Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

APARIENCIA Y REALIDAD

Dentro de la atípica ronda de contactos con colectivos sociales, Pedro Sánchez se entrevistó con los secretarios generales de CC OO y UGT y, luego, con los presidentes de CEOE y Cepyme. Primero sindicatos, después patronales. Ni juntos ni revueltos. A diferencia de otros encuentros que se celebraron de manera informal, Pedro Sánchez citó a tan ilustres interlocutores en su despacho oficial de la Moncloa. Unai Sordo (CC OO) y Pepe Álvarez (UGT) no quieren ni oír hablar de repetición electoral. La izquierda ganó las elecciones y la izquierda debe gobernar. No se posicionan sobre la fórmula de la gobernabilidad y evitan dar su apoyo al gobierno de coalición o a un gobierno monocolor con respaldo parlamentario. Urgen a PSOE y Unidas Podemos a ponerse de acuerdo para derogar, ya, la reforma laboral y mandar a la papelera el factor de sostenibilidad de las pensiones. Hay que borrar hasta la más leve huella del paso de Rajoy por el BOE. Quieren más gasto social, por supuesto. Antonio Garamendi (CEOE) y Gerardo Cuerva (Cepyme) no son tan expeditivos. Desean el acuerdo de los partidos constitucionalistas, porque, según ellos, España ha pedido moderación. No consideran que la repetición electoral sea un drama. Los discursos de sindicalistas y empresarios son válidos para Sánchez. Los primeros quieren la unidad de la izquierda y los segundos desean el entendimiento del PP y Ciudadanos con el PSOE. Por ambas cosas ha clamado, repetidamente, el presidente del Gobierno.

La entente con las organizaciones sociales está muy bien, pero la investidura se dirime en el Congreso de los Diputados. No tiene mucho sentido trabajar a tres turnos con los colectivos sociales, en agosto, y aplazar los contactos con Unidas Podemos que tiene en sus manos la llave de la gobernabilidad. Otra cosa es que detrás de tanta parafernalia solo quiera el presidente en funciones ganar la batalla de la imagen, como estadista capaz de tejer acuerdos con todo tipo de colectivos, menos con grupos sectarios como Podemos. El partido morado se lo pone fácil. No se vislumbra ninguna contraofensiva. La dirección bicéfala está de baja materna y paterna, y el resto sestea, con la excepción de Echenique que en el cuadrante le pusieron guardia. Mala suerte.

Mientras la discusión sobre investidura no vuelva a ser cosa de diputados, habrá más apariencia que realidad. A Sánchez se le ve seguro. Sabe que está en un juego de gana-gana: investidura o victoria electoral más amplia.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


agosto 2019
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031