal que facilita la cercanía en el trato, hizo que Ana Botella tuviera en gran estima a “El Bigotes”. Cuestión de gustos. Alejandro Agag aparece en los apuntes contables de la trama Gürtel.

El sumario consta de 17.000 folios, así que no cabe hacer un juicio medianamente sólido, con lo que sabemos, sobre las declaraciones de encausados y testigos. Los protagonistas de la trama Gürtel perdieron influencia en la cúpula del PP al llegar Mariano Rajoy a la presidencia del partido. A partir de entonces trasladaron su operativo al País Valenciano, al ponerse a trabajar para el Gobierno de Camps. Desde un punto de vista judicial esta conclusión es irrelevante, pero políticamente es de un gran interés. El sumario podría traer complicaciones o dañar la imagen de Aznar y su gente, y amenaza con perjudicar muy seriamente a Camps y a otros dirigentes del PP valenciano, pero Rajoy, Cospedal o Soraya Sáenz de Santamaría quedarían libres de sospecha. No me atrevo a decir que beneficie el contenido del sumario a Rajoy, pero si sabe soltar lastre, puede acabar saliendo reforzado.

A mi entender, el problema más grave no está en el contenido del sumario, sino en el abismo que se abre entre los dos grandes partidos. El goteo incesante de filtraciones sobre el proceder y las relaciones de los cabecillas de la trama Gürtel, bien sea desde ámbitos judiciales o policiales, no es un asunto baladí. No creo que los dirigentes del PP acaten las decisiones judiciales sin más. Me inclino a pensar que retomaran el discurso de Cospedal sobre el Estado policial, para defenderse del juicio público al que están siendo sometidos desde el pasado mes de febrero. En ese ambiente, dudo sobre la posibilidad de hacer pactos de Estado sobre la educación o sobre la energía.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor