Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

LAS DOS CONCLUSIONES DE LA JORNADA

Para evitar males mayores, el presidente de Cámara catalana aplazó la sesión de investidura. Roger Torrent no dijo que la desconvocaba, sino que la aplazaba. Y tuvo buen cuidado en ratificar que el único candidato que baraja el independentismo para gobernar Cataluña es Carles Puigdemont, que no piensa retornar a su tierra, pero sí quiere volver a presidirla. Los tres partidos independentistas asimilaron de forma diferente la decisión del presidente del Parlament. Los cuatro diputados de la CUP se manifestaron radicalmente en contra del aplazamiento y para demostrarlo ocuparon sus escaños a las tres de la tarde, momento en que estaba fijado el inicio de la sesión. Como son de izquierdas posaron con el puño en alto. Junts per Catalunya, el grupo liderado por Puigdemont, estuvo reunido para ver qué postura tomaba, aunque algunos de sus diputados fueron a la Cámara para ocupar simbólicamente durante un rato los escaños. Las huestes de ERC fueron más sensatas y aprovecharon el aplazamiento de la sesión, a mediodía, para comer.

Como ocurrió en todos los momentos estelares del ‘procés’ la gente se manifestó en la calle, rodeando al Parlamento. Caída la noche improvisaron una acampada de protesta. Los Mossos d’Esquadra quedaron desbordados. No es la primera vez que pierden el pulso de la calle. En esta materia el artículo 155 de la Constitución no vale para mucho, al menos tal como lo aplican Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría.

Desde una perspectiva política la jornada nos dejó dos conclusiones. El independentismo está dividido. En esa división la peor parte la lleva ERC que es abucheada por los manifestantes y vituperada por los diputados de Junts per Catalunya y la CUP. No esperaban los republicanos verse en esa situación. Imaginaban que las elecciones del 21 de diciembre les iban a dar el liderazgo del independentismo y nunca estuvieron tan en minoría como ahora. El resto de los ‘indepes’ –Junts per Cataluña, CUP y manifestanteshacen piña en torno a Puigdemont. El expresidente se ha convertido en el gran líder del independentismo. Desde Bruselas lanzó un mensaje muy inquietante para ERC: no hay otro candidato ni aritmética posible. Dicho con otras palabras: tiene en sus manos el bloqueo de la legislatura y amenaza con precipitar una convocatoria electoral que hundiría a ERC. Segunda conclusión: el presidente de la Cámara obedece al Tribunal Constitucional. La investidura se pone muy difícil.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031