LA FATIGA DEL LEGISLADOR | LARGO DE CAFE - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

LA FATIGA DEL LEGISLADOR

La Junta General del Principado ha aprobado la Ley de Transparencia, Buen Gobierno y Grupos de Interés tras una tramitación de cuatro años y medio. Así de diligente es nuestro Parlamento. En ese tiempo hemos visto de todo, menos cosas buenas. En un principio iba a haber una Ley de Transparencia y otra de Buen Gobierno, pero con el paso del tiempo se unificaron. Como el trámite parlamentario no avanzaba la unificación se quedó corta y se añadió el estrambote de los Grupos de Interés como hacen las naciones grandes al abrir un registro de lobbies. Si no se actúa con prejuicios, imagino que en la lista de los grupos de presión se abrirá un hueco para los sindicatos que fueron las organizaciones que mejor supieron influir en las instituciones asturianas en defensa de sus intereses y de la clase trabajadora sindicada. Como no creo que las corporaciones financieras o empresariales se apunten en dicha oficina, animo a la Mesa del Parlamento para que elabore un censo de expertos o influyentes, tomando como referencia a todos los que van a informar sobre las leyes al Parlamento. Hay algunos que se repiten tanto que puede formarse una categoría específica bajo la denominación de Grupo de Interés Unipersonal.

La Ley de Transparencia, Buen Gobierno y Grupos de Interés no pasará a la historia por el texto definitivo, sino por el proyecto mandado al Parlamento lleno de faltas de ortografía, errores de sintaxis y meteduras de pata de concepto, al poner el listón de las exigencias por debajo de la norma aprobada en el Congreso de los Diputados. Para qué va a legislar sobre algo una comunidad autónoma si la ley estatal es más estricta. El disparate fue reconducido por los servicios jurídicos de la Cámara, sin que nadie desde el Gobierno se hubiera ruborizado al ver que no quedaba renglón sin enmendar.

La norma todavía conserva alguna astracanada como la oficina anticorrupción que va a depender de un órgano de nueva creación llamado Consejo de Transparencia que velará por el cumplimiento de la legalidad. Me hubiera gustado más que se llamara Agencia de Transparencia, como hacen los de Hacienda. Dependiente de ese tinglado estará la oficina anticorrupción en espera de obtener el permiso para abrir la ventanilla de las delaciones anónimas. La vida de los asturianos seguirá por los mismos derroteros que hasta ahora; los poderosos seguirán con sus másteres. Con inventos como este, a base de ampliaciones, tachones y modificaciones, se pasa la legislatura.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


septiembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930