Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

INFORME PARA CASADO

Juan Carlos Vera, directivo del PP, se desplaza a Asturias para chequear la salud de la organización de su partido. En su agenda tiene previsto entrevistas individuales con los diputados de la Junta General del Principado y con los alcaldes. La estrategia del confesionario: citas tête-à-tête con los principales cargos públicos de su partido para hacerse una idea lo más exacta posible de lo que está pasando. Como imagino que Vera tendrá algún tipo de experiencia en estos asuntos, sabrá que sus interlocutores no tendrán como prioridad decir toda la verdad, sino dar una versión en la que ellos salgan bien parados y sus enemigos condenados. La baza del inspector consiste en provocar los desahogos emocionales en las entrevistas personales y a partir de las emociones reconstruir el drama del PP regional, un partido que tiene escrita sobre su espalda la historia más triste de todas las historias de partido que han habitado la política regional.

Cuando llegó Pablo Casado a Oviedo para respaldar ante la militancia a Teresa Mallada como nueva candidata del PP a la Presidencia del Principado, se escenificó ante los principales dirigentes del PP la incompatibilidad personal entre Mercedes Fernández y Teresa Mallada: ni una mirada, ni una palabra, ni un asentimiento. Pura indiferencia. Si te vi no me acuerdo. En estas líneas tuve la ocasión de escribir que esa disfunción debería resolverse en quince días, si el PP regional quería construir un proyecto vendible ante los electores. No fue así. La falta de sintonía, por no decir el vacío en torno a la nueva candidata autonómica, es evidente. En Gijón, como por ensalmo, a los miembros de la Junta Local del PP se les ha ocurrido organizar un casting para elaborar la candidatura municipal. Hay que ser muy ingenuo para creer que esa idea brotó espontáneamente de Mariano Marín. En paralelo, se produjo la dimisión de Ruth Beitia, como candidata a la Presidencia de Cantabria, y la increíble decisión de la dirección de Casado de reemplazarla por Sáenz de Buruaga, la presidenta del PP de Cantabria que se había defendido con uñas y dientes para evitar ser desplazada por Ruth Beitia. Si en vez de mandar en Génova el joven equipo de Casado hubiera políticos con experiencia, ponen antes de candidato a un guarda de Cabárceno que repescar a Buruaga.

Todo esto dio alas a la ‘contra’ de Mallada. Tras la sesión de confesionario, el inspector elevará un informe para Casado que concluirá con amonestación verbal. La última.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


febrero 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728