EL RIESGO ELECTORAL | LARGO DE CAFE - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

EL RIESGO ELECTORAL

Adrián Barbón afirma que hay «riesgo cierto de elecciones». El presidente asturiano coincide con Pedro Sánchez a la hora de analizar la coyuntura política. Hablar de riesgo electoral es una novedad. En España la convocatoria de comicios nunca se vivió como un peligro o una amenaza, a no ser que el comentario estuviera referido a algún partido político concreto que no estaba preparado para enfrentarse a las urnas. No es el caso. Barbón habla de un riesgo que nos atañe a todos, políticos y ciudadanos, como si la cita electoral fuera una amenaza para la sociedad. Así es. Serían las cuartas elecciones generales en menos de cuatro años. Una situación indeseable que refleja la crisis institucional en la que estamos instalados, con legislaturas breves, escasísima aprobación de leyes, proyectos presupuestarios desnortados -fruto de negociaciones con varios partidos de distinta ideología y, en ocasiones, rechazados por el plenario de diputados. La convocatoria electoral confirmaría el bloqueo institucional, una mala noticia, sin lugar a dudas.

Todo está pendiente de la capacidad de entendimiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Hay gente que se escandaliza de que, fruto de la negociación, los chicos de Podemos se pongan al frente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. A mí lo que me asombra es que PSOE, PP y Ciudadanos no sean capaces de tener sentido de Estado para pactar cuatro cuestiones fundamentales (Cataluña, pensiones, deuda, impuestos) y permitir que gobierne el que ganó las elecciones. La cerrazón de Pablo Casado y Albert Rivera está inspirada en la negativa de Pedro Sánchez, en 2016, a la investidura de Rajoy. La cerril doctrina del ‘no es no’ se ha apoderado de los partidos constitucionalistas y deja que 46 millones de españoles queden al albur de los que decidan políticos como Iglesias, Junqueras, Ortuzar u Otegi. ¿Cabe una muestra de irresponsabilidad más grande? Unos señores que recurren a juegos de palabras para evitar el acatamiento incondicional a la Constitución son los que tienen en sus manos la gobernabilidad de la nación.

Soy más optimista que Adrián Barbón y Pedro Sánchez. Creo que Pablo Iglesias se va a acoger a algún argumento artificioso para evitar la convocatoria electoral. No lo hará por España sino por su futuro, ya que un mal resultado en las urnas le acarrearía la caída del pedestal. Lo sustituiría cualquier podemita, menos Irene Montero. Un alivio, pero el problema de fondo permanece.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


septiembre 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30