Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

EL MALESTAR DEL APARATO

En la dirección regional del PP, presidida por Mercedes Fernández, ha causado malestar las declaraciones de Teresa Mallada diciendo que confeccionará la candidatura autonómica en colaboración con el equipo de Pablo Casado y teniendo en cuenta la opinión de la dirección regional. El aparato asturiano tira de normativa y hace valer que le corresponde la competencia sobre las listas al Principado y ayuntamientos. En materia de candidaturas, Pablo Casado solo puede elegir al aspirante a la Presidencia de la comunidad autónoma y al que opta a la Alcaldía de Oviedo.

Imagino que el malestar está más relacionado con el descabalgamiento de ‘Cherines’ que con la defensa de la competencia sobre las listas. No es fácil digerir el veto alzado en Madrid. No me cabe la menor duda de que las candidaturas se harán o supervisarán desde la capital de España. En ellas no jugará ningún papel la dirección asturiana que ha quedado políticamente desautorizada con el rechazo a la lideresa. Las listas siempre las controló el secretario general del partido desde su despacho en la sede de Génova, poniendo o quitando nombres siguiendo personales criterios de oportunidad. Todo esto lo conoce con detalle Mercedes Fernández. En esta ocasión no será distinto. Como todo sucedió tan deprisa, los dirigentes próximos a ‘Cherines’ todavía no han tenido tiempo de reubicarse. Hablan como si no hubiera pasado nada, cuando su mandato ha quedado instalado en la provisionalidad. Si la presidenta sigue en su cargo es porque se avecinan cambios tan profundos, a partir de la entente con Foro, que no merece la pena poner a otra persona en el puesto para tan poco tiempo. Si de la queja ‘sotto voce’ pasan a la protesta en público tendrán el mismo destino que tuvieron las direcciones locales del PP que chocaron con Mercedes Fernández.

En el colmo del despiste, desde el entorno de la ‘lideresa’ manifiestan que «si esta es la actitud, mal vamos». Son ellos los que deben cambiar de actitud si quieren conservar durante unos meses la poltrona. Es penoso ocupar cargos de dirección en una organización y desconocer cuáles son las pautas reales de funcionamiento en ella.

Casado no ha inventado nada. Ha heredado una forma de funcionar que viene de muy lejos, de los tiempos de Fraga Iribarne, el cuaderno azul de Aznar y los silencios interesados de Rajoy. Si Dolores de Cospedal o Soraya Sáenz de Santamaría hubiesen ganado la batalla por el liderazgo los códigos internos tampoco habrían cambiado.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


enero 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Contenido Patrocinado