VUELTA DE TUERCA AL DESCRÉDITO | LARGO DE CAFE - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

VUELTA DE TUERCA AL DESCRÉDITO

Continúa el Gobierno de Pedro Sánchez deslizándose por el tobogán. La cuesta abajo empezó con la semana del máster de Carmen Montón («no todos somos iguales») y las famosas bombas de precisión, vendidas a Arabia Saudí, que solo matan a los malos. De la sacudida salió despedida la ministra de sanidad del Gobierno por plagio manifiesto y la ministra de Defensa quedó temblando. Ante el chorro de descrédito, Pedro Sánchez convocó a un grupo de paniaguados para presentar la norma que ponía fin a los aforamientos, con la idea de invertir la mala racha, y solo sirvió para que la atención mediática y parlamentaria se centrara en su tesis doctoral, con las revelaciones de los programas informáticos antiplagio. Otra vuelta de tuerca al descrédito. No hay dos sin tres. La ministra Dolores Delgado, que ya estaba tocada por considerar un «asunto particular» la defensa de Pablo Llarena ante la demanda interpuesta por Puigdemont, cometió el mismo error que Cristina Cifuentes y Carmen Montón: preguntada por sus relaciones con el ex comisario José Manuel Villarejo, contestó que no había tenido trato con él. Luego, matizó y distinguió entre trato profesional y personal, y cuando estaba en éstas salió la famosa grabación en la que habla del ministro del Interior, Grande-Marlaska, con un estilo homofóbico, dejando claro que prefiere trabajar con hombres («tíos») a hacerlo con mujeres («tías»). De todo ello tuvo que dar cuenta en el Senado donde la mayoría del centro-derecha le censuró.

A Pedro Sánchez le sorprendió este último lío en América del Norte, mientras que el escándalo de Carmen Montón le alcanzó en América del Sur. Solo las acusaciones de plagio de su tesis le pillaron en España. Quiero decir que a Carmen Calvo, y a los principales responsables del PSOE, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, les tocó improvisar una estrategia de defensa. Dejar caer al tercer ministro en 125 días supone un cuestionamiento colectivo del Ejecutivo, así que se dispusieron a defender a Delgado, aunque les supusiera enemistarse con sectores socialistas. A estas alturas es difícil saber si es un mero intento voluntarista o tienen margen para mantener viva a una ministra que ha demostrado desenvoltura para mentir y torpeza para explicarse. Una vez más, el Gobierno queda en manos de Pablo Iglesias que ha animado a Delgado a dejar la vida pública porque «hace daño a la mayoría parlamentaria que protagonizó la moción de censura» ¿Guillotina parlamentaria o indulto?

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


septiembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930